Despliega el menú
Zaragoza

Detenido en Huesca el presunto autor del crimen de la calle Princesa de Zaragoza

El joven, de 17 años, tiene antecedentes policiales. Según un testigo, apuñaló a la víctima por detrás.Los agentes también investigan si el agresor pertenece a alguna banda de delincuencia latina.

Sami Hamidi, de 20 años, fue apuñalado el 18 de noviembre de madrugada en la calle Princesa.
Lugar en el que se produjo la supuesta pelea que acabó con la muerte del joven
Oliver Duch

El Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía Nacional detuvo este lunes por la tarde en Huesca a un menor de 17 años, un zaragozano que tiene antecedentes policiales, como presunto autor de la puñalada mortal a Sami Hamidi, un argelino de 20 años nacionalizado español, en la calle Princesa el pasado domingo.

Los agentes tenían identificado al supuesto agresor por los testimonios recogidos entre los testigos del suceso, entre ellos la novia de la víctima y la amiga que iba con ellos. Responde a las iniciales F. G. y se había refugiado en la capital oscense, donde al parecer tenía una pareja. Su arresto se produjo cerca de la plaza de toros cuando lo reconocieron.

La novia del fallecido, A. C. N., y una amiga suya, que vieron lo ocurrido, relataron a los agentes de Homicidios que "no hubo pelea" previa y el presunto culpable de la puñalada "le atacó por detrás, en la pierna, a la altura de la femoral". Según su versión de los hechos, una vez que le pinchó le retó a pelear a puñetazos mientras ya se desangraba. Además, precisaron que el arma blanca que esgrimió fue un machete.

"Llamé a la ambulancia a las 4.29 y tardaron en venir media hora, a las 5.05. Sami se desangró, aunque le hicieron un torniquete y la Policía llamó otra vez a la ambulancia", lamentó ayer A. C. N., de 19 años y muy afectada, mostrando las llamadas que hizo desde su móvil. El entonces herido fue trasladado al hospital Clínico y falleció poco después, a pesar de las transfusiones de sangre que recibió. "El doctor nos dijo que iba a intentarlo, pero no lo logró", apuntó su novia.

El machetazo se produjo cuando Sami, su pareja y una amiga de esta se dirigían hacia la discoteca Trópico, en la calle Dato. "Nos íbamos a tomar la última copa, pero no llegamos allí porque le embistió por la espalda", detalló la compañera del fallecido. Llevaban seis meses juntos y vivían en la casa de ella.

Al parecer, Sami y sus amigos conocían al detenido. De hecho, podría haber mantenido un desencuentro con él hace unas semanas, aunque no tenían ninguna relación especial entre ellos. Los amigos del joven argelino se enteraron después de lo ocurrido de que el arrestado podía estar ligado a la banda latina DDP (Dominican Don’t Play), un grupo juvenil violento que suele encargar a menores que cometan una agresión como una prueba para integrarlos. La pareja de la víctima relató que escuchó a algún acompañante del presunto agresor gritar: "Mátalo, mátalo". "Ahora queremos que se haga justicia", reclamó la novia. Acerca de su probable pertenencia a esta banda latina, fuentes policiales confirmaron que están investigándolo.

Un grupo de amigos de Sami Haidi confeccionó un altar con velas con su nombre y en forma de corazón la noche del domingo en el parque de Miraflores, a escasos metros del andador de Luis Puntes. Fue su forma de recordarle en el lugar donde se reunían y quedaban muchos fines de semana para pasar el rato, oír música y hasta hacer barras en unos aparatos cercanos. Algunos de ellos son chavales del barrio de San José, donde vivía Sami, y lo conocían desde que tenía 12 años.

Sami Hamidi tenía dos hermanos mayores y una pequeña, a la que solía ir a buscar al colegio. El entierro tendrá lugar este martes a las 11.30 en el cementerio árabe de Torrero.

Etiquetas
Comentarios