Despliega el menú
Zaragoza

La Policía busca esclarecer el crimen del joven acuchillado este domingo en Zaragoza

La Policía busca a varias personas que podrían estar involucradas en los hechos, aunque no se ha practicado ninguna detención. La agresión fue hacia las 4.00, cerca de las discotecas de la calle de Dato.

Confluencia de la calle Princesa con Cortes de Aragón
Confluencia de la calle Princesa con Cortes de Aragón
Oliver Duch

Un joven de 20 años murió este domingo tras ser acuchillado en el transcurso de una pelea que se registró de madrugada en la intersección de las calles Princesa y Cortes de Aragón, en la zona centro de Zaragoza. De momento, la Jefatura Superior de Policía de Aragón no ha informado de ninguna detención por estos hechos.

El joven fallecido responde a las iniciales S. H., es vecino de Zaragoza y tiene ascendencia argelina, según informó la delegación del Gobierno en Aragón. Las mismas fuentes detallaron que el apuñalamiento se registró hacia las 4.30. Una persona llamó al teléfono de emergencias de la Policía Nacional para avisar de que en la calle Princesa un grupo de jóvenes se estaba peleando.

Varias patrullas se trasladaron al lugar del enfrentamiento y cuando llegaron solo encontraron a un joven que estaba tendido en el suelo a la altura del número 1 de la calle Princesa y sangraba abundantemente. Con él había dos chicas sumidas en un gran estado de nerviosismo, según pudo saber HERALDO a través de testigos presenciales de lo ocurrido.

Acompañado por dos chicas

Los agentes de la Policía Nacional encontraron a los tres jóvenes cobijados en el pequeño zaguán de un antiguo centro de estética que tenía la persiana a medio levantar. Al parecer, una de las chicas era la pareja sentimental del joven asesinado.

La ambulancia de los Bomberos de Zaragoza llegó al lugar cuando los policías nacionales que habían acudido a atender la llamada de emergencia estaban intentando reanimar al herido y tranquilizar a sus acompañantes, a la vez que intentaban recabar datos de lo sucedido para poder localizar al atacante o los atacantes. Los sanitarios del 080 lograron estabilizar a la víctima y la introdujeron en la ambulancia para trasladarla al hospital Clínico de la capital.

Debido a la gravedad de los cortes que presentaba, la víctima murió durante la evacuación y no llegó a ingresar en el complejo sanitario, de acuerdo con fuentes oficiales.

Hacia las 10.00, los especialistas de la Policía Científica se desplazaron hasta las puertas del local comercial donde se desplomó el joven para tomar evidencias y huellas que ayudaran a esclarecer el caso. La investigación del Grupo de Homicidios ha sido declarada secreta y este domingo la Policía no facilitó más detalles porque el autor o autores de la agresión mortal no han sido identificados.

Los investigadores tienen claro que la pelea que desembocó en el apuñalamiento había varias personas involucradas, además de las chicas que localizaron junto al herido. A menos de 10 metros del lugar de la pelea hay una joyería que tiene una cámara de videovigilancia apuntando hacia la calle, por lo que es previsible que la escena del crimen haya quedado grabada.

Este domingo por la mañana, al joven se le practicó la autopsia en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA). No ha trascendido ningún detalle del informe del forense. De las primeras diligencias se ha hecho cargo el Juzgado de Instrucción número 8 de la capital aragonesa, que estaba de guardia en el momento en el que se produjo la agresión mortal.

Indignación vecinal

Los vecinos de la calle Princesa y de otras adyacentes se mostraron este domingo por la mañana consternados por lo sucedido en el barrio. La mayoría se enteraron del apuñalamiento por la mañana a través de la prensa. Algún residente oyó gritos y sirenas de madrugada pero, según apuntaron, no le dieron importancia porque los fines de semana las peleas son habituales en esta zona de la ciudad, donde hay numerosos bares.

Todos señalaron a dos discotecas situadas en la calle de Dato, a apenas 100 metros del lugar en el que murió el joven argelino como foco de las riñas que se producen en el barrio las madrugadas de sábados y domingos. "Hemos mandado escritos al Ayuntamiento de Zaragoza y llamamos a menudo a la Policía, pero nada cambia", comentaron varios vecinos que prefirieron mantenerse en el anonimato "para evitar problemas".

Etiquetas
Comentarios