Despliega el menú
Huesca

los presupuestos del 2020

Los recortes presupuestarios de la Diputación llegarán también a Pirineos Sur y a las carreteras

Las cuentas se ven condicionadas de nuevo por el gasto en el servicio de bomberos y la imposibilidad de disponer de los 45 millones de euros de ahorro.

Pleno celebrado este jueves por la Diputación de Huesca.
Pleno celebrado este jueves por la Diputación de Huesca.
Diputación de Huesca

Unos presupuestos "restrictivos" marcados por los recortes. Por segundo año, la Diputación de Huesca ha diseñado unas cuentas condicionadas por la puesta en marcha del Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento, con una plantilla de 114 personas, una competencia que la Comunidad Autónoma le forzó a asumir con el respaldo de los tribunales, lo que le está obligando a rebajar otros gastos.

El presupuesto de 2019 fue de 72 millones de euros, el mismo que en 2018, pero hubo que hacer recortes de casi 2 millones para cuadrar las cuentas. Este lunes, el equipo de gobierno socialista presentará las del 2020 al resto a los grupos políticos, con un montante similar y nuevamente aplicando las tijeras. La campaña escolar de esquí, que viene financiando la Diputación en solitario desde hace casi 30 años, no será la única partida sacrificada para ajustar los números.

Los recortes llegarán también a los festivales de verano, que han sido emblema de la Diputación, y más concretamente a Pirineos Sur, la estrella de la programación cultural, con una rebaja importante. La propuesta del equipo de gobierno socialista pasa por mantener las ayudas a las actividades culturales de los ayuntamientos pero reduciendo las propias. También la partida de mejora de los accesos a los núcleos rurales se verá mermada.

Ahorros que no se pueden tocar

Y todo ello ante la imposibilidad de recurrir a los remanentes de tesorería, es decir al dinero ahorrado en los bancos, que al cierre de la liquidación del 2018 ascendía a 45 millones de euros. La Ley de Estabilidad Presupuestaria impide tirar de estos fondos y además limita el techo de gasto.

El servicio de bomberos, que tendrá que esperar al verano para estar operativo por los recursos judiciales a las oposiciones, se lleva de nuevo 8,5 millones de euros. Además, hay una partida de 1,2 millones del convenio con las comarcas para reforzar los parques actuales de extinción de incendios hasta que se transfieran definitivamente las competencias; así como algunas inversiones: una autoescala (800.000 euros) o las primeras obras para acondicionar el centro operativo (300.000 euros).

Las limitaciones presupuestarias en partidas de competencias impropias, es decir, que no son responsabilidad directa de la Diputación Provincial, serán "generalizadas", advierten desde el equipo de gobierno, "porque hay que pagar a los bomberos".

El asunto salió a relucir en el último pleno, el pasado jueves, cuando el portavoz del Partido Popular, Gerardo Oliván, se interesó en el turno de ruegos y preguntas por si definitivamente se podría sacar adelante la campaña escolar de esquí, en vista de las fechas. En su opinión, el gasto en los parques de extinción no justifica el recorte, porque los presupuestos del 2019 incluyeron ambas partidas.

En su respuesta, el presidente, Miguel Gracia, aludió, además de a las dificultades económicas, a las de contratación, ya que la nueva ley puede alargar los procedimientos para adjudicar, por ejemplo, los alojamientos de los escolares, en caso de un recurso, hasta más allá de la temporada.

Respecto a lo primero, reconoció que "habrá que dejar caer cosas", sobre todo competencias delegadas. Y aunque es cierto que se han acometido inversiones que son responsabilidad de otras instituciones, como la ampliación del instituto de Castejón de Sos, "existen prioridades". En cuanto a la campaña escolar de esquí, en su opinión, "quien debe tirar del carro son otros", en alusión a la DGA.

Gracia reiteró la petición hecha en otras ocasiones sobre la necesidad de cambios legislativos para flexibilizar el techo de gasto y premiar a las administraciones que hacen los deberes. "No pido subvenciones del Estado sino que nos dejen gastar nuestros ahorros", señaló el presidente, solicitud que ha trasladado a la Federación Española de Municipios y Provincias. Interpeló al PP para que "aprieten ustedes a los suyos y nosotros apretaremos a los nuestros", en referencia a las cúpulas de ambos partidos.

Las diputaciones de Zaragoza y Teruel también sufragan el gasto de los bomberos, pero Gracia se quejó de que cuentan con más presupuesto: la de Zaragoza, 155 millones, y la de Teruel, 58, aunque esta tiene el respaldo del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite), que por ejemplo financió un nuevo parque.

Etiquetas
Comentarios