Despliega el menú
Huesca

La Diputación pagará la ampliación del instituto de Castejón de Sos para mantener el bachillerato

El presidente de la DPH dice que "no hay duplicidad de competencias" pero el PP considera "sangrante" que la DGA no aporte un euro tratándose de una infraestructura educativa. El Ayuntamiento justifica que antes los alumnos iban a Huesca internos, con un gasto de 500 o 600 euros al mes.

El director del instituto –izquierda– y el alcalde delante de uno de los barracones.
La Diputación pagará la ampliación del instituto de Castejón de Sos para mantener el bachillerato
Ángel Gayúbar

La Diputación de Huesca financiará la mayor parte de los 455.000 euros que va a costar la ampliación del instituto de Castejón de Sos para poder mantener los estudios de bachillerato, estrenados este curso. La corporación provincial ha incluido una partida de 300.000 euros en sus presupuestos de 2017 y el resto del dinero lo aportará el Ayuntamiento. Ninguna de las dos administraciones tiene competencias en infraestructuras educativas.

Veintiún alumnos de distintas localidades del valle de Benasque cursan 1º de bachillerato en Castejón de Sos, de momento ocupando dos aulas prefabricadas cuyo coste, 100.000 euros, asumió el Ayuntamiento. Cuando la consejería aceptó implantar este nivel educativo, fue con la condición de que el consistorio se hiciera cargo del espacio.

"Hasta ahora tener un chico de este valle estudiando en Huesca, entre desplazamientos y el internado en la residencia del instituto Pirámide, suponía para las familias un gasto mensual de entre 500 y 600 euros, que algunos no se pueden permitir", señaló el alcalde, José Manuel Abad, justificando la necesidad de hacer un esfuerzo para contar con estos estudios. Aunque el instituto más cercano es Graus, no existe transporte diario ni infraestructura de alojamiento para estudiantes (los de Cerler están a más de una hora de viaje de allí). Otro aspecto importante destacado por el alcalde es el desarraigo de los jóvenes con su entorno a edades muy tempranas.

En el mismo sentido, el presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, aun reconociendo que no es competencia de esta institución, declaró que "si en ese valle existe una demanda, debemos atenderla". "Nuestra obligación es apoyar a las zonas rurales y si la administración competente no llega, hacemos un esfuerzo. No es duplicidad, intentamos suplir las carencias de otros. Aunque no sea de nuestra responsabilidad, resulta fundamental para el territorio"."Es sangrante", dice el PP

El grupo del PP en la corporación provincial presentó una enmienda a los presupuestos planteando que al menos el Gobierno de Aragón cofinanciara la inversión. "Nos parece bien que la Diputación apoye el proyecto, porque resuelve un problema. En ese valle se necesita un instituto, y además nos parece adecuado el emplazamiento en Castejón de Sos, pero no que sea la Diputación la única que financie una inversión de ese tipo, cuando la competencia directa es del Gobierno de Aragón", explicó el portavoz, José Antonio Lagüens. Y si es "sangrante" que aporte el dinero la Diputación y no la DGA, "más sangrante es que lo ponga un ayuntamiento", añadió.

Según argumentaron fuentes del departamento de Educación, el compromiso adquirido en su día fue poner en marcha el Bachillerato y dotar de profesorado al centro, pero se acordó con el Ayuntamiento de Castejón que este se haría cargo de la adaptación de espacios.

El alcalde, por su parte, justificó la petición de ayuda a la Diputación porque la administración local carece de recursos suficientes y además se trata de un equipamiento que da servicio no solo al municipio de Castejón sino a todo el valle.

Para poder empezar el curso en septiembre, tuvo que ir a buscar los barracones hasta Sevilla. La próxima construcción de ocho nuevas aulas solucionará las necesidades de espacio, afirmó el responsable municipal, quien se mostró agradecido tanto al departamento de Educación por autorizar la nueva etapa como a la Diputación por ayudar a financiar la infraestructura, evitando así un gasto a las familias y largos viajes a los chicos.Un arranque "excelente"

El director del instituto, José Manuel Carreras, valoró positivamente los tres primeros meses de implantación. En buena medida, recalcó, por la "excelente" sintonía con la dirección provincial de Educación, que ha adecuado el cupo de alumnos a las necesidades del centro, lo que está permitiendo impartir los bachilleratos de Ciencias y Humanidades y Ciencias Sociales "con todas las optativas de opción".

El curso comenzó "sin retrasos" porque se contaba con la plantilla íntegra y el Ayuntamiento había habilitado los barracones como una alternativa provisional a la necesaria ampliación del instituto. "Están perfectamente equipados, con pizarras digitales y proyectores, un buen aislamiento y calefacción y no soportan ruidos molestos que pudieran dificultar las clases", señaló el director. Comentó que no ha habido ninguna queja, entre otras razones porque toda la comunidad educativa es consciente de que se trata de una solución provisional.

Etiquetas
Comentarios