Despliega el menú
Huesca

Huesca

Colegios y empresas empiezan a organizar la semana de esquí tras frenar la DPH la campaña escolar

Fapar ha pedido a la Diputación de Huesca el mantenimiento de este programa, que está en el aire porque hay que afrontar el pago del servicio provincial de bomberos.

Escolares participantes en la campaña de esquí del curso pasado en la estación de Astún
Escolares participantes en la campaña de esquí del curso pasado en la estación de Astún
Javier Blasco/DPH

La Diputación de Huesca espera la respuesta del Gobierno de Aragón para concretar si este invierno subvencionará o no la campaña de esquí escolar, un programa que se desarrolla desde hace 22 años y cuya continuidad peligra por falta de recursos, ya que la administración altoaragonesa tiene que destinar fondos al servicio provincial de bomberos que ha asumido.

Ante esta situación, las amypas de algunos colegios de Huesca y empresas del sector han empezado a organizar por su cuenta esta campaña, que el curso pasado permitió llevar a la nieve a casi 1.500 alumnos de 40 centros de 21 localidades de la provincia y a otros tantos con programas de ayuntamientos y comarcas. La Diputación concedió un ayuda de 100 euros por escolar, que es la subvención que ahora está en aire. En el último pleno, a instancias del PP, la institución aprobó por unanimidad una moción para instar a la DGA a incluir esta actividad en el sistema de becas para que familias con rentas más bajas puedan seguir mandando a sus hijos a esquiar cinco días.

La Federación de Padres Fapar se ha dirigido a la Diputación de Huesca para solicitar la continuidad de la campaña, pero aún no ha recibido contestación. Ante el silencio de unos y otros y la premura de tiempo, profesores, padres y empresas buscan la fórmula para mantener el programa.

Javier Moscoso, del grupo Velarta, en Cerler, explica que ya se ha ofrecido a los colegios la misma actividad que se hacía hasta ahora. Se trata de un paquete con todo incluido (clases de esquí, equipo, forfait, pernocta, comida, autobús, seguros y visitas culturales) que tiene un coste de 395 euros y que, al carecer de los 100 euros de subvención, hay que abonar al completo.

Para aminorar el gasto, desde Velarta han propuesto a los padres una especie de lotería. «Ofreceremos a cada niño unos 30 boletos para vender con distintos números y si los cuatro últimos coinciden con el gordo de la Lotería de Navidad tendrá premio. Hay 30.000 boletos y cada 1.000 entregamos un equipo de esquí», dice Moscoso. Cada escolar puede conseguir 90 euros.

Esta solución se ha presentado a las amypas de algunos centros en Huesca, como Juan XXIII y San Vicente. «Es un tema de la empresa para paliar lo de la subvención porque si al final se dice oficialmente que no hay ayudas, tenemos que ofrecerle el servicio a los niños», comenta.

Ángela Puyuelo, presidenta de la amypa de Juan XXIII, señala que no se sabe qué aceptación tendrá la propuesta de Velarta en el colegio, donde este curso hay unos 140 niños de 5º y 6º de primaria, que son los beneficiarios de la campaña. «No todo el mundo está de acuerdo con lo de la lotería, pero la gente ha empezado a animarse», apunta.

La portavoz de los padres manifiesta que Aramón también les ha hecho llegar paquetes de esquí para sus estaciones. Desde el grupo aragonés de la nieve explican que a los colegios que van cada año y a los que solicitan presupuesto, se les facilitan propuestas con diferentes precios según el calendario y los servicios. 

Incertidumbre

Puyuelo señala que ante este silencio «estamos expectantes». «Pero las estaciones no pueden esperar más y nosotros nos hemos puesto en marcha», añade. El año pasado fueron entre 40 y 50 niños los niños de Juan XXIII que participaron en la campaña. También han empezado a moverse en el albergue Buenavista de Canfranc. Su responsable, José Luis Oliva, indica que ofrecen un paquete de esquí a los siete centros que estuvieron allí el año pasado con 225 niños, que fueron a Astún y Candanchú. El precio ronda los 375 euros, «ya que los padres han dicho que intentemos mantener las 18 horas de clase».

Oliva insiste en que Diputación no ha anunciado oficialmente que no subvencionará la campaña «y el problema es que hay mucha gente esperando y si lo dice muy tarde y es que sí, los calendarios estarán ya organizados». Asimismo, comenta su extrañeza por la situación, ya que «en junio tuvimos una reunión con la DPH para trabajar la campaña de cara a este curso y, de repente, se dijo que no se hacía».

En el albergue El Pueyo de Jaca (Panticosa) Antonio Quintanilla dice que «se están preparando las propuestas, pero es una incertidumbre porque no se sabe fijo si la DPH subvenciona o no». En su opinión, al desaparecer esta ayuda «el esquí quedará restringido a quien pueda pagarlo» y cien niños que llegaban cada semana es algo que se notaba en toda la zona.

Etiquetas
Comentarios