Aragón
Suscríbete por 1€

encuesta sobre intención de voto en Aragón

El PP ganaría las elecciones, pero el Gobierno dependerá de pactos con múltiples partidos

Lambán solo podría repetir cuatripartito con el apoyo de Cs o Teruel Existe, que entraría con tres diputados. La derecha lograría mayoría absoluta, aunque el PAR ya rechazó hace tres años depender de Vox.

Loading...

El PP ganaría las elecciones autonómicas en Aragón si se celebrasen mañana, aunque sería por la mínima y en un escenario con tal atomización del voto que la gobernabilidad dependería de pactos con múltiples partidos. El desgaste de la crisis de la pandemia, agravada ahora con la escalada de precios provocada por la guerra de Ucrania, apenas pasa factura al PSOE, pero el presidente aragonés, Javier Lambán, solo podría repetir al frente del cuatripartito en caso de sumar también el apoyo de Ciudadanos o de Teruel Existe, que entraría en las Cortes con tres diputados.

La encuesta realizada por A+M para HERALDO fija un horizonte político complicado para alcanzar la mayoría absoluta en la primera votación para la investidura. A priori, el bloque de la derecha contaría en estos momentos con los 34 escaños necesarios, pero esta opción ya fue descartada por el PAR hace tres años por su negativa a depender de Vox. Pero siempre cabría que en una segunda votación sumaran más síes que noes tanto el candidato conservador, aún por decidirse, como Lambán.

Lo que está claro es que el panorama está más abierto que nunca con la irrupción de Teruel Existe y la gobernabilidad ya no quedaría solo en manos del partido que ha marcado el signo político de la DGA en los últimos treinta años, el PAR. Este papel lo compartirá ahora con Ciudadanos y Teruel Existe, que en un momento dado podrían sumar juntos con la izquierda o con la derecha, sin hacer falta incluso los aragonesistas.

El sondeo también evidencia el cambio de ciclo para el PP. Si en 2019 se tuvo que conformar con 16 diputados, ahora se convertiría en la formación más votada con casi un tercio de las papeletas, que le permitiría contar con 24 representantes. Sin embargo, no podría emular la fórmula de Castilla y León y formar una coalición solo con Vox, ya que no crecería lo suficiente (pasaría de 3 a 5 diputados) aun siendo el tercer partido más votado. Y esto se convertiría en un elemento diferenciador por la clara referencia que tiene el votante de derechas en Aragón con el liderazgo del nuevo presidente autonómico del PP, Jorge Azcón. De hecho, es el segundo político más conocido, con un 91,6%, y el cuarto más valorado, con un 5,21.

A diferencia de la situación en Zaragoza, su tirón y el de Alberto Núñez Feijóo como nuevo presidente nacional aún no se hacen notar en la intención de voto autonómico, dado que el PP solo sube un punto y un escaño respecto a la encuesta de hace un año.

Mientras, el PSOE solo cedería dos décimas, suficientes para que con un 30,6% bajara de 24 a 23 diputados. Y aguanta el envite, en buena medida, gracias a que el presidente, Javier Lambán, es el líder mejor valorado, con un 5,38, y el más conocido, hasta llegar al 97,9% de los encuestados. De hecho, lo que truncaría sus opciones de ganar las elecciones es la llegada de Teruel Existe, dado que los socialistas pasan de 6 a 4 diputados en esa provincia.

CHA, el único socio que aguanta

El único socio del cuatripartito que lograría mantener intacto su grupo parlamentario de tres diputados es Chunta, que con un 6,6% de los votos se convertiría de nuevo en el cuarto partido de Aragón. Eso sí, con el regusto amargo de perder dos escaños respecto a la encuesta de 2021 pese a contar con el sólido valor del consejero de Vertebración, José Luis Soro, el segundo político más valorado, con un 5,35, y conocido por el 73,1% de los aragoneses.

Los otros dos integrantes de la coalición también perderían respaldo: en el caso de Podemos, retrocedería de 5 a 3 parlamentarios y el PAR, de 3 a 2. Sus máximos responsables, Maru Díaz y Arturo Aliaga, no logran el aprobado.

Por primera vez, los aragonesistas se quedarían sin representación en la provincia de Zaragoza, por lo que su líder, Arturo Aliaga, no podría repetir por esta circunscripción al no rentabilizar el hecho de ser el tercer político más conocido, con un 75,2%.

El batacazo electoral se lo daría Ciudadanos, ya que de ser el tercer partido en Aragón con 12 escaños se tendría que conformar con ser el sexto con tres representantes. Eso sí, el revés sería mucho menor del que viene cosechando en las últimas citas con las urnas en España y, lo más importante, sería decisivo en los pactos.

Y el que mantiene invariable el rumbo es Izquierda Unida, con un escaño y cuatro décimas más de apoyo, sin que su aportación en el tablero de las alianzas electorales sea decisiva.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión