Aragón
Suscríbete

coronavirus

Sindicatos y profesionales alertan de la "falta de personal" ante el repunte de casos por covid en Aragón

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, asegura que, si es preciso, se incorporarán más rastreadores a los centros de salud.

Prueba PCR en el centro de salud del Arrabal
Prueba PCR en el centro de salud del Arrabal
Francisco Jiménez

Sindicatos sanitarios y profesionales han mostrado su "preocupación" ante la "falta de personal" para atender la asistencia habitual, que aumenta en las consultas en otoño, y el repunte de casos covid, que obliga a redoblar los esfuerzos para realizar las pruebas diagnósticas y hacer el seguimiento de los contactos. Una situación, además, que se agrava después de que el Salud no renovara la mayoría de los contratos covid que se firmaron en primavera y finalizaron en octubre para cubrir las vacaciones del personal y garantizar el ritmo de vacunación también en la época estival.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, por su parte, anunció este viernes que si es necesario se incorporarán más rastreadores, y recordó que las mejores medidas de prevención son el uso de la mascarilla, la distancia social, la higiene, el aislamiento, el cumplimiento de las cuarentenas, la ventilación y la vacunación contra la gripe y la covid-19.

La organización colegial enfermera aragonesa criticaba esta semana la "incomprensible" reducción presupuestaria del Departamento de Sanidad –que contará en 2022 con una cuantía de 2.242 millones de euros, un 3,68% menos que el ejercicio anterior–, a pesar que los equipos humanos están "exhaustos" y "algunos servicios, como Atención Primaria, desbordados". Teresa Tolosana, presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Zaragoza, trasladó su inquietud pues "existe un problema grave de plantillas, con la amenaza de una séptima ola". De la misma opinión se mostró Leandro Catalán, presidente del sindicato de médicos de Atención Primaria (Fasamet), quien indicó que los centros de salud están "sobrecargados con vacunas, casos, patologías habituales…" y "sin médicos de Primaria suficientes".

En los ambulatorios se asiste desde hace días a un aumento de las pruebas diagnósticas. Jesús Turrión, facultativo en Tarazona, explicó que el miércoles se realizaron más de 30 pruebas, y ayer se superaron las 20. Cada positivo confirmado, dijo, comunica una lista de contactos, que obliga a ampliar la búsqueda. "El problema –señaló– es que no hay rastreadores, y eso hace que las consultas aún estén más saturadas".

En octubre finalizaron más de 2.000 contratos de personal temporal, resumió Elena Lahoz, secretaria de Sanidad de UGT:"El personal no ha podido disfrutar de sus descansos reglamentarios por la presión asistencial a la que ha tenido que hacer frente este año, generando jornadas excesivas por falta de profesionales". Y a esto se suma, además, "el incremento que se está produciendo en los casos de covid". La solución pasaría, adelantó, por "una mayor contratación de personal para garantizar la asistencia sanitaria que demanda la población y asegurar el descanso de sus profesionales".

También Delia Lizana, secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC. OO., trasladó su "preocupación" por la escasez de plantillas y sus dudas sobre cómo se va a abordar la "saturación" en Atención Primaria y el incremento de trabajo por el seguimiento y rastreo de los positivos, siendo que no se renovaron muchos de los contratos de rastreadores. La Mesa Sectorial de Sanidad, dijo, no se reúne desde abril: "Y no se nos ha informado ni de la rescisión de los contratos covid".

Contratos de guardia

Por su parte, Joaquín Velilla, delegado sindical de CESM Aragón y médico del servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, detalló que los cinco contratos covid que había en el servicio no fueron renovados y, en su lugar, se ha ofrecido a los profesionales contratos de guardia, que "no se han cubierto". "Son por horas y, en definitiva, contratos precarios", apuntó. Por esta razón, relató, los profesionales prefieren irse a otras comunidades, con mejores condiciones económicas y mayor duración de empleo.

Destacó que en estos momentos hay más unidades abiertas que antes de la pandemia y, sin embargo, se cuenta con menos profesionales. A estos problemas se añaden los retrasos para cubrir las bajas prolongadas así como las jubilaciones que se prevén en un futuro cercano. Y todo ello en el inicio de una séptima ola, con los centros de salud colapsados y cada vez más pacientes acudiendo a las urgencias hospitalarias.

Velilla detalló que todavía no hay una saturación por covid, aunque sí que están empezando a registrarse los "primeros picos" de virus respiratorios, que además, se están produciendo de manera más prematura que antes de la pandemia. "La sensación de las últimas dos semanas es que estamos en niveles altísimos de urgencias atendidas", aseguró.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión