Aragón
Suscríbete por 1€

Repollés defiende un presupuesto "digno" que la oposición espera enmendar

El presupuesto global de Sanidad para el 2022 asciende 2.242,9 millones de euros, un 3,68 % menos que en el año 2021 pero casi un 8% más que el presupuesto de 2020.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ayer en el pleno de las Cortes
La consejera de Sanidad, Sira Repollés.
Cortes de Aragón

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha defendido este jueves el borrador de presupuestos para su departamento como "adecuado, digno y sensible con las necesidades de los aragoneses", pero sin novedades, poco realista y con recortes encubiertos, según la oposición, que esperan mejorar por la vía de las enmiendas.

Así se ha puesto de manifiesto en la Comisión parlamentaria de Hacienda y Presupuestos de este jueves, en la que todos los grupos han mostrado sus condolencias por el fallecimiento repentino este miércoles del jefe de Ginecología del Hospital Miguel Servet, Miguel Ángel Ruiz Conde, compañero de especialidad de la consejera.

Repollés ha reconocido que aunque el presupuesto "nunca es suficiente" y que este año disminuye un 5 % en comparación con el de 2021, son "los segundos presupuestos más altos de la historia", superiores a la época "prepandemia" y que mantienen las dotaciones en cuestiones "fundamentales" como el transporte sanitario, la salud mental, el convenio con el hospital San Juan de Dios, la transformación digital y la innovación.

El presupuesto global de Sanidad para el 2022 asciende 2.242,9 millones de euros, un 3,68 % menos que en el año 2021 pero casi un 8% más que el presupuesto de 2020, y en el que, ha resaltado, "más de un 30 %" se destina a la protección de la salud y a la atención sanitaria".

La Dirección General de Salud Pública dispondrá de 39,3 millones de euros, un 3,1 % menos, aunque se mantiene el Programa de actuación administrativa de carácter temporal para reforzar el sistema de vigilancia epidemiológica y se incluye una dotación de 8,9 millones para el programa de vacunaciones.

La asignación a la Dirección General de Asistencia Sanitaria (exceptuando las transferencias realizadas a los organismos autónomos) será de 64,7 millones de euros (-9 %), que se destinarán a financiar la salud mental, los contratos de demora quirúrgica y terapéutica y los convenios de atención sociosanitaria, entre otros, y se reducen un 22 %, hasta los 5,9 millones, los conciertos para el abordaje de la demora quirúrgica y terapéutica.

Los convenios de asistencia sanitaria, básicamente el que se mantiene con el Hospital San Juan de Dios, aglutinan un global de 15,2 millones; se mantienen otros 12,2 para los de salud mental y se incorpora la previsión de suscribir un acuerdo marco para la atención en recursos específicos en salud mental infanto-juvenil y para trastornos de la conducta alimentaria, mientras que el transporte sanitario no urgente se dota con 10,3 millones de euros.

La Dirección General de Transformación Digital, Innovación y Derechos de los Usuarios contará con 3,5 millones, un 30 % más, y la Secretaría General Técnica con 14,1 millones (-1,26 %).

El Servicio Aragonés de Salud, organismo a autónomo del que depende la atención sanitaria de la población, estará dotado con 2.097 millones de euros, (-3,64 %), de los que 1.198 millones se destinarán al capítulo de personal.

El capítulo de inversiones aumenta un 63 % hasta los 110 millones de euros, la mayor cifra inversora en la historia, de los que 35,8 se destinarán a las obras del futuro Hospital de Teruel y 33,6 a las del de Alcañiz. Otros 3,9 millones para las obras del servicio de Urgencias del Hospital San Jorge de Huesca y 3,7 para el nuevo centro de salud del barrio Jesús.

Se incluyen 110.000 euros para la redacción del proyecto del centro de salud Perpetuo Socorro; 50.000 para la reforma de las Urgencias del Hospital Ernest Lluch de Calatayud; 250.000 para el inicio de las obras del centro de salud de Barbastro y 16,6 millones para el plan INVEAT para la renovación de equipos de alta tecnología y la adquisición de un acelerador lineal para Huesca.

El Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud y el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón estará dotado con 11 millones, un 8 % más por el incremento de recursos humanos y materiales para aumentar la donación por aféresis, y el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud tendrá 12,1 millones (-3,8 %).

Para la popular Ana Marín se trata de un presupuesto que "no sirve para nada porque no es real", de "recortes encubiertos" y de "papel" porque "se inutiliza con demasiada facilidad" y ha puesto como ejemplo los 16,5 millones presupuestados en 2021 para el hospital de Alcañiz de los que "se han pagado un millón de euros" o que de 67 millones en inversiones "han gastado 6", y por eso ha dicho que como turolense está "cansada" de que en el Ejecutivo "presuman del dinero que va a inversiones de Teruel" porque "de 31 millones presupuestados han ejecutado 3".

Desde Ciudadanos, la diputada Susana Gaspar considera que son unos presupuestos "obsoletos, poco valientes, poco realistas y mejorables" además de "infradotados", que "solo cambian las cifras" y "perpetúan un modelo que nada aporta, que no da respuesta a las necesidades de la población, ni a la falta de médicos en el medio rural, ni el incremento de las listas de espera" que "no afronta los problemas que se arrastran desde hace tiempo ni la singularidad de la Comunidad".

El portavoz de Vox, Santiago Morón, ha destacado como "gran noticia" que gracias a los fondos europeos algunas infraestructuras que "llevan tantos años esperando" puedan ver la luz y por eso ha pedido a Repollés el esfuerzo necesario para la gestión correcta de estas partidas, si bien, considera que no es un proyecto ilusionante porque no incluye medidas para reducir las listas de espera, mejorar la atención primaria o incentivos para corregir la alta temporalidad.

En opinión del diputado de IU, Álvaro Sanz, estas cuentas no arrojan novedades respecto a los retos estructurales que tiene la salud pública y es una bajada que "no se traduce en vocación para atajar las brechas preexistentes", al tiempo que se ha preguntado "¿qué pasará cuando no lleguen fondos europeos?".

Por los grupos que sustentan al Gobierno, Itxaso Cabrera (Podemos) dice que son unos presupuestos "atípicos, que no se pueden comparar a otros", pero el "segundo más elevado de toda la historia", con ingresos realistas frente al "modelo austericida", ha criticado, de recortes del PP.

Por CHA, Isabel Lasobras ha dicho que el proyecto permite asegurar la atención con equidad aunque sí ha reconocido necesario pedir un nuevo fondo extraordinario para la postpandemia que permita salir de la crisis y mantener un nivel de plantilla para afrontar las listas de espera.

Desde el PAR, Esther Peirat, ha destacado el aumento del gasto de personal, que, a su juicio, debe ser el principal eje del presupuesto, e infraestructuras, que son "las que tienen una gran visibilidad tanto por cuantías como a los fines a los que van destinados", y en este caso, ha destacado, las obras de los hospitales de Alcañiz y Teruel, para su formación, proyectos "vitales, que queremos que se ejecuten con celeridad".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión