Zaragoza
Suscríbete

coronavirus

Solo el 1% de aragoneses que pasaron la covid se ha reinfectado: "Son casos muy aislados y en personas de cierta edad"

Una "minoría" de los nuevos positivos por coronavirus ocurren en pacientes vacunados o que habían pasado la infección. "Si sube el número total de casos, es normal que suba el de estos enfermos", subrayan los expertos.

Pruebas PCR en el centro de salud del Arrabal
Realización de pruebas de antígenos y PCR este viernes en el centro de salud del Arrabal.
Francisco Jiménez

Tan solo el 1% de los aragoneses que ha pasado el coronavirus, en torno a 1.660 personas de los más de 166.006 contagios que ha habido desde que comenzó la pandemia, se habrían reinfectado a causa de este virus, según los datos que maneja el departamento de Sanidad.

El porcentaje prácticamente se ha duplicado en el último año, pasando del 0,46% en diciembre de 2020 al 1% actual. No obstante, las autoridades sanitarias justifican este aumento, ya que a medida que sube el total de infecciones, también se incrementa el número de estos enfermos, e insisten en las dificultades que encuentran para registrar correctamente los casos de las personas que han pasado dos veces el virus. "En la primera ola hubo mucha gente que no estaba diagnosticada y solo tuvo la sospecha de haberlo tenido, porque al principio no se hacían pruebas. De la primera ola es muy díficil confirmarlos. Y luego ocurre también que hay gente que ha podido no negativizar el virus y da dos veces positivo de la misma infección", explican desde Sanidad. 

En España, según el último informe del Instituto de Salud Carlos III (ISC III) publicado esta semana sobre la 'Situación de la covid-19 en España', se han notificado 12.930 reinfecciones, de las que 1.121 (8,7%) son confirmadas. Según este documento, del total de positivos contabilizados por el Ministerio de Sanidad hasta el pasado 17 de noviembre (5.067.711), el porcentaje de reinfecciones apenas representa un 0,25%. A partir de estas cifras se puede concluir que las reinfecciones son anecdóticas dentro del global de enfermos de covid-19, aunque las dificultades para registrar correctamente los casos de las personas que han pasado dos veces el virus empuja a la cautela.

"Vemos muy pocos casos de reinfecciones en el hospital"

"Por ahora son casos bastante aislados y es díficil establecer un patrón consistente. En mi experiencia, los casos de reinfección probable que he observado han sido en personas de una cierta edad, pero vemos muy pocos casos de reinfecciones en el hospital", subraya el doctor José Ramón Paño, investigador principal del Grupo de Investigación Clínica en Enfermedades Infecciosas del Clínico de Zaragoza. 

Contagios en población vacunada

En Aragón, los datos publicados el pasado mes de octubre muestran que solo el 1,12% de los vacunados se ha contagiado de coronavirus, un dato que en la actualidad se mantiene por debajo del 2%, según confirma Enrique Bernal, investigador del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS). Sanidad dice que este fenómeno afecta especialmente a mayores de 80 años, mujeres, personal de residencias y sanitarios, y tiene "el mismo interés" para los especialistas que los casos de personas que han pasado el virus dos veces. "El fenómeno es el mismo que en las reinfecciones; y el riesgo, similar. Ambas poblaciones tienen inmunidad frente a SARS-COV-2, lo que disminuye el riesgo de infección y, sobre todo, de enfermar (especialmente de una manera grave) o morir a causa de esta", recalca el doctor José Ramón Paño.

En primera persona

"Me puse la primera vacuna en febrero y la segunda en junio. El puente de Todos los Santos empecé a encontrarme mal y di positivo"
David G., vacunado con pauta completa, se contagió hace tres semanas, pero no precisó ingreso.
David, vacunado con pauta completa, se contagió hace tres semanas, pero no precisó ingreso.
HA

David G., un trabajador sociosanitario que no había pasado la enfermedad, es uno de los aragoneses inmunizados que se han contagiado después. En su caso, dio positivo por covid hace tres semanas, teniendo la pauta completa desde hace meses (la primera vacuna se la puso en febrero, y la segunda a principios de junio). "El domingo del puente de Todos los Santos empecé a encontrarme mal. Primero tuve un poco de tos y esa noche me empezó a subir la fiebre. Estuve tres días así, y con sensación de falta de aire, pero a medida que se me fue la fiebre solo me quedó el catarro", cuenta este zaragozano de 31 años, quien afirma haber perdido también el olfato. "Ahora me está volviendo, no por completo, porque no saboreo del todo bien, pero al menos sensación de ahogo ya no tengo. Los días que estuve con fiebre me levantaba, daba dos pasos y estaba mareadísimo. A los tres días de tener síntomas me fui a hacer la prueba al ambulatorio cerca de casa y llegué justo, porque notaba que me faltaba el aire. Pese a eso, me siento afortunado de haberlo pasado en casa y no haber contagiado a nadie", relata.

En su entorno es el único que ha dado positivo tras vacunarse, y es consciente de que forma parte de una minoría. "No conozco a más gente de mi alrededor que teniendo la pauta completa lo haya pillado. A lo mejor al haberme vacunado tan pronto perdí la inmunidad", cavila.

Como tantos otros, desconoce cómo pudo contagiarse, aunque sospecha que tuvo que ser varios días antes de tener los primeros síntomas. "No estuve ni de discotecas ni en sitios cerrados con mucha gente. Hice un viaje en el día a Madrid para hacer unas gestiones, y el sitio donde más pude haberlo cogido fue en el tren", apunta. Tras contagiarse de la covid, hizo cuarentena en el domicilio durante 14 días, y dos semanas después, cuando le repitieron la prueba para poder reincorporarse al trabajo, dio ya negativo. Ni su pareja ni el resto de amigos con los que estuvo el día de antes de tener síntomas han dado positivo, lo cual -añade- no deja de ser un alivio. "Vivo con mi novia, pero después del contagio nos aislamos el uno del otro por precaución y no dormíamos juntos. Ella sí que empezó a dar síntomas a los pocos días, se quedó en casa, se hizo la PCR y dio negativo, y con la gente que estuve y se vacunó más tarde se hicieron la prueba y nada", cuenta este zaragozano. 

Inmunizados y no vacunados

Según datos actualizados del departamento de Sanidad, el 88,7% de la población aragonesa tiene ya la pauta completa de la vacuna, lo que implica que un 11,3% de la población sigue estando expuesta a infectarse de covid con el mismo riesgo de enfermar gravemente o morir que en marzo de 2020. "Estamos inmunitariamente mejor preparados que en ocasiones anteriores, pero desgraciadamente esto no es suficiente para evitar que haya personas que se infecten y enfermen por este virus", advierte el doctor José Ramón Paño. Los expertos dudan de que en esta infección se pueda conseguir un efecto rebaño tan intenso como para proteger suficientemente a los no vacunados, y explican el por qué de esta cuestión. "Para lograr la inmunidad de grupo es necesario que se den varias circunstancias a la vez: sobre todo, que haya una suficiente cantidad de la población inmunizada (por ejemplo, vacunada), que la inmunidad sea duradera y que las personas inmunizadas estén distribuidas de manera homogénea en la población (es decir, que no haya "bolsas" de personas no inmunizadas). También es preciso que la infección ocurra en una sola especie animal (en este caso el hombre), y varias de estas situaciones no se cumplen totalmente en el caso de la covid", declara este investigador, que insta, además de a vacunarse, a seguir manteniendo las medidas básicas de prevención que todos conocemos: diagnóstico precoz y aislamiento en individuos con síntomas de infección respiratoria y búsqueda de contactos asintomáticos, por un lado, y uso de mascarilla y ventilación adecuada en espacios cerrados.

En relación al repunte de casos sufrido en la última semana, este experto cree "improbable" que se produzca una ola con la intensidad de la de marzo de 2020, pero advierte de que todo lo que sea un cambio de tendencia hacia un incremento de positivos es siempre "preocupante", más teniendo en cuenta que ya hay países europeos con altas tasas de vacunación poblacional cuyos sistemas sanitarios están sufriendo ahora una "dura" oleada. En este sentido, el doctor Paño apunta a un principio bastante pragmático: "Si pasa en países de tu entorno, te puede pasar a ti. Y en circunstancias como estas es mejor estar preparado para situaciones más desfavorables y celebrar si estas no se llegan a producir", afirma este médico.

Para no bajar la guardia y revertir esta tendencia, este especialista en Enfermedades Infecciosas subraya la importancia de "procurar el diagnóstico de covid precozmente a todas aquellas personas con síntomas de infección respiratoria, por leves que sean. También es importante el uso de mascarillas en interiores y mantener una ventilación adecuada en espacios cerrados. "Estas medidas, sencillas y asumibles en comparación con las que hemos tenido que aplicar, son más necesarias cuanto más alta sea la incidencia. Personalmente, creo que la situación es más favorable que la de ocasiones anteriores y que es muy improbable tener que necesitar de medidas tan restrictivas como las aplicadas en otras olas. No obstante, es importante asumir que si el número de casos aumenta tanto como para comprometer la operatividad del sistema sanitario puede ser necesario poner en marcha medidas restrictivas", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión