Aragón
Suscríbete

Tercer Milenio

coronavirus

Solo el 1,12% de los vacunados se han contagiado de coronavirus en Aragón

Este porcentaje sube hasta el 16% en no vacunados. Desde diciembre han entrado en la UCI 35 personas con la pauta completa, por 421 que no estaban inmunizados.

Una enfermera carga una dosis de Pfizer en el centro de salud Actur Oeste de Zaragoza.
Una enfermera carga una dosis de Pfizer en el centro de salud Actur Oeste de Zaragoza.
Francisco Jiménez

La vacuna contra la covid no es infalible, pero funciona. Esta es una de las conclusiones que se pueden extraer del estudio sobre la evolución de los 650.000 aragoneses que han tenido coronavirus o han sido contacto de algún positivo, así como del millón de personas que han recibido al menos una dosis de la vacuna. Las cifras han sido procesadas y analizadas por el grupo de Ciencia de Datos para la Investigación en Servicios y Políticas Sanitarias del IACS (Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud). Y revelan que por cada siete personas completamente vacunadas se ha evitado una infección; por cada 78, se ha podido esquivar una hospitalización; por cada 1.000, un ingreso en UCI; y por cada 500, una muerte.

Enrique Bernal, investigador del IACS y colaborador de la OMS y la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón, concluye que la vacuna “es más eficaz en la práctica que en los ensayos clínicos originales”. Aunque admite que “no es cien por cien efectiva”, (prueba de ello es que el presidente del Gobierno de Aragón, javier Lambán, se ha infectado pese a estar vacunado), destaca que sí consigue reducir notablemente la transmisión, así como las consecuencias negativas graves en quienes contraen la enfermedad.

Según las cifras que extrajeron a mediados de septiembre, desde que se inició la campaña solo se habían contagiado de covid el 1,12% de las 815.000 personas que tenían la pauta completa de vacunación. En cambio, algo más tarde, el 26 de septiembre, había 401.000 personas sin vacunar, y se comprobó que en este subgrupo se habían producido 64.000 casos, es decir, un 16% de incidencia.

Entre los vacunados, han ingresado en un hospital por coronavirus 1,13 personas por cada mil, mientras que han ingresado en la UCI menos de 3 por 100.000. Desde que empezó el proceso, en las unidades de cuidados intensivos han entrado 35 personas vacunadas con la pauta completa, mientras que también lo han hecho 421 no vacunados. Y eso a pesar de que el segundo grupo es mucho más pequeño que el primero, y también teniendo en cuenta que en el grupo de vacunados están prácticamente el cien por cien de las personas más mayores, que son mucho más vulnerables a esta y cualquier otra enfermedad.

Otra de las conclusiones del informe se centra en las personas que han recibido una sola dosis. Actualmente hay unas 100.000 personas en Aragón que se han quedado con una pauta parcial de la vacuna, por motivos diversos: la coincidencia de la segunda dosis con el verano, los efectos adversos de la primera, la creencia de que con una ya es suficiente… El estudio refleja que las personas con vacunación parcial tienen tres veces más de riesgo de acabar hospitalizadas que las que están vacunadas por completo; tienen también siete veces más posibilidades de ser ingresadas en la UCI y tres veces más de morir. “Para estas personas, los datos tienen que ser un buen incentivo para vacunarse”, apunta Bernal.

Como conclusión, este investigador valora que la vacunación ha sido “extraordinariamente efectiva”. Con esta situación, y la inmunización extendida al 88% de la población mayor de 12 años, Bernal estima que a partir de ahora “cualquier repunte será muy contenido”. “En otoño puede haber brotes más o menos grandes, pero no habrá explosiones de casos como la que hubo en verano”, dice. Entonces, recuerda que hubo “una movilidad masiva de personas jóvenes, con mucha interacción”, cuando era un sector de la población al que aún no había llegado la vacunación.

En Aragón, pese a todo, hay aún cerca de 200.000 personas susceptibles, entre los menores de 12 años y quienes han decidido no vacunarse. Aunque el porcentaje de cobertura de la vacunación es elevado, hay sitios donde se ha quedado por debajo de lo deseable, como Caspe, La Almunia de Doña Godina o Ejea de los Caballeros. Pese a que la evolución es buena, la situación actual corre el riesgo de estancarse por encima de los 25 casos por 100.000 habitantes, que es lo que marca las zonas endémicas, y lo que puede privar a un territorio de una llegada más masiva de turistas.

Por edades, las franjas más reticentes a ponerse la vacuna siguen siendo -por este orden- los aragoneses de 30-34 años, de 35-39 y de 25-29. En todos estos grupos una de cada cuatro personas sigue sin vacunarse (75% de cobertura).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión