Aragón
Suscríbete

ahorro energético

Cuenta atrás para que unas 110.000 viviendas con calefacción central en Aragón comiencen a pagar por lo que consumen

La ley dictamina que estos hogares deberán adaptar antes de octubre de 2023 sus sistemas de calefacción, lo que obliga a muchas familias a hacer un desembolso extra.

Frío en Zaragoza
Frío en Zaragoza
Guillermo Mestre

Pagar solo por la calefacción que cada uno consume en su vivienda es una de las razones que llevó al Gobierno central a aprobar la ley que regula la instalación de contadores individuales en edificios con sistemas centralizados. El nuevo decreto, que entró en vigor el 7 de agosto de 2020 y da un plazo máximo de tres años para adaptarse a la normativa europea, afecta a todos los edificios con calefacción central construidos con anterioridad a 1998. En la Comunidad, según estiman desde el Colegio de Administradores de Fincas de Aragón, hay unas 110.000 viviendas pendientes de instalar contadores de consumo o repartidores de costes. El tipo de aparato -y el coste de la instalación- dependerá del sistema de calefacción central que tenga cada comunidad de vecinos.

"Los contadores de consumo se colocan cuando la instalación es en anillo, mientras que los repartidores de costes, como son para calefacción central por columnas, se ponen uno en cada uno de los radiadores. De esta forma se hace un reparto equitativo de lo que le corresponde pagar a cada propietario por su consumo", explica Miguel Ruiz, presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Aragón, quien gestiona la adaptación a la norma de 20 comunidades de propietarios en Zaragoza.

La medida, que busca la eficiencia y el ahorro energético, permite hacer un reparto equitativo del pago en función del consumo que tiene cada vecino. No obstante, el desembolso inicial que supone para algunos hogares hace que no convenza a todo el mundo. Según indican los administradores, instalar un nuevo contador cuesta unos 200 euros, mientras que en el caso de poner repartidores el desembolso sería de entre 70 y 80 euros por radiador, si bien estos también pueden alquilarse a las compañías que se encargan de gestionar las facturas de gas y agua caliente.

Imagen de una instalación con válvula termostática y repartidor de costes que se hizo en 2016 en una vivienda de Zaragoza.
Imagen de una instalación con válvula termostática y repartidor de costes que se hizo en 2016 en una vivienda de Zaragoza.
HA

"A mucha gente no le agrada la norma, pero lo que queda claro es que es un decreto que hay que cumplir porque hace un reparto más justo en el pago", defiende este administrador, que pone varios ejemplos prácticos. Los pisos que están orientador al norte son mas fríos que los orientados al sur. Sin la medida, señala, unos pueden estar pasando frío y otros "achicharrarse" de calefacción, pero ahora con la nueva adaptación podrán regularlo. "Todo el mundo, esté al norte o al sur, pagará un mínimo, pero el resto de consumo será en función de las kilocalorías que marque el contador, y se leerán vía radio", indica este administrador. 

Plazos para adaptarse a la norma

Las comunidades de propietarios que tengan menos de 20 vecinos deben tener colocado este dispositivo desde marzo de 2022. El resto tendrán de plazo hasta octubre de 2023

Por razones económicas, el decreto contempla que queden exentos del cambio aquellos hogares en los que el coste de la instalación y lectura a realizar no se compense con el ahorro generado en los siguientes cuatro años, pero según advierten los administradores de fincas hay un requisito para hacer el cálculo que ha cambiado, ya que ahora no se tiene en cuenta el importe de la válvula termostática. 

"En el mes de junio tuvimos que presentar un estudio de viabilidad de los contadores en industria de la DGA, y solamente nos han contestado a uno. En ese estudio de viabilidad, que suele hacerlo la empresa encargada del mantenimiento de la caldera, nos dicen si es rentable o no. Ahora me consta que van a ser todas rentables, porque hay que sacar los litros que se han gastado, lo que cuesta la válvula termostática y colocar eso en cada piso o cada radiador. Todas las que han salido negativas que no se amortizaban en un periodo normal (3 o 4 años) ahora se amortizan porque han quitado el importe de la válvula termostática, que ya no se usa para hacer el cálculo de la amortización", detalla este experto, quien vería con buenos ojos que se habilitaran ayudas para hogares con rentas bajas o familias desfavorecidas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión