Aragón
Suscríbete

La hostelería ampliará sus plantillas para el Pilar pese a las restricciones por la pandemia

Los bares notan un aumento de clientes pero se quejan del 50% de aforo en el interior y de la prohibición de usar la barra.

Una trabajadora se prepara para abrir la terraza de un céntrico restaurante,
Una trabajadora se prepara para abrir la terraza de un céntrico restaurante,
Francisco Jiménez

La cuenta atrás para el 12 de octubre ha comenzado. La semana del Pilar será ya la segunda marcada por la pandemia del coronavirus, pero la primera con una programación de actos que arroja algo de esperanza a la hostelería tras el fiasco de 2020. A diferencia de la situación de hace un año, cuando Aragón estaba en puertas de una nueva ola, la campaña de vacunación y el descenso del número de casos abre la puerta a recuperar algo del negocio perdido. En un escenario de restricciones impuestas por la normativa del Gobierno de Aragón, el sector calienta motores. Según la Asociación de Cafés y Bares, durante septiembre han trabajado a buen ritmo y alrededor del 80% de los establecimientos está reforzando su plantilla de cara a los próximos días, lo que apunta a que hay expectativas de llenar los locales.

El presidente de la entidad en Zaragoza, José María Marteles, asegura que en general están "contentos" porque "la gente tiene muchas ganas de salir y los veladores están llenos". No obstante, para las ‘no fiestas’ cree que serían preferibles unas medidas menos restrictivas, algo que el presidente de Aragón, Javier Lambán, ya descartó este viernes. "Respetamos los criterios de Sanidad, pero pienso que en la actual situación se podrían flexibilizar", incide este empresario, que pone como ejemplo a los bares pequeños sin terraza que, razona, apenas podrán facturar sin usar la barra y con el aforo restringido a la mitad.

No obstante, explica que, excepto en estos casos, la mayoría de los bares y restaurantes, alrededor del 80%, están contratando personal o sacando a trabajadores del ERTE de cara a los próximos días. "Es un puente muy bueno y estamos reforzando porque habrá mucho más trabajo", resume, aunque aclara que, en cualquier caso, no será como antes de la covid.

Luis Vaquer, responsable del Grupo Vaquer, con restaurantes como Flor de Lis o Tajo Bajo, no se atreve a hacer previsiones tras el duro 2020. "Esto no va ya solo de limitaciones, sino de si la gente no quiere salir", afirmó el hostelero, que advirtió, eso sí, que este septiembre "se está trabajando bastante". "Pero no va a haber actos masivos, ni barras portátiles y tenemos limitaciones de aforo. Creo que la gente saldrá, pero no tendrá nada que ver con lo que era. Antes se duplicaba todo", asume. De cara al día del Pilar, dijo que "los restaurantes que normalmente trabajan van a llenarse" y de hecho muchos ya están al completo.

Pero hay mucha prudencia. Juan José Gracia, que regenta locales como Espumosos y La Factoría, subraya que "la incertidumbre es total", dado que las restricciones condicionan mucho los preparativos de los hosteleros. De momento, no está aceptando reservas ante la limitación de aforo del 50%. "¿Se va a trabajar? Todo parece indicar que sí, pero después del Pilar lo diré", apunta con cautela.

El ocio nocturno pide más aforo para evitar aglomeraciones

Los empresarios del ocio nocturno siguen en su particular lucha por unas restricciones sanitarias más flexibles. Denuncian, según dice el portavoz de estos negocios en Zaragoza, Javier Campuzano, que a menudo se forman aglomeraciones en el exterior de los locales, ya que muchas personas que acuden no logran entrar ante las limitaciones de aforo, con el peligro que eso conlleva para la transmisión del coronavirus. Por este motivo, y por una cuestión de "agravio comparativo entre comunidades", reclaman un cambio en la normativa.

En concreto, piden que se permita un incremento del aforo, marcado en un 50%, así como la utilización de la pista de baile y de las barras. También creen que sería positivo un aumento del horario, ya que ahora a las 4.00, cuando está fijado el cierre, se encuentran con calles "abarrotadas". "Ellos son los que están produciendo eso porque restringen el servicio", critica Campuzano. No obstante, cuenta que la mayoría de estos establecimientos ya han vuelto a abrir sus puertas. "No conozco ninguno que no lo haya hecho, excepto los que se han desmantelado durante la pandemia", dice.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión