Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un brote en la residencia de Malón eleva los casos en Tarazona

Repollés traslada su preocupación por las ‘no fiestas’ y reconoce una relación directa con el aumento de contagios.

Vista de las calles del pueblo.
Vista de las calles de Malón
Nora Bermejo

La curva de descensos de la pandemia de coronavirus se ha ralentizado en Aragón. El número de pacientes covid ingresados baja, según los datos que maneja Sanidad, hay oscilaciones pero no es previsible que aumente mucho la cifra. Sí preocupa, y mucho, según la consejera Sira Repollés, los efectos de las ‘no fiestas’, ya que "está clara la relación directa de las agrupaciones sociales" por las celebraciones y el repunte de los casos, como ocurrió en Huesca.

Tarazona fue este miércoles, junto con Huesca capital nº 1 (Perpetuo Socorro), la zona básica de salud que registró más contagios, con 19. Repollés reconoce su relación con el brote detectado en la residencia de Malón y confirma 13 casos hasta este miércoles por la mañana. 

El centro explica que el 100% de la plantilla y los residentes están vacunados y la mayoría de los usuarios contagiados son asintomáticos. Tres han sido trasladados al hospital pero evolucionan positivamente, aclararon en un comunicado en Facebook. La consejera añade que, aunque sigue habiendo brotes en centros de mayores, "su repercusión en cuanto a hospitalizaciones y mortalidad no es comparable a otras oleadas". 

Tarazona, que tendría que haber celebrado este 27 de agosto el Cipotegato, ha presentado una campaña para evitar el riesgo por estas fechas, que bajo el lema ‘#YoNoCelebro’ trata de concieniar sobre la necesidad de cumplir las indicaciones sanitarias. El alcalde, Luis José Arrechea, destacó el "ejemplo de comportamiento" que mostraron los turiasonenses el año pasado". El ayuntamiento celebra este jueves una junta de seguridad, aunque el regidor ha adelantado que se reforzará el despliegue policial, sobre todo la mañana del viernes.

Respecto a si habrá o no Fiestas del Pilar, Sira Repollés emplaza al 2 de septiembre, día en el que la DGA convocará al Consejo Local ampliado para tomar una decisión, no solo por las celebraciones de Zaragoza, dijo, sino de otras localidades de gran volumen. "En todo caso entre todos decidiremos cuál es la situación más adecuada en virtud de la curva epidémica" y siempre "intentando compensar salud con economía", adelanta. 

En este sentido, recuerda que el Gobierno de Aragón se rige por "criterios objetivos y subjetivos". Lo que más preocupa ahora, afirma, "es la repercusión hospitalaria y en camas uci". Y añade que con la incidencia alta "hay una evidencia de transmisión comunitaria y hay que arbitrar medidas". De hecho, Aragón ya anunció que mantendrá las restricciones de aforos y horarios, al menos, hasta el 31 de agosto.

Por otra parte, y a la espera de saber qué efecto podrían tener los macrobotellones del fin de semana en el entorno de la Ciudadela, la incidencia en Jaca continúa en descenso y se sitúa ya por debajo de los 100 casos, algo que no ocurría desde principios de julio. La cruz está en la ciudad de Huesca, que sigue a la cabeza de esta tasa entre las grandes localidades de Aragón con un pequeño repunte hasta 350 casos por cada 100.000 habitantes en una semana. 

La tendencia también es ascendente en la zona de salud de Fraga, con 16 nuevos casos y una incidencia de 182, más del doble que hace dos días. Corresponden a contactos de núcleos familiares donde ya se detectaron positivos hace unos días.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión