Aragón
Suscríbete

cOVID-19

Los alcaldes de Huesca, Barbastro, Jaca y Monzón anuncian "resignados" que extremarán el control para evitar contagios

Lamentan la incertidumbre generada y piden limitar al máximo los contactos.

Ambiente en las terrazas de Jaca, que suma 1.386 contagios por cada 100.000 habitantes, ayer
Ambiente en las terrazas de Jaca, que suma 1.386 contagios por cada 100.000 habitantes, ayer
Pablo Segura

Los alcaldes de Huesca, Jaca, Barbastro y Monzón acataron ayer "con resignación" el nuevo auto del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), que impide al Ejecutivo de Javier Lambán decretar toques de queda de 1.00 a 6.00 para frenar la creciente escalada de contagios.

José María Romance, regidor en funciones de Huesca, aseguró que el Consistorio oscense "acepta" la resolución, aunque también expresó su apoyo a las restricciones establecidas desde el Gobierno de Aragón. A su juicio, tras esta negativa del TSJA "no queda otra que apelar a la responsabilidad individual de cada ciudadano". Aun así, advirtió de que extremarán los controles para hacer cumplir las limitaciones que están en vigor, como el cierre de la hostelería a las 0.30, la prohibición de hacer botellón o la limitación de las reuniones sociales a un máximo de diez personas.

Asimismo, animó al Gobierno central a seguir incrementando el ritmo de vacunación para frenar los contagios. En esta línea, el máximo responsable de Jaca, Juan Manuel Ramón, destacó que, con la situación actual, "se tenían que adoptar medidas, y esta era la más adecuada". "Esperamos que el Supremo dé pronto el visto bueno y que cuanto antes mejoren los números para no tener que tomar ya ningún otro tipo de restricción", manifestó.

Ramón confía en que el Gobierno aragonés no plantee más limitaciones hasta que no se pronuncie la Justicia. "Esto no se acaba con una medida o con otra, sino con responsabilidad individual y colectiva. Si todos cumpliésemos las normas no estaríamos aquí", reiteró el regidor. Agregó, en este sentido, que el contacto con la Consejería de Sanidad es "constante". "Se van a recordar las recomendaciones sanitarias por megafonía. Urge reducir al máximo el número de contactos estrechos", explicó.

No ocultó, en cualquier caso, su preocupación por la incertidumbre que se vive en la localidad. "Sigue habiendo casos. Ya no me atrevo a decir si vamos para arriba o para abajo, cuando parece que doblegamos la curva, repunta. Aún hay transmisión comunitaria", advirtió.

Mayor apoyo policial

Por su parte, el alcalde de Barbastro, Fernando Torres, instó a seguir esperando una respuesta por parte de los tribunales y confió en que el Supremo resuelva pronto el recurso de casación que presentará el Ejecutivo autonómico en las próximas horas. Desde el Ayuntamiento, aseguró, "se sigue apelando, como se lleva haciendo desde el primer día de pandemia, a la responsabilidad de todos, a pesar, de que la ciudad de Barbastro ha tenido mayoritariamente un comportamiento exquisito durante todo este tiempo y entiende el cansancio de todos". En caso de no aplicarse el toque de queda, avanzó que solicitará un mayor apoyo para la Policía Local y Guardia Civil a fin de que puedan controlar con garantías las concentraciones y botellones en fines de semana.

El problema, incidió Isaac Claver, regidor de Monzón, es que se está generando una situación de "incertidumbre". "Son momentos de responsabilidad, de concienciación y de vacunación para que juntos logremos detener el aumento de contagios", resaltó. También mostró su "pleno respeto" a la resolución del TSJA. "Ahora mismo en Monzón no hay toque de queda, pero sí un mensaje constante desde el principio de la pandemia de máxima responsabilidad, precaución y prudencia para frenar el virus", comentó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión