Aragón
Suscríbete

Los balnearios aragoneses retoman su actividad tras perder casi toda su facturación

Con el objetivo de recuperar a los miles de turistas que cada año solían apostar por este tipo de turismo, este miércoles lanzaron una campaña con el actor Alfonso Palomares con el lema ‘Empieza la temporada, vuelven los balnearios’.

Un grupo de clientes, en la piscina terapéutica del balneario de Paracuellos de Jiloca.
Un grupo de clientes, en la piscina terapéutica del balneario de Paracuellos de Jiloca.
MACIPE

Los diez balnearios de Aragón retoman desde este jueves, 3 de junio, su actividad tras un ‘annus horribilis’ en el que solo cuatro de ellos llegaron a abrir sus puertas y, a pesar de ello, perdieron más del 50% de su facturación. Para el resto la caída fue absoluta.

Con el objetivo de recuperar a los miles de turistas que cada año solían apostar por este tipo de turismo, este miércoles lanzaron una campaña con el actor Alfonso Palomares, en la que guía al espectador a través de "la gastronomía, lugares y placeres" que los viajeros pueden encontrar en estos centros. Además, está previsto que se refuerce con sorteos de fines de semana en los establecimientos.

Con el lema ‘Empieza la temporada, vuelven los balnearios’ se pretende llegar tanto a los aragoneses como a los residentes del País Vasco, Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Algunos como el de Panticosa y La Virgen (Jaraba) abrieron sus instalaciones en Semana Santa; mientras que otros, como el de Paracuellos de Jiloca, lo hicieron algo más tarde. El resto estarán a disposición de los usuarios a partir de hoy y de manera paulatina. De todos ellos dependen 1.300 puestos de trabajo en el mundo rural.

Estos centros de alojamiento y actividad termal -que conforman la segunda oferta más importante de España con el 30 % de alojamientos y el 33 % de las plazas ofertadas- no solo se han visto afectados por la bajada del turismo general, sino que además han perdido toda la campaña social relacionada con los viajes de la tercera edad, fundamental para "poder sostener su actividad durante gran parte del año y mantener el empleo".

Para incentivar su uso, el Gobierno de Aragón y las tres diputaciones provinciales destinarán 500.000 euros a bonificar estancias de aragoneses y residentes. Estos bonos estarán disponibles en los próximos días y para ello los establecimientos han previsto paquetes termales a precios ajustados y a los que se aplicará una bonificación pública mayor conforme se reserven más días: la estancia de tres noches contará con un 40% de descuento, la de cinco será del 50% y cuando se estén siete noches alcanzará el 60%.

En función de la duración de la estancia y de la categoría del establecimiento, los precios por día que deberá asumir el usuario variará entre los 30 y 60 euros en una habitación doble con pensión completa. La reserva incluye un circuito termal por jornada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión