Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Turismo 

La DGA y las diputaciones bonificarán hasta con un 60% la estancia en balnearios

La partida suma 500.000 euros y permitirá financiar casi 12.000 pernoctaciones a partir de junio. Se aplicará a residentes en Aragón en los diez establecimientos.

El balneario de Paracuellos de Jiloca ultima los preparativos para reabrir este viernes tras seis meses.
El balneario de Paracuellos de Jiloca ultima los preparativos para reabrir este viernes tras seis meses.
Macipe

El Gobierno de Aragón y las tres diputaciones provinciales han decidido respaldar a los diez balnearios asentados en el territorio y van a destinar 500.000 euros a bonificar estancias de aragoneses y residentes. El acuerdo negociado con la Asociación de Balnearios de Aragón estipula que las administraciones se harán cargo de entre el 40% y el 60% del coste de los paquetes termales hasta agotar la partida, con la que se podrían llegar a financiar casi 12.000 pernoctaciones.

Tan solo falta que se firme el preceptivo convenio para lanzar las bonificaciones, que aplicarán directamente los balnearios a los clientes en el momento que hagan las reservas para facilitar la operativa. Esta campaña se hará en paralelo a los bonos turísticos que también va a lanzar la DGA junto a las diputaciones, por lo que estos últimos se reservarán a la incentivación de estancias en el resto de establecimientos turísticos aragoneses y a la contratación de actividades lúdicas asociadas.

La iniciativa, que podría activar en junio, la impulsó el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, como forma de recuperar el programa de termalismo social que venía convocando la institución antes de la pandemia. Por primera vez, el respaldo a los balnearios ha puesto de acuerdo a las principales administraciones al considerar que son unos "establecimientos clave" a la hora de asentar población y generar actividad en el entorno rural, especialmente ahora tras acumular más de un año de cierre por las restricciones de la pandemia y la suspensión del programa de termalismo del Imserso.

Solo cuatro llegaron a abrir el pasado verano y su intención es retomar ya la actividad. Los de Panticosa y La Virgen (Jaraba) ya lo hicieron antes de Semana Santa y este viernes se sumará el de Paracuellos de Jiloca. Su responsable, Ramiro Pérez, ha manifestado este miércoles que comenzarán con "ofertas muy especiales" para el mes de mayo, con las que se podrá pernoctar al 50% del precio de mercado. "Nos lanzamos por retomar la actividad y firmaríamos ahora por cubrir gastos en el mes de mayo", apunta mientras apura la puesta al día de las instalaciones tras medio de año cerradas.

El Gobierno de Aragón aportará la mitad de los fondos para este programa, 250.000 euros, mientras la Diputación de Zaragoza destinará 150.000 y las otras dos instituciones provinciales, 50.000 cada una.

Los balnearios han previsto paquetes termales a precios ajustados y a los que se aplicará una bonificación pública mayor conforme se reserven más días: la estancia de tres noches contará con un 40% de descuento, la de cinco noches será del 50% y cuando se estén siete noches alcanzará el 60%.

En función de la duración de la estancia y de la categoría del establecimiento, los precios por día que deberá asumir el usuario variará entre los 30 y 60 euros en una  habitación doble con pensión completa. La reserva incluye un circuito termal por jornada.

«Estamos muy agradecidos, supone un apoyo muy importante»

El presidente de la Asociación de Balnearios de Aragón, José María Franch, destaca que los diez establecimientos están "muy agradecidos" por un apoyo público que consideran "muy importante" para afrontar las reaperturas tras un año aciago. "Es la primera vez que las cuatro instituciones se ponen de acuerdo con una iniciativa más abierta y ambiciosa. Hasta ahora solo la Diputación de Zaragoza, y alguna vez la de Teruel, contaba con un programa de termalismo social", añade.

Franch indica que son "conscientes" de que están a expensas de las medidas sanitarias de la consejera Sira Ripollés, pero trasladan su interés en reabrir por sus 1.300 empleados y proveedores. "Somos un motor de empleo en el medio rural y tenemos ganas de empezar", asevera.

El director del balneario de Paracuellos de Jiloca, Ramiro Pérez, reconoce que la ayuda pública supone un "salvavidas fundamental", ya que la vuelta de uno sus principales clientes, los jubilados del Imserso, aún tardará.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión