Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las candidaturas a Árbol Europeo echan raíces en Aragón: ¿cuál puede ser el próximo?

Tras el éxito de la Carrasca de Lecina, los vecinos de Blancas (Teruel) preparan la candidatura de su sabina. Una propuesta que contará con la reproducción a tamaño real del árbol por parte del escultor Jesús Guallar. 

La sabina de Blancas se estima que tiene entre 1.500 y 2.000 años
La sabina de Blancas se estima que tiene entre 1.500 y 2.000 años
Asoc. Amigos de Blancas

Entre 800 y 1.000 visitantes recibe el municipio oscense de Bárcabo desde que en marzo la carrasca de Lecina fue elegida Árbol Europeo 2021. Ante este revulsivo turístico, otras zonas se apresuran para dar a conocer sus árboles singulares. Es el caso de Blancas, una localidad turolense de la comarca del Jiloca, que cuenta en su territorio con una sabina milenaria. 

"Ya estábamos trabajando en dar a conocer la sabina de Blancas, gracias a que Jesús Guallar, un escultor nacido en nuestra localidad, nos planteó, hace más de un año, reproducir la sabina a tamaño natural", explica Pablo Esteban, de la Asociación Amigos de Blancas. "Sin embargo, la candidatura de la carrasca de Lecina fue lo que nos animó a preparar nuestra candidatura a Árbol Europeo 2022". 

La sabina de Blancas, que tiene 8 metros de alto, 3,20 metros de base y 13 metros de copa y que se estima que tiene entre 1.500 y 2.000 años, ya está catalogada como árbol singular, desde el 2015, por el Gobierno de Aragón. "Ahora queremos aprovechar esta candidatura para poner en valor la sabina y su entorno", explica Esteban. "Un entorno que resulta muy curioso ya que está rodeada de campos de cultivo y es la única que queda en esa zona"

Para mejorar su entorno pretenden, con la ayuda del Ayuntamiento y de otros organismos, "adecentar" el lugar, poniendo mesas, papeleras y una indicación en la carretera para que sea fácil encontrarla. "Concretamente, se encuentra entre Monreal del Campo y Blancas", detalla Esteban. "Se puede ir desde Blancas andando, está a unos cuatro kilómetros de la localidad, pero no es muy habitual que los vecinos la visiten, puesto que la mayoría son mayores y esa distancia supone un hándicap". 

Jesús Guallar con las estructuras de la escultura
Jesús Guallar con las estructuras de la escultura
Asoc. Amigos de Blancas

"Además nos gustaría contactar con personal cualificado no solo para que valorarse el estado de salud de la sabina, sino también querríamos poder datar el árbol, puesto que una horquilla de 500 años nos parece demasiado amplia", anota Esteban. Asimismo, la ayuda de los vecinos quieren, desde la asociación, que sea imprescindible para presentar la candidatura, por eso piden colaboración para encontrar usos y anécdotas relacionados con la sabina. "Por el momento, hemos encontrado, buscando por la web, una leyenda muy interesante que cuenta el motivo por el que ha perdurado en el tiempo una única sabina".  

Todo surgió de la reproducción de Guallar

Pero si algo reúne el espíritu de la candidatura de la sabina de Blancas a Árbol Europeo 2022, que "está ilusionando" a esta localidad, en palabras de Esteban, es la escultura de hierro de Jesús Guallar. "Quería crear una escultura grande. Así surgió la idea, en pleno confinamiento, de replicar la sabina de mi pueblo. Y es que aunque con ocho años me fui, sigo muy vinculado. De hecho, uno de mis espacios artísticos está ubicado en Blancas", cuenta Guallar. "La reproducción de la sabina va a ser la escultura más grande que he hecho hasta la fecha. Es un proyecto muy emocionante". 

Las estructuras de la réplica de la sabina, colocadas
Las estructuras de la réplica de la sabina, colocadas
Jesús Guallar

Un proyecto para el que Guallar está contando con la colaboración de los vecinos del pueblo y de la zona: "Muchos ya me han proporcionado hierros, que ya no tienen uso, ya que quiero hacer el tronco lo más realista posible, y otros se han llevado hojas para ir soldándolas, puesto que tendrá 2.700 para replicar la frondosidad del árbol. Así que es bienvenido todo aquel que quiera participar". Asimismo, también han iniciado ‘Apadrina una hoja de la sabina de hierro’, un crowdfunding para comprar el hierro que no pueda conseguirse. 

Esta Sabina 2.0, como la han llamado, lucirá en la parte más alta del término municipal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión