Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

La Carrasca de Lecina, un majestuoso símbolo de unidad de más de 16 metros

Los vecinos de comarca la conocen como 'Castañera', por el tamaño y aspecto de sus grandes bellotas.

La Carrasca milenaria de Lecina tiene 16,26 metros de altura y 7 metros de diámetro y tiene su propia leyenda.
La Carrasca milenaria de Lecina tiene 16,5 metros de altura y 7 metros de diámetro y tiene su propia leyenda.
Ayuntamiento de Bárcabo

Un auténtico tesoro natural. Así definen a la Carrasca de Lecina, en Bárcabo, un árbol que ha hecho historia: primero fue nombrada Árbol Singular de Aragón, después Árbol del Año en España y ahora ha sido elegida Árbol Europeo del Año. No obstante, antes ya había aparecido en páginas de la historia de Aragón. "Ha presenciado asambleas de las Cortes de Aragón, bodas, juicios y herencias", según contó un agente forestal a HERALDO en un reportaje en 1997. Claro, es lo que tiene haber dado sus primeros brotes hace más de mil años. 

Por la savia de su tronco corre la leyenda de 'El árbol de las brujas'. Cuentan que en los tiempos en los que las brujas poblaban la sierra de Guara, bailaban y celebraban alrededor de la carrasca. Mil años después, sigue siendo la unión de los vecinos de este pequeño pueblo del Alto Aragón -de 13 habitantes-, gracias a los que se mantiene en pie. Fue una superviviente del carboneo intensivo que con tantos ejemplares terminó en esta zona. En la actualidad tiene una altura de 16,5 metros y el diámetro de su copa roza los 30 metros, con una superficie de 615 metros cuadrados.

Los lugareños la conocen como la 'Castañera', dado el tamaño y el aspecto que lucen sus bellotas. "Sobresale entre los muchos ejemplares de la misma especie que se encuentran en esta pequeña localidad de la sierra de Guara", contaba la mencionada crónica de este diario. Sus vecinos aseguran que la quieren y recuerdan que en los meses más fríos de invierno producía hasta 600 kilos de bellotas, lo que era una vía de alimento para el ganado de la zona. 

Este ejemplar está representado en el escudo de Aragón, en su parte superior izquierda, con una cruz latina de color rojo corona su copa. La historia cuenta que los jacetanos habían llegado a Aínsa desde San Juan de la Peña para reconquistar este territorio a los sarracenos. Conforme los cristianos iban perdiendo la batalla apareció esa cruz y entonces cambió la suerte de la batalla, logrando hacerse con Aínsa. Así, la encina y la cruz roja son  símbolo de Sobrarbe ('sobre árbol').

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión