Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tercer Milenio

coronavirus

José María Ordovás: "Ha habido ya estudios en los que se ha visto cambios en la flora intestinal debido a la covid"

El científico aragonés, uno de los padres de la Nutrigenómica, advierte de que el sistema sanitario debería prepararse para la pandemia de salud mental que se avecina. "Hay que proveerlo de recursos", sostiene.

El científico aragonés José María Ordovás en una imagen de archivo.
El científico aragonés José María Ordovás en una imagen de archivo.
EFE

Habla de "carrera de armamentos", con un coronavirus atacando y mutándose y una población mundial defendiéndose con vacunas y siguiendo la regla de las 3M (mascarillas, lavado de manos y mantener la distancia física). "Hay que seguir usando esas armas o el virus hará nuestra vida imposible", avisa el científico aragonés José María Ordovás, pionero en el estudio de la relación entre la dieta, los genes y la salud, director del laboratorio de Nutrición y Genómica de la Universidad de Tufts, en Boston (Estados Unidos), e investigador Senior de IMDEA Alimentación, en Madrid. Asimismo, el también presidente del grupo de 16 científicos que asesoran al Ministerio español de Ciencia e Innovación para la covid-19 recuerda que no es la primera vez que nos enfrentamos a una pandemia y que hemos sobrevivido a cada una de ellas ("aunque con muchas víctimas"). "Así que seamos optimistas", dice.

¿Qué hábitos alimenticios deberíamos haber incorporado ya a nuestras vidas en este año de covid conociendo la relación entre nutrición y sistema inmunitario?

Lo siento por aquellos lectores que esperen respuestas milagrosas a esta y otras preguntas, simplemente no las hay y es la misma recomendación de siempre. La nutrición afecta a todos los sistemas y no solo al inmunitario. Por lo tanto, lo que debemos aspirar es a una nutrición variada que nos proporcione todo lo que sabemos que nos es beneficioso (ejemplo, macronutrientes, vitaminas, minerales) y lo que todavía no sabemos que lo es. Es decir, todos esos miles de compuestos desconocidos que se encuentran en los alimentos, sobre todo en las frutas y los vegetales. En resumen, comer de todo pero preferentemente siguiendo las pautas de la dieta mediterránea y tratar de evitar alimentos que proporcionan meramente calorías pero que son bajos en nutrientes, entre los cuales figuran los ultraprocesados. Con esto conseguiríamos no solo "nutrir" nuestro sistema inmunitario sino nuestra salud total.

Naturalmente que hay personas que debido a sus condiciones particulares, por ejemplo su genética, necesitarían de dietas mas específicas y con refuerzo de un tipo de nutriente u otro. Para eso está, o más bien estará, la ciencia emergente de la nutrición de precisión o nutrición personalizada.

¿En qué medida una población más sana hubiera minimizado el riesgo a contagios al inicio de la pandemia?

Al no haber podido hacer estudios para obtener esta respuesta lo único que podemos es especular o, utilizando lenguaje más científico, lanzar hipótesis. Probablemente no hubiéramos minimizado los contagios, estos dependen de la exposición al virus. Sin embargo, hubiéramos disminuido la evolución de contagiado asintomático a sintomático y a estados más elevados de gravedad que condujeron a la UCI y/o el fallecimiento. Al fin y al cabo, aquellas personas con enfermedades asociadas con una nutrición inadecuada (diabetes, hipertensión, obesidad) evolucionaron hacia cuadros peores de la enfermedad.

Y ahora, en plena campaña de vacunación, ¿nos haría alguna recomendación nutricional para antes y después de ser inoculados?

No creo que sea necesario más allá de lo que ya hemos comentado, independiente de la vacuna.

Algunos sanitarios aconsejan tomar vitamina C tras dar positivo en covid. ¿Lo comparte?

No creo en "balas de plata".

¿Qué importancia tiene la vitamina D y el hierro en el contexto de esta crisis sanitaria?

Ríos de tinta real o virtual se han dedicado a apoyar la vitamina D y/o el hierro en el contexto de la crisis sanitaria. Por supuesto que si alguien tiene carencia de uno o de otro debería alcanzar los niveles adecuados para mantener todos los sistemas biológicos. Para aquellos que ya los tienen bien, más no es mejor. Quizá sería importante que de una manera habitual -por ejemplo, anual- se llevaran a cabo análisis sobre el estado nutricional de la persona, más allá de lo que se hace de manera habitual en las revisiones médicas (es decir, los niveles de colesterol o de glucosa en sangre).

"Sería importante que de una manera habitual
-por ejemplo, anual- se llevaran a cabo análisis sobre el estado nutricional de la persona, más allá de lo que se hace de manera habitual en las revisiones médicas"

¿Los ancianos deberían prestar más atención a lo que comen en estos momentos, siendo una de las poblaciones de más riesgo?

Ahora y siempre, pero efectivamente más todavía ahora. Los ancianos, por unas razones u otras, pueden tener problemas de malnutrición y un envejecimiento saludable está emparejado a una nutrición saludable así como un estilo de vida tan activo (física, mental y emocionalmente).

¿Qué papel juega la flora intestinal en nuestra salud?

Un componente de nuestra salud que hasta recientemente no se le dio la importancia debida. Es esencial; dependemos de ella para nuestra salud física e incluso, probablemente, para la mental. Cada día descubrimos algo nuevo acerca de la flora intestinal (también conocida como microbiota). Pero cuidado, también es una ciencia nueva y hay que dar tiempo al tiempo para separar el grano de la paja (es decir, lo que es verdad y lo que no lo es). Añadiré que ha habido ya estudios en los que se ha visto cambios en la flora intestinal debido a la covid y cómo también el riesgo puede ser parcialmente definido por el tipo de flora bacteriana; pero todo muy preliminar.

El Grupo de Trabajo Multidisciplinar que usted preside publicó a finales de febrero un informe para combatir la desinformación sobre ciencia y salud. ¿Qué falsedades han detectado sobre la covid?

Una cosa es la falsedad y otra la desinformación, aunque lleguen a solaparse. En ocasiones se han utilizado como armas de lucha política, en otras eran mucho más generalizadas, como los efectos de usar mascaras o cómo las vacunas eran un ardid para inyectarnos chips que nos controlarían, soluciones milagrosas y que al contrario eran peligrosas. Ahora estamos en plena campana de confusión con las vacunas, lo cual representa un gran problema. Es decir, un sinfín.

A pesar de que son muchísimos más los beneficios que los posibles riesgos de las vacunas contra el virus, los casos de trombos detectados con algunas  han suscitado el recelo de una parte de la población española. ¿Qué mensaje les trasladaría a las personas reticentes?

Mi mensaje es muy claro. Estamos sacando las cosas de quicio. En Europa y Estados Unidos se producen cada año casi tres millones de reacciones adversas graves al consumo de medicamentos habituales (contra el dolor, para dormir, para enfermedades comunes). Sin embargo, no creo que nadie antes de tomarse una pastilla para el dolor de cabeza esté pensando en si eso lo va a mandar al hospital. La vacuna de la gripe que hemos asimilado de manera natural causa efectos secundarios que de manera rara puede conducir a parálisis; pero, de nuevo, ni pensamos en ello ni la prensa y los políticos están considerando si usarla o no usarla o si comprarla o no.

"Estamos sacando las cosas de quicio con la vacuna. En Europa y Estados Unidos se producen cada año casi tres millones de reacciones adversas graves al consumo de medicamentos habituales"

La covid-19 es algo nuevo con lo que nos enfrentamos y todos los focos están sobre ella. Así que existe una situación de pánico en cada reacción asociada con ella. No podemos culpar a la vacuna de esas reacciones graves porque no podemos demostrar que las personas las han sufrido debido a la vacuna o las hubieran tenido de todas maneras. En términos relativos, estamos hablando de casi 900 millones de dosis administradas en el mundo y entre las cuales se han dado unos 226 casos que quizá podrían ser relacionados. ¿Cuantas vidas se han salvado debido a las vacunaciones? ¿Miles, decenas de miles?

¿Qué factura a nivel de salud mental nos va a pasar la pandemia?

Su monto es desconocido, pero me temo que no lo podremos pagar a nivel individual y social. Hablamos de ello, lo anticipamos, pero no reaccionamos. No nos preparamos para esa segunda pandemia. Creo que el mundo no ha vivido una situación similar al menos en un siglo y nuestra mente no esta preparada para este aislamiento, este miedo, esta incertidumbre y cada día que pasa en esta situación, más sube la factura.

Está lo que llamamos fatiga pandémica que todos sufrimos y a la que reaccionamos de manera diferente y que en algunos casos nos lleva a perder la prudencia y esa debilidad será aprovechada por el virus. La desinformación ha sido también clave para los estragos sobre nuestra salud mental. En resumen, el sistema sanitario debería prepararse para lo que se avecina, pero para eso hay que proveerlo de recursos.

"La desinformación ha sido también clave para los estragos sobre nuestra salud mental"

En Aragón ya estamos inmersos en una quinta ola; el virus no nos ha dado respiro. ¿Cómo nos ve desde Boston? ¿Y por extensión a España?

Desde Boston siempre veo a Aragón y (por extensión) a España con cariño y, por supuesto, con preocupación. Lo que veo es que esto es una carrera de armamentos: por un lado el virus atacando y, además, mutándose y nosotros defendiéndonos con las vacunas y con lo que hemos ido practicando en el ultimo año (máscaras, higiene y distanciamiento). Hay que seguir usando esas armas o el virus hará nuestra vida imposible.

Es posible que el virus se convierta en parte de nuestra vida habitual como la gripe, pero las palabras claves es que lo tengamos contenido y que nuestra vida habitual vuelva a ser tan "habitual" (pre 2020) como sea posible. No es la primera pandemia que hemos sufrido y no será la ultima. Por ahora hemos sobrevivido a cada una de ellas (aunque con muchas víctimas). La historia se repite, así que seamos optimistas y pensemos que esto es otra batalla de la guerra perenne entre los microorganismos y el ser humano de la que saldremos vencedores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión