Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

semana santa

Los nuevos epicentros de la Semana Santa zaragozana

Con San Cayetano cerrado, muchos zaragozanos acudirán hoy a San Felipe, Santiago o el Sagrado Corazón, que son las iglesias que más tallas procesionales reúnen.

Algunos fieles, ayer en Santiago, admirando el Señor Atado a la Columna, del aragonés José Bueno
Algunos fieles, ayer en Santiago, admirando el Señor Atado a la Columna, del aragonés José Bueno
Guillermo Mestre

Ayer, Jueves Santo, debía haber sido uno de los días grandes de los cofrades zaragozanos: hasta 15 procesiones hubieran tomado las calles en condiciones normales. Hoy habría de vivirse la emoción del Santo Entierro pero tampoco va a poder ser. El cierre de San Cayetano, además, ha obligado a los amantes de la cultura morada a iniciar una peregrinación por decenas de iglesias zaragozanas para poder venerar algunas de las tallas que recrean la Pasión en Zaragoza.

Dos de las que más visitas han acumulado estos días son también dos de las parroquias más grandes y que más imágenes reúnen: San Felipe y Santiago. En la primera están los pasos de la Humillación y la Coronación, además del Ecce Homo y, también, la Virgen de la Piedad, que justo hoy celebra su 150 aniversario. En Santiago, por su parte, pueden verse los pasos de la Columna –con especial mención a la Virgen de la Fraternidad que luce en su palio iluminado con velas– y este singular 2021 han acogido también a la Dolorosa, que la mañana del Sábado de Pasión hubo de abandonar San Cayetano. Los hermanos de la Columna celebraron ayer un curioso acto a puerta cerrada: un breve auto sacramental sobre la Flagelación del Señor, en el que sonaron una veintena de tambores.

Un abanico de opciones

¿Otros destinos que no deben dejar de visitar los cofrades? En la parroquia del Carmen –que durante estos días se ha utilizado también para vacunar contra la covid– pueden verse los pasos de la Verónica. San Miguel, como es sabido, es la sede canónica de los Nazarenos y ahí han quedado expuestas su Jesús y la Conversión de María Magdalena. En San Pablo se pueden ver las imágenes del Silencio y de las Esclavas, que son parada obligada en el Gancho, mientras que no habrán sido pocos los fieles que se hayan desplazado hasta Escolapios y la Mantería para celebrar el 75 aniversario del Prendimiento. Este inventario de Pasión continúa con el convento de las Mónicas, donde lucen juntos Jesús de la Humildad y María del Dulce Nombre, y por SanGil con la peana de las Siete Palabras. En Santa Engracia (Calvario), el Perpetuo Socorro (Eucaristía), Santa Gema (Exaltación), Negaciones (San Lamberto), San Juan de los Panetes (Despojado), la Coronación (la Llegada), el Portillo (la Oración del Huerto), Santa Rita (Resucitado) y San Antonio de Padua (Crucifixión) también han quedado las imágenes de las cofradías expuestas al culto.

La imagen de la Dolorosa, que este año ha encontrado cobijo en Santiago.
La imagen de la Dolorosa, que este año ha encontrado cobijo en Santiago.
Guillermo Mestre

Por último, y casi in extremis, la semana pasada se decidió que en el interior de la iglesia del Sagrado Corazón (junto al Museo de los Faroles y Rosario de Cristal) pudieran colocar sus pasos la Entrada y el Descendimiento, que vuelve a sus orígenes, dado que este templo fue su sede desde 1943 hasta 1997. Y esta misma tarde, en torno a las 17.30, el Cristo de la Cama se trasladará al Pilar. Además, cuando la Semana Santa de 2021 eche el cierre tras el Domingo de Resurrección, aún quedarán varias semanas de la muestra de lo más granado del patrimonio procesional en una exposición en el Alma Mater.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión