Zaragoza
Suscríbete

semana santa

"Las redes sociales ayudan, pero no hay nada como el calor de la gente en la calle"

El Calvario y la Dolorosa no pudieron celebrar anoche la procesión del Encuentro, pero sus hermanos sí se reunieron para darse un simbólico abrazo.

Abrazo de los cetros Jennifer Ormaz (Calvario) y Roberto Caudevilla (Dolorosa) en 2019 y en 2021.
Abrazo de los cetros Jennifer Ormaz (Calvario) y Roberto Caudevilla (Dolorosa) en 2019 y en 2021.
Heraldo

Entre otros actos que la covid ha arrebatado a la Semana Santa figura la emocionante procesión del Encuentro. Todos los Miércoles Santos, desde hace más de 80, el Calvario y la Dolorosa salen de sus sedes en procesión para coincidir a la medianoche en la plaza del Pilar y brindar una de las estampas más bellas de la Pasión de la capital. Por segundo año consecutivo las dos cofradías han tenido que renunciar a la procesión, pero ayer sus hermanos se reunieron en Santa Engracia para, al menos, poder darse un simbólico abrazo con las medidas de protección requeridas.

«Esperábamos que este año no fuera como el pasado, pero las cancelaciones se han vuelto a repetir. Hemos tenido la ventaja de saberlo con más tiempo por lo que hemos podido preparar actos para que los hermanos y el público en general», comentaba ayer Jorge Guillén, hermano mayor del Calvario, en referencia a los viacrucis del lunes y de anoche.

Los vídeos y las redes sociales ayudan a mantener vivo el espíritu de la Semana Santa, pero «sentir el calor de la gente en la calle es inigualable». «Cuando abres las puertas y ves la cara de quienes están esperando a que la cofradía tome la calle nada tiene que ver con lo que preparas ahora, aunque lo hagamos con mucho cariño».

Anoche ambas cofradías publicaron un vídeo en Youtube con lo mejor de las anteriores ediciones del Encuentro y aprovecharon para apuntar también que las tallas están expuestas al culto en las iglesias. «Nuestra Dolorosa está en Santiago», recordaba Roberto Caudevilla, contento al comparar el año pasado con el presente. «El Miércoles Santo de 2020 no pudimos salir de casa y estábamos con una gran incertidumbre. Hoy para mí es un día de alegría porque nos estamos viendo, saludando y generando esperanza para el año próximo». Caudevilla es hermano de cetro y en 2019 se abrazó con Jennifer Ormaz, su homóloga en el Calvario, justo cuando las tallas del Encuentro comienzan a asomarse por la plaza del Pilar. De hecho, ayer coincidieron en Santa Engracia hasta ocho hermanos cetro de ambas cofradías: a los citados se sumaron Ricardo Marzo, Ricardo Navarro, Domingo Figueras, Pedro Traid, Jesús Andrés y Fernando Rey.

«Ahora es difícil transmitir la emoción y hacer ver que las iglesias no son un museo, que hay mucho sentimiento detrás cuando suenan los tambores o llevamos los pasos a cuestas», decía Ormaz, también confiada en que la Semana Santa de 2022 será una de las más emocionantes de la historia. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión