Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

heraldo del campo

Una etiqueta para la ternera 100% aragonesa

Franco y Navarro identifica el origen de la carne de vacuno que comercializa con el sello C’alial con una etiqueta que informa al consumidor que se trata de un producto local.

Ejemplares de vacuno de los que procede la carne con la etiqueta 100% Aragón.
Ejemplares de vacuno de los que procede la carne con la etiqueta 100% Aragón.
J. B.

La carne de vacuno que comercializa Franco y Navarro, empresa aragonesa dedicada a la comercialización de cordero -principalmente ternasco de Aragón- y de ternera, siempre ha tenido origen 100% aragonés. Sus animales han nacido en la Comunidad, se ceban en las explotaciones de Aragón y se sacrifican en el matadero de Mercazaragoza. Una cualidad que mima la empresa zaragozana y que conocen bien las cadenas de distribución a la que abastece. Pero desde hace años Franco y Navarro quería dar un paso más, trasladar esta información hasta el último eslabón de la cadena y que su apuesta por el origen local de sus carne fuera identificada y fácilmente reconocible para el consumidor.

Este objetivo podría haberse conseguido con una indicación geográfica protegida (IGP), pero los esfuerzos y el trabajo empleado en alcanzar esta meta todavía no han dado resultados, si bien esta empresa creada en 1976 y situada en Mercazaragoza no renuncia a llegar a los mercados algún día con esta figura de calidad reconocida por la Unión Europea. Como en ese camino no se avanzaba, Franco y Navarro optó por distinguir el origen 100% aragonés del producto que comercializa con la marca C’alial con una contraetiqueta. Tenía que contar con el visto bueno del Gobierno de Aragón, ya que luce el sello de la Comunidad, pero estaba confiada en hacer realidad "este sueño", porque "esta carne no cuenta con una IGP o una denominación de origen con la que se podía entrar en conflicto", señala Javier Badía, secretario de la Asociación de Vacuno de Aragón, en la que está integrada la firma cárnica.

Y así ha sido. Unos 325.000 kilos de ternera (1.000 canales) de Franco y Navarro certificada con el sello C’alial que llegan al mercado lucen ahora bien visible que su origen es ‘100% Aragón’. Esta carne, sacrificada con apenas 16 meses de vida "porque así cuenta con más terneza", que recibe una alimentación "totalmente vegetal" y para la que se han elegido "aquellos animales que cumplen los parámetros más exigentes y mejores detallados en el pliego de condiciones de dicho sello", procede de 12 explotaciones aragonesas repartidas por las comarcas de Sobrarbe (concretamente en la zona del valle de Broto), Monegros, Valdejalón, Campo de Cariñena, Ribera Baja del Ebro y Comarca Central de Zaragoza. Pero el objetivo es que sean muchas más. "Estamos trabajando para conseguir la adhesión de ganaderos que se ajustes a la calidad exigida por C’alial y que quieran formar parte de esta iniciativa", explica Badía.

Ya está en el mercado el producto identificado con el origen.
Ya está en el mercado el producto identificado con el origen.
J. B.

Una sobrada experiencia

Esta decisión responde a una demanda de mercado, que se ha hecho mucho más evidente durante el año marcado por una pandemia en el que la salud (también en el comer) se ha convertido en la principal en una prioridad, pero que ha puesto además en valor la calidad y la cercanía. "El consumo está cada vez más sensible con lo local", señala José María Navarro, propietario de la empresa que lleva su apellido.

Pero no es una casualidad y una apuesta con la que se seguir los dictados de los cambiantes mercados. Es una filosofía de producción que comenzó en el momento mismo en el que se constituyó Franco y Navarro. "Significa trabajar en una línea paralela a lo que hacemos con el ternasco", señala su propietario.

Para ello cuentan con una dilatada experiencia, porque esta compañía zaragozana no solo apostó desde el primer momento por el cordero netamente aragonés, sino que fue uno de los impulsores y fundadores de la IGP Ternasco de Aragón, la primera carne fresca reconocida con una denominación específica en 1989, y amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en 1996.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión