Despliega el menú
Aragón
#YoComproEnAragón

economía

El comercio en Aragón se juega al menos un 30% de las ventas esta campaña navideña

La contrataciones temporales van a caer también entre el 25% y el 30%, advierten agencias y sindicatos.

La pandemia pone entre las cuerdas a la hostelería y el comercio de la Comunidad
La pandemia pone entre las cuerdas a la hostelería y el comercio de la Comunidad
Guillermo Mestre

Unos 400 millones podría dejar de ingresar en lo que queda de año el comercio en Aragón, el 30% de los 1.200 que facturaba un año normal en campaña navideña si se mantienen las restricciones a la movilidad obligadas por la pandemia de la covid-19. Es la estimación que hace Dioscórides Casquero, consultor que ha trabajado 30 años para la Cámara de Zaragoza. Pero no solo las ventas se van a ver resentidas, sino que el empleo sufrirá recortes del número de contratos que van del 25% que estima Adecco hasta el 30% que prevé Randstad.

Estas son las perspectivas de una campaña de Navidad marcada por la crisis. Herminia Lombarte, directora de Adecco Aragón, asegura que apenas se van a contratar dependientas ni azafatas para promociones y que lo único que va a resistir es la logística, donde sí habrá demanda de repartidores y mozos de almacén por el auge del comercio ‘on line’.

"El impacto en el comercio tradicional de este noviembre negro será demoledor", vaticina María Jesús Aliaga, de UGT Aragón: "Si baja la curva de contagios, tal vez puedan salvar diciembre", avisa. "El consumo y el empleo se van a resentir. Ni los puentes ni la nieve van a tener tirón este año. Y desde luego lo que se compre por internet no va a amortiguar la caída", comparte Juan Carlos Cantín, de CC. OO. Aragón.

"El famoso ‘vuelve a casa por Navidad’ no va a existir. Tampoco la compra por impulso"

La caída va a ser importante, añade Casquero: "El famoso ‘vuelve a casa por Navidad’ no va a existir. Tampoco la compra por impulso. Las limitaciones de aforo al 25%, hacer filas a la puerta o el cierre anticipado en tiendas y centros comerciales frenan al cliente". La falta de alegría en la calle, el teletrabajo desde casa, el miedo a gastar y la pérdida de poder adquisitivo de muchos trabajadores, que siguen en ERTE o se han quedado sin empleo, va a reducir el consumo, según este experto. Y aunque la compra 'online' se triplique, eso no paliará el impacto, avisa.

"Ni mucho menos repetiremos las ventas del año pasado" afirma José Antonio Pueyo, presidente de la Federación de Empresarios del Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS). "Tenemos una inflación negativa que hace que los precios sean más bajos que los de 2019, con lo cual facturaremos menos y el ahorro del miedo va a hacer que muchos consumidores prefieran no gastar por lo que pueda venir. En Zaragoza caerán las ventas un mínimo del 10%". En cuanto a la venta por internet, dice que "con el confinamiento se está acelerando» y que "herramientas como Zerca tienen buena acogida entre los asociados".

Desde Puerto Venecia prefieren no estimar la caída en ventas, si bien Yolanda Gimeno, gerente del centro, se muestra "optimista" aunque "va a depender de las posibles restricciones que se implementen". Eso sí, "el descenso en afluencia desde la reapertura apenas ronda el -7%", indica. El Corte Inglés prefiere no dar cifras, si bien la venta ‘on line’ se le ha multiplicado por cinco. Según Claudio Poltera, director de Torre Outlet, no se puede sino "tener rapidez de maniobra para adaptarse". En su caso, sí piensan reforzar plantilla esta Navidad.

Etiquetas
Comentarios