Despliega el menú
Aragón

educación

Falta de espacios, cierta calma y algún que otro berrinche en el regreso al aula en Aragón

El consejero de Educación se ha mostrado alegre y satisfecho por poder recuperar las clases presenciales. 

Los menores de dos y tres años se han incorporado este lunes a las aulas en grupos pequeños, con docentes equipadas con mascarilla y pantalla facial y durante una hora. Así ha sido el primer día de colegio para estos menores que se han iniciado en la situación más inesperada: una pandemia. Varias ampas han criticado la falta de espacios y el retraso en la entrega de los barracones, una cuestión que el consejero de Educación, Felipe Faci, ha explicado que se debe a los trámites de licitación y el impacto de la pandemia. Dudas y miedo entre los padres y material de protección todavía sin llegar a los centros han sido habituales en algunos centros. A pesar de todo, también ha habido hueco para algo tan natural como el primer berrinche por no querer entrar a clase. 

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha reconocido en el colegio Tío Jorge que el inicio del curso es un desafío de dimensión “colosal” que requiere de la implicación intensa de toda la sociedad “o nos pasará por encima”. “Asumimos nuestra responsabilidad pero todos debemos arrimar el hombro, junto con profesores, maestros y padres de alumnos”. Pese a que será un curso “difícil y complicado”, entiende que el curso debía empezar y garantizarse dos derechos: el de la salud y el de la educación.

El curso covid ya ha obligado a empezar las clases en un escenario 2 de los tres previstos y es previsible que esté salpicado de imprevistos pero tanto el consejero de Educación como el presidente Lambán han tranquilizado a la población, gracias a que el sistema público hará frente, gracias al músculo que puede marcar, sustentado en las inversiones sostenidas a lo largo de los cinco años de este gobierno y a las medidas que se han previsto para hacerle frente y, con todo, tratará de parecerse lo máximo posible a la normalidad.

Este lunes han comenzado las clases para los niños de primero de infantil en Aragón. El presidente, Javier Lambán, ha visitado el CEIP Tío Jorge de Zaragoza para ver cómo se han organizado para hacer frente al corornavirus.

Un total de 10.064 alumnos de primero de Infantil (7.354 en Zaragoza, 1.760 en Huesca y 950 en Teruel) han iniciado este lunes el curso escolar en los centros sostenidos con fondos públicos de Aragón. En los próximos días se unirán a ellos el alumnado de 2º y 3º de Infantil y el de Primaria. En definitiva, 107.999 alumnos de ambos ciclos iniciarán el curso de manera presencial. Para ello, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha puesto en marcha una serie de planes específicos de prevención, protección y organización, que vienen a complementar a los planes de contingencia, de refuerzo pedagógico y de digitalización presentados a finales de junio y cuyo objetivo es minimizar, en la medida de lo posible, las consecuencias de un posible rebrote en alguna de las instalaciones.

Como consecuencia de las especiales circunstancias que concurren, el inicio del curso escolar se desarrolla de manera escalonada, según el siguiente calendario: en el caso de las aulas de 2 años y 1ª de Educación Infantil las clases se inician este lunes. Los alumnos de segundo y tercero de Infantil se incorporarán 9 y 10 respectivamente. En el caso de Educación Primaria, el primer curso comienza mañana día 8. 2º, 3º y 4º lo harán en días sucesivos y 5º y 6º de Primaria comenzarán las clases a partir del 16 de septiembre.

Tal como ha explicado el consejero de Educación, Felipe Faci, el curso 2020-2021 trae como novedades la puesta en marcha de siete nuevas infraestructuras, la apertura de cuatro aulas de dos años para la escolarización anticipada en el mundo rural, el mantenimiento de 38 escuelas rurales con entre tres y seis alumnos, la incorporación de 20 nuevos centros al modelo de bilingüismo implantado por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte, así como la incorporación de alrededor de 400 nuevos docentes.

Infraestructuras

Por lo que respecta a la puesta en marcha de infraestructuras, este curso contará con siete nuevas instalaciones, que han supuesto una inversión de 24 millones de euros. Se trata del nuevo aulario de Infantil de Cariñena, que ha contado con un presupuesto de 1,1 millones; el edificio de Bachillerato del IES de La Puebla de Alfindén, que ha supuesto un coste de 3,6 millones; y la primera fase del IES Martina Bescós de Cuarte, en el que se van a invertir 7,7 millones y que permitirá desde este mes la ocupación de las 20 unidades previstas, dando por fin solución a una de las principales demandas del municipio y que llega tras la puesta en marcha hace tres cursos de otra infraestructura educativa en el municipio: el colegio de Infantil y Primaria Pilar Bayona.

Además, en las próximas semanas también está previsto que continúen los trabajos de otras infraestructuras educativas que estarán finalizadas este mismo año 2020. Se trata de la transformación del CEIP Río Sena de Zaragoza en un centro integrado, la edificación del nuevo colegio de Alfajarín y la construcción de un aulario de 12 unidades de Primaria en el CEIP Odón de Buén de Zuera. A estas se añade la puesta en marcha de un edificio de usos múltiples para aulas en el CPI Rosales del Canal de Zaragoza.

Con respecto a las instalaciones prefabricadas que servirán de apoyo a las aulas, sobre todo en la zona de Valdespartera en Zaragoza, el consejero ha avanzado que las del colegio Parque Venecia ya están a punto de instalarse y el resto siguen los plazos de licitación previstas y que también se han resentido con motivo del parón por la pandemia. En cualquier caso, en el colegio Soledad Púertolas, hasta que estas aulas modulares queden instaladas de forma definitiva -lo que se prevé que ocurra en aproximadamente una semana, el alumnado de este centro dará clase en distintas dependencias del colegio Valdepartera 3: biblioteca, sala de profesores y aulas de desdoble. Muchas de estas familias se han movilizado o tienen previsto hacerlo en las próximas jornadas. 

Escolarización anticipada

Con el objetivo de reforzar la oferta existente en el ciclo 0-3 años de las 11 guarderías del Gobierno de Aragón y las escuelas infantiles municipales, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte pondrá en marcha este curso cuatro nuevas aulas de dos años en las localidades de Plan, Santa Cilia, Torrente de Cinca y la Puebla de Híjar. El objetivo es vertebrar y garantizar el derecho de las familias a la Educación en esta etapa en todo el ámbito rural aragonés. Se trata de un proyecto que nació en el curso 2016/2017 como una experiencia piloto en tres centros aragoneses (el Parque, en Huesca; el Pierres Vedel, en Teruel, y el Calixto Ariño, en Zaragoza).

Este año, las solicitudes de escolarización ascendieron a 722, para un total de 486 plazas ofertadas: 58 en Huesca, 19 en Teruel y 645 en Zaragoza. La ratio de estos centros se fija en 18 alumnos por aula. Para el curso 2020-2021 los centros que cuentan con oferta de este tipo ascienden a 27: 17 de ellos en Zaragoza capital, 3 en la provincia de Zaragoza, 2 en Teruel y 5 en Huesca.

La selección de los colegios que albergan un aula de 2 años se ha hecho desde el primer curso atendiendo a las condiciones demográficas de su área de ubicación –especialmente a aquellos centros que hubieran perdido matricula en los últimos años–, así como analizando también las necesidades de índole personal o familiar del alumnado actualmente matriculado en esos colegios. El equipo educativo elabora un Plan de Acción Tutorial específico para el aula de 2 años, de acuerdo con las características propias de esos alumnos.

20 nuevos centros se incorporan al modelo BRIT

Para el curso 2020-2021 el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón ha autorizado la incorporación de 20 nuevos centros al modelo de enseñanza BRIT. Nueve de ellos se localizan en municipios de menos de 5.000 habitantes: Remolinos, Alfajarín, Cariñena (2) y Épila, en Zaragoza, y Aren, Montanuy, Benabarre y Tamarite de Litera, en Huesca. De esta forma, un total de 208 centros públicos de Aragón desarrollarán durante el curso que ahora empieza el modelo educativo de bilingüismo BRIT-Aragón.

El objetivo que se persigue con esta iniciativa es la mejora de la competencia lingüística en lenguas extranjeras del alumnado. Además, el impulso de prácticas innovadoras en relación con las metodologías aplicadas al proceso de aprendizaje promueve la autonomía del alumnado y facilita la adquisición de esta competencia comunicativa en lenguas extranjeras.

El pasado curso académico, el 92% de los 693 alumnos que cursaban 4º de Enseñanza Secundaria Obligatoria de institutos que imparten este modelo obtuvieron la certificación oficial de nivel intermedio B1 que reconoce la Escuela Oficial de Idiomas de Aragón. Un total de 640 estudiantes superaron la totalidad de las cinco destrezas evaluadas: comprensión oral, comprensión escrita, mediación, producción de textos escrito y producción de textos orales.

A las pruebas de certificación se presentaron un total de 606 estudiantes que cursaron el modelo BRIT de inglés en 15 institutos de la Comunidad, mientras que a los exámenes de francés acudieron, por primera vez, un total de 87 estudiantes que cursaron la ESO en 4 institutos. De todos ellos, 563 se certificaron en inglés y 77 en francés.

Becas de comedor y material curricular

En otro orden de cosas, el Gobierno de Aragón destinará este curso más de 15 millones de euros a becas de comedor (12 millones) y material curricular (3 millones). Como novedad, en esta edición se han mejorado los requisitos para acceder a estas ayudas –el límite de renta pasó en la anterior legislatura del IPREM al doble del IPREM, y este año se ha incluido a los beneficiarios del Ingreso Aragonés de Inserción–, lo que ha permitido poder abrir la convocatoria a un número mayor de beneficiarios. Una vez resuelta la convocatoria, 10.859 estudiantes se podrán beneficiar de las ayudas de comedor mientras que 16.205 obtendrán una beca para la adquisición de material curricular.

Por otra parte, Educación ha elevado la cantidad mínima para los becados por material curricular de 100 a 160 euros, ya que se ha decidido equiparar la cantidad que percibía el alumnado de Educación Especial a la de Primaria, dando respuesta a esta solicitud del colectivo. Las becas para material curricular pasan de esta manera a oscilar entre los 160 y los 230 euros por solicitante según la etapa educativa y cuentan con un presupuesto de 3,5 millones.

Banco de libros

Casi 60.000 alumnos aragoneses de Primaria y ESO, casi 10.000 más que el curso anterior, utilizarán este año el sistema de banco de libros centralizado por el Gobierno de Aragón que se puso en marcha el pasado curso y que permite que las familias obtengan los lotes de libros por una cuantía de 20 euros (25 para los de Secundaria). En la actualidad, más del 75% de las familias con hijos estudiando ciclos de Primaria o Secundaria están adheridas al Banco de Libros.

Aulas rurales

Este año, la decisión de mantener centros rurales con tres alumnos permitirá mantener abiertos con entre 3 y 6 alumnos un total de 38 centros rurales: 19 centros de Teruel, 9 de Huesca y 10 de Zaragoza. Se trata, en definitiva, de una medida más en la lucha contra la despoblación y una forma de facilitar a las familias la escolarización de sus hijos cerca de su domicilio.

Etiquetas
Comentarios