Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Lambán asegura que "ahora quienes introducen el virus en las residencias son los trabajadores"

El presidente aragonés, que exigirá a Sánchez homogeneizar y verificar "la calidad de los datos" de los contagios por comunidades, insta a extremar las precauciones.

Fuentes Claras

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha instado este jueves a los directores y trabajadores de las residencias de la Comunidad a "extremar las medidas y evitar descuidos que puedan resultar muy perjudiciales" para la salud de los internos. "Ahora, quienes introducen el virus en las residencias son los trabajadores", ha comentado, al tiempo que ha calificado de "escandalosos" los comportamientos vividos en ciertos centros, sin citar expresamente el caso de Burbáguena. Aunque la situación es "difícilmente comparable" a la vivida en marzo, cuando la mayor parte de los positivos se explicaban por el "trasiego" entre residencias y hospitales, cree que habrá que tomar "más medidas" para frenar los contagios, ya que en apenas dos semanas se han confirmado 45 brotes y al menos 112 contagios en Aragón.

Horas más tarde, el presidente de Aragón ha matizado su acusación a través de un tuit, en el que descarga de responsabilidad a los trabajadores en los contagios para hacerla recaer en los responsables de las residencias.

Para la Asociación Aragonesa para la Dependencia (Arade), las palabras del presidente autonómico son "injustas" en un momento como el actual. "Los trabajadores se han enfrentado a la pandemia durante todos estos meses en unas condiciones dramáticas y reiteradamente denunciadas desde el sector", ha recalcado el colectivo. "Han sido auténticos héroes y heroínas que se han mantenido en sus puestos, trabajando en primera línea para asegurar la calidad de vida de los usuarios de las residencias, las personas mayores, a las que han tratado con la profesionalidad y el cariño que no podían recibir de sus familiares en unos momentos tan difíciles", ha subrayado su presidenta, Paquita Morata.

A su entender, las residencias "no se merecen que se hable de culpables". "Están poniendo todos los medios que están a su alcance para proteger la vida de sus usuarios, uno de los colectivos más vulnerables. Nuestros políticos deberían practicar la escucha activa y lejos de recriminar, ayudarnos. El agotamiento de nuestros profesionales tiene un límite y nos preguntamos quién está dispuesto a cuidar de nuestros mayores si no lo hacemos nosotros", ha añadido.

Lambán exigirá mañana a Pedro Sánchez en la conferencia de presidentes que se celebrará en La Rioja "homogeneizar y verificar la calidad de los datos" de los contagios por covid por comunidades. "Es fundamental. No lo digo por establecer comparaciones ni agravios. Tengo una idea de lo que está ocurriendo, pero hacerla pública sería temerario", ha dicho, al tiempo que ha añadido que "la transparencia y contar lo que ocurre con precisión y sin tapujos es en sí mismo un elemento de salud". "Con tergiversaciones, ocultaciones y manejos incompletos de los datos, lejos de reforzar las políticas sanitarias, se debilitan", ha dicho.

El líder autonómico ha insistido en que su Ejecutivo tomará "todas las medidas necesarias para preservar la salud de los aragoneses" tratando siempre de ser "lo más sensibles posible con la economía". "Hay que extremar la agudeza para que la adopción de medidas no perjudique más al tejido productivo", ha señalado. No le consta, en todo caso, que Sanidad esté planteando nuevas restricciones para frenar la transmisión comunitaria en puntos como Zaragoza capital.

Lambán ha hecho estas declaraciones en el balance del primer año de Gobierno del cuatripartito. A su entender, el último año ha tenido tres fases diferenciadas. La más importante ha sido la irrupción de la pandemia, que obligó a desplegar hospitales de campaña, crear centros covid y aumentar exponencialmente el gasto sanitario. La tercera y última ha estado marcada por la aprobación de la estrategia aragonesa, que centrará los próximos presupuestos. En esta línea, el líder aragonés ha confiado en que estén aprobados el 31 de diciembre, aunque ha reconocido que diseñarlos será especialmente difícil este año "dadas las circunstancias económicas de Aragón y España" y la importante caída de ingresos sufrida por la Comunidad.

Ha avanzado, en este sentido, que mañana exigirá una ampliación al alza "bastante sustancial" del objetivo de déficit, y ha incidido en que urge reformar la financiación autonómica. "Partíamos de un déficit de financiación alto y ahora es inabordable", ha aseverado.

Para Arturo Aliaga, vicepresidente de Aragón y consejero de Industria, la formación del cuatripartito fue una decisión "difícil que no fue muy bien entendida al principio". "Era difícil la química, y cuando las reacciones son difíciles hace falta un catalizador. Los catalizadores, en este caso, fueron las personas y el Estatuto de Autonomía", ha asegurado. Pese a que había quien podía desconfiar "de los demonios de Podemos", el encaje, según Aliaga, ha sido "perfecto". "A veces ha habido diferencias, pero este ha sido un ejemplo de gobernanza transversal", ha agregado.

Para la consejera de Ciencia y Universidad, y secretaria general de Podemos-Aragón, Maru Díaz, el cuatripartito ha tenido "la obligación histórica de demostrar solidez y compromiso". "Hemos remado juntas y se ha interpuesto el interés general. En ningún momento se han eludido las diferencias, cada partido ha mantenido su identidad intacta", ha sintentizado. Ha reconocido, pese a todo, que no ha sido un año fácil. "Seguramente habremos cometido errores y no hayamos sido capaces de paliar todo el dolor causado por la pandemia, pero en cada decisión se ha puesto siempre en el centro la vida de la gente", ha afirmado.

En esta línea, el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro (CHA), ha asegurado que este Gobierno es "un fiel reflejo de la tradición de pactos de Aragón". Aunque la crisis sanitaria "lo ha sacudido todo", cree que el Ejecutivo "ha salido reforzado", y que sus integrantes han sido capaces de tejer complicidades "más intensas". "La gente necesita un Gobierno útil, que dialogue y escuche. Que diga la verdad aunque tenga consecuencias como ocurre con los datos de los contagios", ha indicado.

Etiquetas
Comentarios