Aragón
Suscríbete

El cine al aire libre intenta salvar la industria del sector este verano en Aragón

Menos del 10% de los asistentes habituales ha vuelvo a las salas en las últimas dos semanas. La falta de estrenos junto al “temor” al contagio ha provocado que la recaudación se haya desplomado.

Programa de cine al aire libre de Alcañiz.
Programa de cine al aire libre de Alcañiz.
Lucía Valero

Aragón ha pasado de contar con 46 salas de cine a principios del siglo XXI a tan solo 29. Los datos recogidos por el último anuario de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) reflejan que en 2018 no quedaban ni 30 salas de cine funcionando a lo largo del territorio aragonés. Y es que la crisis económica de 2008, unido al auge de las plataformas de pago que ofrecen películas y series, como Netflix, Amazon Prime o HBO, ha provocado que muchas hayan tenido que apagar sus pantallas en los últimos años. Además, ahora, los cines, de nuevo, están teniendo que hacer frente a otra crisis: la falta de espectadores tras el regreso a la actividad después de casi tres meses clausurados debido al coronavirus.

Concretamente, durante el primer fin de semana de julio, los veinte títulos más taquilleros, según los datos de Comscore, recaudaron en España 477.000 euros, gracias a los 83.000 espectadores que se acercaron a las salas de cine. Un 70% de recaudación más que la semana anterior, momento elegido por la mayoría de cines, como Yelmo Plaza Imperial en la capital aragonesa para abrir de nuevo sus puertas. Pero esta cifra resulta, sin embargo, más de un 90% menos de taquilla que el año pasado en estas mismas fechas.

“La respuesta del público en nuestros cines ha resultado proporcional a lo que ha ocurrido a nivel de España”, índica Pere Aumedes, gerente de Circuit Urgellenc, una empresa leridana que gestiona varias salas aragonesas. “La asistencia ha sido muy floja. Si comparamos los datos de la semana pasada con los de hace un año, menos del 10% han continuado acercándose a las salas. Esto ha provocado que pensemos sobre la viabilidad de estos cines y si será posible continuar con las salas abiertas porque con 10 ó 20 personas al día evidentemente resulta inviable”.

“Bien es cierto que en las salas que gestionamos que abrieron antes sus puertas, entre las que se encuentran las ubicadas en las localidades de Sariñena, Mequinenza, Tamarite y Boltaña, donde tenemos abonados con unas cuotas de fidelización establecidas, la asistencia, a pesar de que no es muy superior, sí que ha sido comparativamente superior, pues la reducción de los espectadores respecto a 2019 se sitúa entre el 50% y el 60%”, apunta Aumedes. Y es que estas salas junto a las de Cinesa Puerto Venecia fueron las primeras en volver a retomar la actividad en Aragón, una actividad que todavía no se ha reanudado en todos los municipios, ya que, por ejemplo, el cine Maravillas, en Teruel, no abrirá hasta el próximo 17 julio.

“Cabe señalar que esta menor afluencia nada tiene que ver con la restricción de aforo”, explica el gerente de Circuit Urgellenc. “Estamos hablando de salas de cine, las que gestionamos nosotros, que tienen 300 localidades y ahora el aforo posible está entre 80 y 90 asientos y en ninguna de las sesiones que hemos realizado se han superado los 50 espectadores”. Por tanto, continúa el mismo, “el problema no es de aforo sino quizás de cierto temor a tener a otras personas alrededor, a pesar de que se han habilitado las salas para guardar la distancia de seguridad. A esto se ha unido la entrada de algunas comarcas aragonesas, de nuevo, en fase 2, que tampoco ha ayudado a animar la asistencia de los espectadores, ni en el cine ni en cualquier acto”.

“Aun así nos mantenemos expectantes”, asegura Aumedes. “Somos conscientes también del producto que estamos ofreciendo. Hasta el día 26 de junio no hubo ningún estreno, se proyectaban películas no exhibidas durante los meses de febrero y marzo, y aunque a partir de esa fecha hubo cierta renovación de cartelera, fue de un producto con poco potencial económico. Cuando lleguen películas como ¡Scooby!, Mulán o el Superagente Makey esperemos que haya un mayor interés en asistir”.

El autocine vuelve

Eso sí, si las salas no se llenan, los ayuntamientos ya están pensando en ofrecer este producto en otros formatos. “Las peticiones de cine al aire libre, de cine de verano, han crecido”, asegura el gerente de Circuit Urgellenc, empresa que también ofrece la posibilidad de llevar el cine a cualquier espacio. “Al haber menos oferta de ocio este verano, muchos ayuntamientos están pensando en hacer más sesiones de que las que tenían previstas y ofrecerlas en diferentes espacios”.

De hecho, los autocines vuelven a Aragón.  “Ya tenemos previstas dos sesiones de autocine en el municipio oscense de Binéfar para los días 18 y 25 de julio en el parquin del recinto ferial de La Algodonera”, anota el mismo. “Además de otra sesión en la localidad zaragozana de La Muela y en otras localidades, donde, a falta de la confirmación, se prevé que sean los coches los lugares desde donde los espectadores disfruten del séptimo arte”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión