Despliega el menú
Aragón

aragón

Así son los veranos de Fernando Simón en Caspe

Desde que era pequeño, el epidemiólogo zaragozano suele acudir todos los veranos a una casa que la familia posee en el Poblado de Pescadores, una urbanización residencial, junto al Mar de Aragón, en Caspe.

Fernando Simón, el pasado viernes.
Fernando Simón, durante una rueda de prensa para informar de la evolución de la pandemia.
EP

Algo más relajado ya de la intensa presión mediática, el zaragozano Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, que durante los últimos meses ha informado puntualmente como portavoz del Gobierno a todos los españoles sobre la evolución de la pandemia, declaró a los medios hace tan solo unos días que tenía previsto, si la covid-19 se lo permite, tomarse unos días de vacaciones.

Desde que era pequeño, el epidemiólogo, suele acudir todos los veranos a una casa que la familia posee en el Poblado de Pescadores, una urbanización residencial también conocida como El Dique, en Caspe (Zaragoza), una de las cuatro comarcas aragonesas que ha vuelto a las limitaciones de la fase 2 a causa de un brote de coronavirus que ha afectado a varios centenares de personas.

"Tanto él como toda su familia -sus hijos están deseando venir aquí de vacaciones- son siempre muy bien acogidos en Caspe”, afirma la alcaldesa de la Ciudad del Compromiso, la socialista Pilar Mustieles, que recuerda cómo el padre de Fernando Simón, que trabajó como director en el antiguo hospital psiquiátrico de la localidad, impulsó la urbanización, puesta en marcha por un grupo de pescadores amigos, que, en los años 60, fueron construyendo sus chalés junto al Mar de Aragón, donde Fernando Simón aprendió a navegar. Allí encontraban tranquilidad y, sin duda, muchas actividades para disfrutar del verano el doctor Simón, su esposa y los seis hijos del matrimonio: Juan Antonio, Javier, Fernando, Toya, Nues y Marcos.

Aunque Mustieles no conoce al epidemiólogo personalmente, comenta que algunos de sus allegados y amigos lo describen como un hombre “discreto, llano y sencillo”, “muy querido y respetado” por los vecinos de la localidad, “con los que se relaciona, cuando acude a Caspe a desconectar, descansar y disfrutar de su familia”.

En general, la gestión de la crisis sanitaria de Simón “es muy bien valorada” por los vecinos del pueblo, porque, según su alcaldesa “pese a todo lo que ha tenido que soportar, Simón ha sabido dar la talla y ha demostrado una gran capacidad. Incluso, después de padecer la covid-19, se reincorporó a su trabajo”. “Ha sido valiente y es una persona digna de admirar”, concluye la alcaldesa de Caspe.

La consejera Sira Repollés visita las comarcas de Huesca afectadas por el rebrote de coronavirus
La consejera Sira Repollés, durante su visita de la semana pasada a las comarcas de Huesca afectadas por el rebrote de coronavirus
Rafael Gobantes

Curiosamente, Sira Repollés, la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, veranea también de forma habitual en la casa de su familia -su padre fue concejal del Ayuntamiento de Caspe-, en la misma urbanización residencial que la familia de Fernando Simón. Ambos son amigos desde la infancia y sus familias mantenían una estrecha amistad. Con el paso del tiempo, formaron parte de la misma ‘cuadrilla’ de amigos durante su adolescencia y más adelante -los dos nacieron en el año 1963- cursaron la carrera de Medicina en la Universidad de Zaragoza.

En este caso, la alcaldesa de Caspe, Pilar Mustieles, conoce bien a la consejera de Sanidad, a la que le une un “cariño especial”, ya que la edil entró “en la política de la mano de su hermano Florencio Repollés”, fallecido en 2013. “Sin duda -concluye- ha sido una gran apuesta por parte del Gobierno de Aragón. Sira Repollés ha sido muy valiente al apartarse de su profesión de ginecóloga para hacerse cargo de la consejería de Sanidad, con la que está cayendo”. 

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios