Despliega el menú
Aragón
#YoComproEnAragón

economía

La covid paraliza la venta y alquiler de locales comerciales en Zaragoza con los precios todavía en niveles precrisis

La actividad no se había recuperado de la crisis de 2008 y ahora hay "preocupación" por una nueva caída. El comercio pide que se bajen los alquileres.

Locales comerciales vacíos en Zaragoza.
Locales comerciales vacíos en Zaragoza.
José Miguel Marco

Hay negocios que no han vuelto a subir la persiana desde que la tuvieron que bajar el 14 de marzo por la declaración del estado de alarma consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la covid-19. Durante la fase de desescalada otros han vuelto a la actividad pero sin que les salgan todavía las cuentas. 

"Sobran locales. Nunca va a ser lo que era un local en una zona como Independencia. Ahora hay locales cerrados en prácticamente toda ciudad", resume Fernando Baena, presidente del Colegio de agentes de la propiedad inmobiliaria de Aragón sobre el parón que sufren este tipo de inmuebles, que arrastran aún los efectos negativos de la crisis de 2008 y ahora se suma la incertidumbre de la desescalada.

Reconoce que en el momento actual, con muchos negocios volviendo a la 'nueva normalidad' hay que estar "expectantes", pero no puede evitar estar "preocupado" por la tendencia negativa que ha abierto la pandemia del coronavirus.

Desde la federación de empresarios de comercio y servicios de Zaragoza ECOS se estima que solo de su sector se perderán un 20% de negocios a causa de la covid-19, lo que supone más locales vacíos para el mercado.

127.000 euros, el precio medio en Zaragoza

"El que estuviese tocado no ha podido aguantar el parón, los dos meses sin ingresos", reconoce Bienvenido Subero, economista jefe de Gamerin que recoge en su último informe para Miaragon.es que el sector de locales comerciales sigue sin recuperarse en datos interanuales. Arrastra caídas en número de compraventas y en precios desde la crisis anterior y ahora tiene que afrontar una nueva. En Aragón se registraron 350 compraventas de locales en el primer trimestre (211 en Zaragoza capital), datos buenos por situarse por encima de los niveles registrados en la mayoría de los trimestres de los últimos doce años y un 40,56% superior al trimestre precedente, según el citado informe, que solo recoge 15 días del estado de alarma.

Sin embargo, en la comparación con los últimos doce meses, se registraron 1.161 compraventas, un 9,23% menos. El precio por metro cuadrado medio fue de 946 euros, con un crecimiento trimestral del 3,83%y del 2,02% interanual. Pero el precio medio por local comercial se situó en 96.046 euros, con un "intenso ajuste trimestral" del -9,41%, siendo del -13,38% interanual. En Zaragoza capital, el precio medio del local comercial es mayor, ya que llega a 127.092 euros de media, una bajada del 3,24% en un año. Estos siguen siendo los últimos precios oficiales ya que durante los dos primeros meses de confinamiento no se pudo cerrar ninguna operación, aunque hubiera habido.

"Veníamos ya flojos y ahora si cabe más, con el cierre de estos dos meses. El tema sigue parado. El punto cero de los locales será el lunes que viene, porque ahora estás limitado solo a la actividad local", considera Baena, en referencia al 22 de junio en el que se pone fin al estado de alarma y aumenta la movilidad con otras comunidades. "Hasta el lunes que viene no tendremos a nadie de fuera, por ejemplo, si quiere venir a poner una franquicia", señala. "En alquileres está todo flojo", añade, por los efectos de la crisis sanitaria en la hostelería y el comercio.

Entre los locales todavía cerrados, Subero señala que "algunos abrirán porque ahora siguen con ERTES". Se trata de negocios de tamaño medio "con seis o siete empleados" como los de hostelería "que no han tenido terraza y no podían abrir dentro". 

"Los aforos ya no son una limitación, salvo en restaurantes que tienen problemas para rentabilizar las mesas", reconoce. "Ha cambiado la valoración de un local para alquilar por las limitaciones de espacio. Se ha complicado más para la hostelería", que cree que será uno de los sectores que más sufran en esta etapa. Algunos no llegarán a cubrir gastos con menos mesas.

De entre los que han abierto muchos lo han hecho "a ver qué pasa", considera Subero. Algunos establecimientos lo han hecho sin haber sacado aún a todos los trabajadores del ERTE. "La gente está muy animada y con mucha ilusión, pero también con mucho miedo e incertidumbre porque no sabe cómo van a ir a las ventas", afirma Mayte Mazuelas, presidenta de la asociación de autónomos ATA Aragón.

Aún no se nota en el alquiler

Sin embargo, ambos coinciden en que todavía no se ha reflejado el parón en una bajada de los precios del alquiler, aunque se espera que se empiece a notar. "Ahora los alquileres no bajan. Veremos si en algún momento los propietarios los rebajan, pero el grado de rebaja tiene que ser tal que dudo que se produzca", apunta Subero. Durante el estado de alarma los inquilinos han negociado alguna rebaja o aplazamiento con los propietarios. "Los precios están donde se quedaron congelados en marzo porque todavía no tienen urgencia los vendedores en vender y bajo ese criterio el comprador si no compró antes, menos ahora", añade.

"Creemos que los alquileres deben bajar acorde con la situación económica que es más frágil y habida cuenta de los locales vacíos que hay por todas las ciudades", piden desde ECOS.

"Hay gente que ha sido solidaria y hasta han dejado en pausa el alquiler porque han visto que no podían abrir, y otros, no. Depende de la voluntad del arrendador y de sus circunstancias, si lo necesitan para vivir", añade Mazuelas. Ha habido gran parte del colectivo que no ha podido reducir estos gastos, como se reflejó en un documento suscrito en mayo por un nutrido grupo de enseñas, entre ellas, aragonesas que decían estar "atenazadas" por los elevados contratos de alquiler, en este caso, en centros comerciales.

Baena cree que el precio se irá "resintiendo en los próximos meses". Esta perspectiva de mayores caídas en el sector llega cuando todavía no se había recuperado el sector de la crisis de 2008-2009. Por ello, considera "preocupante" la previsión para los locales. 

Hay factores que apuntan a una rebaja de los alquileres que ya se arrastran de la crisis anterior. "Las cifras de comercio electrónico van como un tiro y han deslocalizado todo. Lo que venían siendo el centro comercial de Zaragoza, como otras ciudades, ya no vale el aumento de renta que pedían", apunta Subero. La ubicación ya no tiene el valor que tenía. 

A ello une Baena que "en Zaragoza hay una gran multitud de centros comerciales" y "el consumo en general está deprimido".

De cara a los próximos meses, consideran que el verano será también decisivo. "Lo mejor tanto para el comercio como la hostelería es de marzo a julio y nos lo hemos jugado", lamenta Baena. Quienes superen el periodo estival tendrán mejores perspectivas. "Hay mucha gente que va a intentar pasar esta temporada estival, en el caso de Aragón, hasta después de las fiestas del Pilar", añade Mazuelas. Por ello cree que a la vuelta del verano será cuando "nos encontraremos a los que de verdad sigan y los que no puedan más".

La actualidad del coronavirus, minuto a minuto.

Toda la información sobre la enfermedad, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios