Despliega el menú
Aragón

coronavirus en aragón

Aragón encara la recta final de la desescalada tras sufrir 863 muertes y 5.731 contagios

La tasa de letalidad se sitúa en el 15%, pero desde hace 15 días la mortalidad está en valores habituales. Salud Pública registró nueve casos más y cuatro ingresos hospitalarios en las últimas 24 horas. Salud Pública registró nueve casos más y cuatro ingresos hospitalarios en las últimas 24 horas. 

Evolución de los fallecimientos por la covid-19 en Aragón.
Evolución de los fallecimientos por la covid-19 en Aragón.
HERALDO

Cerca de tres meses han pasado desde que a principios de marzo se notificara el primer fallecimiento a consecuencia de la covid-19 en la comunidad aragonesa. Desde entonces, un total de 863 personas han perdido la vida y 5.731 han dado positivo en este virus. Guillermo Aranda, un vecino de Sierra de Luna de 87 años, fue la primera víctima mortal de esta pandemia en Aragón. Su hijo, nuera y esposa también se contagiaron, aunque a finales de marzo fueron los primeros pacientes en recibir el alta. Pese a que al principio el coronavirus fue infravalorado y calificado por las autoridades como no excesivamente letal, pero con una capacidad de propagación elevada el tiempo ha demostrado que la mortalidad ha alcanzado el 15%.

Los primeros brotes de esta crisis sanitaria se produjeron en las residencias de mayores, donde la elevada edad de los usuarios provocó que se registraran numerosos contagios y también fallecimientos, que ascienden a 729. Los centros sanitarios fueron otro foco de contagio, debido principalmente a la falta de equipos de protección individual (EPI) para los diferentes profesionales que allí trabajan. Pese a las advertencias de aprovisionamiento del Ministerio de Sanidad, la adquisición de material resultó complicada, por lo que la implicación del personal y las donaciones fueron claves para intentar contener una situación en la que diariamente aumentaba el número de ingresados.

Los hospitales habilitaron nuevos espacios para albergar unidades de cuidados intensivos (uci) debido a las complicaciones respiratorias que presentaban los pacientes. En términos generales, destacó en varias ocasiones el gerente del Salud Javier Marión, la estancia media no bajó de "15 días". El miedo ante el colapso del sistema sanitario llevó a las autoridades a construir dos hospitales de campaña que nunca se usaron.

Mientras tanto, muchas residencias de la Comunidad continuaron viviendo sus semanas más complicadas, tanto por los contagios entre los residentes como por su afección en los empleados, cuya sustitución se convirtió en otro dilema de difícil solución. Cerca de la mitad de los casos positivos de la Comunidad corresponden a residentes y personal de los centros de mayores, según el último Boletín Epidemiológico publicado por Salud Pública. Una parte importante de ellos, fallecieron. El 84,4% de los decesos notificados en Aragón corresponden a personas que vivían en una residencia. También dos profesionales del sector sanitario perdieron la vida a causa de la covid-19. El doctor José Luis San Martín, que trabajaba en el centro de salud de San Pablo, murió a los 55 años. A las dos semanas, Eloy Pérez, personal de la limpieza del hospital Miguel Servet, tampoco consiguió superar esta enfermedad.

Las tres primeras semanas de abril fueron las más letales y complejas, con una media de 24 fallecimientos diarios, aunque en una jornada concreta se llegaron a notificar 39. El confinamiento estricto, durante 15 días solo funcionaron los servicios esenciales, el número de contagios empezó a disminuir y con él la presión asistencial en los hospitales y el volumen de decesos. No fue una acción inmediata, todavía hoy se siguen produciendo muertes por la covid, pero de manera más puntual.

Pese a ello, la letalidad en Aragón se sitúa en el 15%. Es superior en el caso de los hombres, con un 18,9%, frente al 12,4% de las mujeres. Por grupos de edad son los mayores de 90 años los más damnificados, con cerca de 1.500 fallecimientos por cada 100.000 habitantes. En aquellos con edades comprendidas entre los 80 y los 89, esta tasa se sitúa en torno a los 500. De entre 10 y 40 años no se ha producido ningún deceso. Durante ocho semanas, el sistema MoMo ha reflejado unos valores de mortalidad muy por encima de los esperados, a consecuencia de la covid-19. Sin embargo, desde hace dos, la mortalidad por todas las causas está dentro de los valores esperados, e incluso por debajo.

Últimas 24 horas

El baile de cifras entre los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de Aragón continúa desde que el pasado lunes el Ejecutivo central decidiera modificar la forma de ofrecer información respecto a las defunciones. Mientras que el Ministerio recoge 826 fallecidos, en Aragón se contabilizan 863, con dos jornadas sin nuevos decesos. En las últimas 24 horas, Salud Pública ha contabilizado nueve casos más, hasta alcanzar los 5.731 y cuatro ingresos en centros hospitalarios, aunque ninguno en la uci, donde ahora solo hay ocho pacientes ingresados.

Etiquetas
Comentarios