Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Las sombras en la gestión de la pandemia ponen fin a dos años de Pilar Ventura al frente de Sanidad

Funcionaria de la escala administrativa superior, Lambán la nombró en julio de 2018 para sustituir a Sebastián Celaya tras su dimisión. 

Pilar Ventura dimite como consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón,
Pilar Ventura dimite como consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón,
DGA

Mª Pilar Ventura (Zaragoza, 1958) llegó a la consejería de Sanidad en julio de 2018 tras la dimisión de su antecesor, Sebastián Celaya, que renunció al cargo al cumplir los 65 años y solicitó al presidente del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán su relevo al acabar el curso político 2017-2018. 

Ventura, que ha ocupado otros puestos de responsabilidad como el de consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad desde 2008 hasta 2011 y ocupaba el de secretaria general técnica del Departamento de Sanidad al ser nombrada consejera, logró que Lambán confiara de nuevo en ella al formar su nuevo gobierno, en agosto pasado.  

Así, ha permanecido durante casi dos años como titular de la cartera de Sanidad, pero la gestión de la crisis del coronavirus, y en especial sus últimas declaraciones en la comisión de Sanidad de las Cortes, le han granjeado las críticas de todos los profesionales sanitarios, que han pedido a una su dimisión o relevo desde el pasado viernes.  

Licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza, PIlar Ventura es funcionaria de la escala de administración superior de la Comunidad aragonesa desde 1991 y en 1993 se incorporó a la administración autonómica como secretaria general del Servicio Aragonés de Salud.

Posteriormente, ocupó diversos puestos en la administración aragonesa, entre ellos el de jefa del servicio de Relaciones Laborales y Asuntos Sociales y el de directora general de Personal del Departamento de Educación, Cultura y Deporte.

Durante la gestión de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha recibido críticas, como las que suscitó la entrevista publicada en HERALDO DE ARAGÓN, en la que decía que no era pitonisa como para saber cuándo iba a haber más altas que ingresos. Previamente, el 10 de marzo, afirmaba  que en Aragón quedaba lejos la posibilidad de tomar medidas como el cierre de colegios.  Tan solo dos días después, el Gobierno aragonés anunció que cerraban todos los centros educativos a partir del lunes siguiente.  

Con casi 900 médicos y enfermeras y otros trabajadores de hospitales y centros de salud contagiados por coronavirus en Aragón, la gota que ha  colmado el vaso ha sido escuchar a la consejera de Sanidad decir el pasado viernes en la Comisión de Sanidad que para los sanitarios era un "estímulo" hacerse sus propios equipos de protección contra el coronavirus.  Sus disculpas no han sido suficientes y todo el personal anunció que no cesarían sus protestas diarias ante los centros de salud y hospitales hasta que se produjera la dimisión o cese de Pilar Ventura. 

La consejera Pilar Ventura dijo este viernes en la Comisión de Sanidad que para los sanitarios era un "estímulo" hacerse sus propios equipos de protección contra el coronavirus. Sus palabras, por las que se ha disculpado este sábado, han indignado a médicos y enfermeras, que han pedido su dimisión.

 

Etiquetas
Comentarios