Despliega el menú
Aragón

coronavirus

La DGA seguirá insistiendo para que la desescalada avance más en el medio rural

El director general de Salud Pública, Francis Falo, ha mostrado su satisfacción por que las tres provincias aragonesas pasen a la fase 1, pero ha recordado que "no podemos bajar la guardia".

Rueda de prensa del Gobierno de Aragón este viernes
Rueda de prensa del Gobierno de Aragón este viernes
DGA

Aragón pasará el lunes a la fase 1 de la desescalada, según ha informado el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, tras la reunión del Comité Interterritorial de Sanidad sobre la desescalada del confinamiento por la pandemia.

De este modo, las tres provincias aragonesas en bloque, incluida la capital, Zaragoza, verán flexibilizadas las condiciones del confinamiento, como por ejemplo la actividad comercial de las tiendas de menos de 400 metros cuadrados y celebrar reuniones en grupos de 10 personas, así como la apertura de terrazas con un determinado aforo.

El Ministerio de Sanidad, no obstante, no ha tenido en cuenta la petición que se había hecho Aragón, en relación a que determinadas comarcas (que el ejecutivo no desveló antes ni lo ha hecho ahora) pudieran pasar directamente a la fase II de la desescalada.

En todo caso, no se ha aceptado que ningún territorio español pase directamente este lunes, 11 de mayo, a la fase 2.

No obstante, según ha explicado tras conocer la decisión el comisionado del Gobierno de Aragón para la lucha contra la Depoblación, Javier Allué, esta decisión "no desanima" al Ejecutivo en su voluntad de que la desescalada tenga un carácter más avanzado en el medio rural, y así se ha planteado en la reunión del Comité Interterritorial de este viernes.

Por eso, aún espera que la orden que este sábado se publicará en el BOE para regular en concreto estas medidas de la fase I pueda contener "cuestiones específicas" para el medio rural.

El proceso de negociación para demostrar al Ministerio de Sanidad que Aragón está preparada para una nuevo brote ha sido "complejo", según ha reconocido por su parte el director general de Salud Pública, Francis Falo.

Y es que la decisión de que Aragón entre en bloque en la fase I "de alguna manera respalda la gestión del Gobierno y la responsabilidad de la sociedad aragonesa", ha dicho.

En cualquier caso, ha insistido en que estas nuevas medidas requieren una alta responsabilidad y mantener una "tensión permanente", porque aunque el aplanamiento de la curva haga pensar que todo está yendo bien, "nada más lejos de la realidad".

El sistema sanitario aragonés será ahora permanentemente evaluado y deberá reforzar la vigilancia epidemiológica y testar la capacidad de respuesta de la atención primaria, para tener la garantía de que el sistema sanitario puede responder ante la posibilidad de un rebrote.

La fase I flexibiliza las normas de relación social, pero Falo ha hecho de nuevo un llamamiento a la responsabilidad para mantener el distanciamiento social y las normas de higiene, así como seguir ejerciendo "sin tregua" el respeto hacia los más vulnerables.

"No podemos bajar la guardia", ha insistido, y ha advertido de que este nuevo escenario puede ser reversible si la sociedad no responde de manera adecuada. 

>> Más noticias sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios