Despliega el menú
Aragón

sanidad

¿Qué hacer si tengo síntomas del coronavirus y resido en Aragón?

El Salud insiste en que este servicio de diagnóstico por teléfono no es un número para solucionar dudas, sino para atender posibles contagios de coronavirus.

A view of an empty bar near Duomo square, as a coronavirus outbreak continues to grow in northern Italy, in Milan, Italy, February 26, 2020. REUTERS/Yara Nardi [[[REUTERS VOCENTO]]] CHINA-HEALTH/ITALY
Algunos viandantes, con y sin mascarilla, por la plaza del Duomo de Milán.
YARA NARDI

Ante la psicosis por el coronavirus, las autoridades repiten que no hay que ir al servicio de urgencias ni al centro de salud ‘a la brava’, sino hacer una primera consulta en el 061. Pero, ¿qué tipo de llamadas se reciben en este servicio? ¿Desde dónde llegan? ¿Qué clase de indicaciones brindan? El servicio de Salud para no crear alarma prefiere no dar datos ni cifras de usuarios, pero sí asegura que el dispositivo está funcionando según lo previsto y que no se han recibido quejas. 

Lo primero que preguntan los profesionales que atienden el teléfono es si el paciente que sospecha tener el virus ha estado en riesgo de contagio, esto es, si ha visitado algunos de los países en los que el coronavirus parece haberse hecho fuerte: China, Irán, Corea, norte de Italia… Los casos registrados en España son todos ‘importados’, por lo que si el usuario no ha atravesado fronteras lo más probable es que sus síntomas sean los de una gripe común y sus miedos sean infundados.

Esta es otra de las cuestiones que enseguida preguntará el personal de atención médica que, a través del teléfono, valorará el caso y hará una encuesta epidemiológica. ¿Qué síntomas tiene? ¿Se encuentra mal? ¿Qué le hace pensar que puede haberse contagiado del Covid19? Los síntomas más comunes son fiebre y tos, males achacables también a muchas otras enfermedades. Sí da una pista extra el sufrir una sensación de falta de aire y, de hecho, es este extremo el que comienza a preocupar a los sanitarios. Explican que en los casos más graves, la infección puede causar neumonía, con lo que se complica el diagnóstico si el paciente es una persona anciana o padece alguna otra enfermedad de pulmón o corazón. En cualquier caso, serán los responsables del 061 los que, si ven indicios preocupantes, comunicarán la situación a la Dirección General de Salud Pública. Esta decidirá cómo actuar, si bien la idea es que se trate a los sospechosos de infección en sus propios domicilios. En caso de confirmarse el positivo, el enfermo quedaría así preventivamente aislado.

También son muchos los ciudadanos que erróneamente hacen uso del 061 para solventar sus dudas y preguntar, por ejemplo, si las mascotas domésticas pueden ser fuente de transmisión de la enfermedad “porque han oído que el virus salió de un mercado chino con animales”. Lo cierto es que la fuente de infección aún se investiga, pero es del improbable que el perro familiar sea un portador de coronavirus.

Otra cuestión sobre la mesa que aparece en algunas llamadas es cómo se contagia el virus, pues hay quienes temen poder contagiarse si se agarran a una barra del transporte público o si recogen el cambio manoseado de un establecimiento. La OMS y el resto de autoridades sanitarias insisten en la necesidad de lavarse bien las manos (algunos recomiendan incluso no saludarse con un apretón de manos) y, como medida adicional, cubrirse la boca y la nariz con alguna protección en caso de que se esté en contacto con diagnosticados.

Curiosos son también quienes preguntan a qué distancia del enfermo deben situarse para no entrar en el rango de sus estornudos y, por lo visto, es poco probable la transmisión del virus por el aire a distancias mayores de uno o dos metros. En cualquier caso, insistimos, no es un teléfono de información sino únicamente para poder diagnosticar posibles casos y no para solventar cuestiones sobre los muchos bulos que estos días han recorridos las redes.

No es la primera vez que el Servicio Aragonés de Salud implanta el diagnóstico por teléfono para evitar la saturación de los servicios de atención de atención primaria o de las urgencias hospitalarias. En 2009, utilizó también el triaje telefónico por la gripe A y entonces sí se ofrecieron datos y se informó de que se recibían unas seis llamadas a la hora. A los profesionales que cogían el teléfono se les impartió un curso de formación de los síntomas, el tratamiento de la gripe y el manejo informático. Estos creaban una ficha y se la pasaban al médico o enfermera del 061 que se encargaban de valorar su estado. Ante la proliferación de episodios en distintos puntos del país, la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, asegura que el sistema sanitario aragonés "se está preparando ante la posibilidad de que aparezcan casos en la Comunidad autónoma".

Etiquetas
Comentarios