Despliega el menú
Internacional

En cuarentena once empleados de un hospital de Austria que viajaron a Italia

Las autoridades sanitarias austriacas han ordenado el aislamiento preventivo y domiciliario, de doce días desde este lunes, para estos trabajadores de un centro de Estiria que volvieron de un viaje del norte de Italia.

Asiáticos ivsitan la Galería Vittorio Emanuele de Milán con mascarillas, este lunes.
Asiáticos ivsitan la Galería Vittorio Emanuele de Milán con mascarillas, este lunes.
MICHELA NANA/Efe

Las autoridades sanitarias de Austria han ordenado una cuarentena preventiva y domiciliaria, de doce días a partir de este lunes, para once personas que trabajan en un hospital del sureño estado de Estiria y que volvieron anoche de un viaje del norte de Italia, ante el temor a un eventual contagio con el coronavirus.

Así lo informó este lunes la Sociedad de Hospitales de Estiria (KAGes) en un comunicado, que destaca que se trata de una medida meramente preventiva, sin que se haya detectado ningún caso sospechoso entre el personal que el pasado fin de semana viajó al Carnaval de Venecia.

Las autoridades de Italia suspendieron el domingo ese evento, como parte de una amplia estrategia para frenar la propagación del COVID-19, que ya ha causado la muerte de cinco personas e infectado a 219.

"Sensibilizados por las medidas de contención en ese lugar, así como por las noticias sobre la propagación de la enfermedad pulmonar, (los empleados) decidieron consultar ya durante su viaje de regreso" sobre las medidas a tomar, antes de presentarse en el lugar del trabajo esta mañana, explica la nota.

"A medianoche, el director médico del Instituto de Higiene y Microbiología Hospitalaria, Klaus Vander, ordenó una cuarentena domiciliaria", añade.

"Prefiero tomar la decisión correcta en términos de prevención aunque luego pueda resultar que fue equivocada. Si fuimos o no demasiado cautelosos con nuestras medidas, no lo sabremos antes de medio año", declara Vander en el comunicado.

El ministro austríaco de Salud, Rudolf Anschober, calificó de "seria" la situación ante los brotes de la enfermedad aparecidos en la vecina Italia durante el pasado fin de semana.

No obstante, advirtió de que "no hay ninguna razón para el pánico" y recordó que hasta el momento, ninguno de los test de los 183 casos sospechosos analizados en Austria dieron un resultado positivo.

Anoche, Austria suspendió temporalmente el tráfico ferroviario con Italia ante el temor de que dos pasajeros con síntomas de fiebre y tos pudieran estar contagiados con el coronavirus en un tren que iba de Venecia a Múnich (Alemania).

Tras confirmarse el resultado negativo de las pruebas médicas a esas personas, el tren reanudó su marcha unas cuatro horas después y el tráfico se ha normalizado desde entonces.  

(Toda la información sobre el coronavirus) 

Etiquetas
Comentarios