Despliega el menú
Aragón

borrasca gloria

La borrasca Gloria colapsa la red de carreteras en Teruel y afecta al sur de la provincia de Zaragoza

La nieve alcanza 50 cm de espesor en los pueblos más altos en la provincia de Teruel, algunos de los cuales están practicamente aislados. El temporal ha provocado cortes de luz en varios municipios.

El temporal de nieve dificulta este martes la circulación de vehículos en una gran parte de la red de carreteras de la provincia de Teruel y afecta también a al menos una veintena de vías en la provincia de Zaragoza. Las vías con problemas a primera hora de este martes superaban la treintena, entre ellas la autovía Mudéjar, con restricciones para camiones y autobuses y la obligatoriedad de cadenas para el resto de los vehículos en varios puntos. Además, estaban cerradas al tráfico las carreteras N-420 en Perales de Alfambra y en Valdealgorfa, la A-1701 en Mosqueruela y la A-2705 en Valdelinares. 

Más de 300 camiones han quedado bloqueados en varios puntos durante la pasada madrugada.

Estado de las carreteras al sur de Aragón este martes por la mañana
Estado de las carreteras al sur de Aragón este martes por la mañana
HA

>> CONSULTA AQUÍ LAS VÍAS AFECTADAS EN ESTE MOMENTO

Durante este lunes más de 700 kilómetros se vieron afectados por la nevada y, de ellos, en casi 550 era necesario el uso de cadenas para poder transitar. La borrasca Gloria arreció a partir del mediodía y a última hora de la tarde cinco vías de comunicación, si bien ninguna de ellas de carácter prioritario, permanecían cerradas: una en Puertomingalvo, otras dos en Andorra y el resto en Valderrobres y Albalate del Arzobispo.

La principal arteria de comunicación turolense, la autovía Mudéjar o A-23, no se libró de la nieve. Entre Calamocha y Ferreruela del Huerva fue necesario el uso de cadenas durante el día y por la noche permanecía prohibido el paso para camiones, autobuses y vehículos articulados en ese tramo de 26 kilómetros. A lo largo del eje, hasta 358 camiones permanecían detenidos en áreas de servicio al haber empeorado las condiciones meteorológicas. Esta situación se dio también en Paniza (Zaragoza), a la altura del kilómetro 232, donde la Guardia Civil optó por desviar vehículos pesados en previsión de que no pudieran circular en dirección a la provincia de Teruel. La nieve condicionó igualmente el tráfico en la misma autovía a la altura de Cariñena y en las carreteras N-330 en el término de Daroca, la N-234 en Villafeliche y la A-220 en Fuendetodos.

Uno de los incidentes más destacados se produjo en la carretera A-1415 en Andorra, donde 16 camiones, muchos de los cuales se dirigían a la central térmica, quedaron bloqueados debido al temporal de nieve. Seis de los conductores fueron trasladados a la localidad para que pasaran la noche en pisos municipales mientras que otros diez chóferes optaron por pernoctar dentro de sus vehículos. Como explicó el alcalde de Andorra, Antonio Amador, personal del Ayuntamiento y de Protección Civil asistieron a los transportistas durante todo el día proporcionándoles alimento y permaneciendo constantemente en contacto telefónico con ellos.

El temporal dejó sin clase en la provincia de Teruel a 1.100 alumnos, casi la mitad del total que utilizan las rutas de transporte escolar. Los trayectos más afectados fueron los de las zonas de Castellote, Albalate del Arzobispo, Ejulve, Cañizar del Olivar, Alacón, Andorra y La Iglesuela del Cid. No obstante, también se vieron dificultadas las rutas que circulan por Huesa del Común, Los Cerezos, Allepuz, Muniesa, Mazaleón o Torre de Arcas.

La nieve cubrió de blanco prácticamente toda la provincia, alcanzando espesores, en algunos casos, de hasta 50 centímetros. La capital turolense, situada en una hoya geológica y rodeada de montañas que detuvieron el avance de la borrasca, fue de las pocas zonas en las que sus vecinos pudieron hacer ayer una vida normal al ser prácticamente inexistente la nieve, no así el frío.

Pueblos aislados en el Bajo Aragón y el Matarraña

Sin embargo, el Bajo Aragón y la comarca del Matarraña vivieron un día totalmente invernal desde primera hora de la mañana, cuando empezaron a caer los primeros copos. La nevada dejó a varios pueblos prácticamente aislados y provocó la suspensión de consultas médicas locales, si bien los centros de salud de referencia permanecieron abiertos para consultas y urgencias toda la jornada.

En el Matatarraña, el temporal generó apagones de luz intermitentes. La compañía Endesa confirmó que la nieve produjo una avería en torno a las 16.00 en la línea de media tensión entre Valderrobres y La Fresneda que afectó a 1.700 clientes. El servicio se fue restableciendo centralizándose el fallo en Valdeltormo, con 350 usuarios afectados, si bien al cierre de esta edición el servicio se había normalizado. También hubo cortes de teléfono en la comarca del Matarraña.

Uno de los pueblos más afectados por el temporal fue Ariño, que quedó casi incomunicado por las consecuencias de la nieve. En este municipio, se cortó al tráfico la pista minera que une Andorra con la localidad y era obligado el uso de cadenas en las salidas hacia Oliete y Albalate del Arzobispo. "Hace diez años que no nevaba así. Debemos tener paciencia y esperar que las máquinas quitanieves hagan su trabajo, que no dan abasto", destacó el alcalde de Ariño, Joaquín Noé.

Incomunicados en Tronchón

En Tronchón, unas 40 personas, turistas e hijos del municipio, están aisladas desde el domingo, cuando fueron a pasar allí el fin de semana y se vieron sorprendidas por la nevada. Ante el riesgo de sufrir un accidente de tráfico, decidieron quedarse en el pueblo hasta el lunes, pero ayer la situación era todavía peor. El alcalde, Roberto Rabaza, explicó que todos están bien y que los más pequeños "han llenado de alegría el pueblos estos días».

La nieve causó algunos accidentes. Aunque, por fortuna, no hubo que lamentar daños personales ni materiales graves, se registraron varios choques entre camiones y turismos y hubo retenciones en varias vías por las dificultades que el manto blanco generó a la circulación. En distintas localidades del Bajo Aragón y el Matarraña en las que las nevadas no son tan frecuentes como en las zonas altas de la provincia, los ayuntamientos tuvieron que recurrir a la ayuda de agricultores para limpiar con tractores y palas caminos y accesos a empresas, granjas y centros de salud.

Está previsto que la situación empeore a lo largo del día y esta noche, por lo que la Diputación Provincial despliega al completo su operativo invernal.

Y es que la nevada cuajó incluso en aquellos municipios turolenses de menor altitud, como Mazaleón, a 380 metros sobre el nivel del mar, o Alcañiz, que se encuentra a 343 metros. Los grandes beneficiarios del temporal serán los campos y los montes turolenses, necesitados de lluvias abundantes tras un periodo muy seco y en estos momentos con el cereal en época de nascencia.

En Zaragoza, el Ayuntamiento tiene listo el Plan de Emergencia de Protección Civil por la llegada de la borrasca Gloria, si bien el equipo de gobierno PP-Cs confía en no tener que activarlo, ya que la ciudad está en nivel de alerta amarillo y el riesgo que entraña es "limitado", estima la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca.

Etiquetas
Comentarios