Despliega el menú
Aragón

aragón

¿Es el fin de las discotecas?

En España, han cerrado el 64% de estas. En Aragón, la situación no es diferente, aunque el sector alega que “se está aguantando a pesar de la caída demográfica y normativas urbanísticas cada vez más estrictas, entre otras cuestiones”.

Florida 135 celebró su 77 aniversario este año.
Florida 135 celebró su 77 aniversario este año.
Heraldo

¿Sigue de moda volver acompañado por los primeros rayos de sol? Los datos reflejan que no. Un 64% de las discotecas de España han cerrado desde 2008 y ya solo quedan, según cifras de la Federación de Asociaciones de Ocio Nocturno (Fasyde), 16.000 bares de copas y apenas 1.800 discotecas. Las nuevas tecnologías hacen cada vez más fácil el entablar nuevas relaciones sin necesidad de salir de fiesta, el auge del tardeo o de los festivales, o la crisis están detrás de estos cierres masivos.

En Aragón, tampoco el sector goza de buena salud, ya que a los cambios de hábitos entre los más jóvenes “se une la despoblación”, explican desde la federación. Aun así, en conjunto (no se tienen datos divididos), la Comunidad cuenta con 775 empresas de discotecas, bares de copas y salas de fiestas, productoras de festivales y eventos culturales, tablaos y restaurantes de espectáculo, verbenas y entidades festeras, entre otras empresas proveedoras y de mantenimiento de estos establecimientos y eventos. Un sector de ocio nocturno que representa, según Fasyde, el 1,7% del PIB regional, con 620 millones de euros de facturación, y da empleo a alrededor de 6.200 trabajadores.

“El sector está aguantando, incluso a pesar de la crisis, de la subida del IVA, de la caída demográfica y de las cada vez normativas urbanísticas más estrictas”, explica Ramón Más, presidente de Fasyde. “Es cierto que la crisis se llevó a muchos locales, sobre todo a partir del segundo trimestre de 2011, que fue cuando a nosotros nos azotó más fuerte; pero la realidad es que nos estamos reinventando, el sector se ha profesionalizado y estamos adaptándonos a lo que nuestros clientes demandan”.

“Ahora cada vez pasamos más tiempo en la oficina, cuidamos tanto el márquetin como la comunicación de nuestras empresas, y seguimos siendo visionarios en cuanto al contenido cultural que ofrecemos. Es ahí donde reside el éxito: en la apuesta por la música en directo y en sorprender cada día a nuestro público”, añade Más, que pone como ejemplo Florida 135, en Fraga, pues ha sido “una de las que mejor ha sabido adaptarse a las nuevas demandas”.

Eso sí para adaptarse a las nuevas demandas piden que la Administración tenga en cuenta que “son empresas que crean puestos de trabajo, sobre todo entre los jóvenes, y que además son entidades potenciadoras de cultura”. “No todas las bandas pueden tocar en sitios con gran aforo, y nosotros somos una opción para potenciar la cultura de la música en directo muy importante”.

“Entendemos los problemas de ruido y de basura que se generan y somos los primeros interesados en mejorar en este aspecto”, asegura Más. “La ley antitabaco ha provocado que el ruido se potencie en la calle, dado que nuestros locales están completamente aislados, por eso es importante trabajar en buscar soluciones conjuntas con los ayuntamientos y las asociaciones de vecinos. Como, por ejemplo, llegar a consensos, en el caso de la basura, como hacer que los servicios de limpieza municipales pasen por nuestras calles al cerrar el local, barrer nuestras puertas y no dejar que salgan vasos de los locales. Pero echarnos del centro no es la solución”, sentencia el mismo. Y es que el potenciar que los lugares de fiesta se instalen en la periferia, según este empresario, “genera un problema de movilidad”. “Nosotros no queremos que nuestros clientes cojan el coche habiendo bebido”.

Eso sí, “la comunicación –alega– entre los agentes implicados es imprescindible y beneficiosa para la localidad”. Fesyde exhibe que el 50% del turismo internacional que visita Aragón consume habitualmente ocio nocturno. “Somos potenciadores del turismo”, sentencia el presidente de la Federación. Por eso, reclama una “profunda renovación del marco normativo por parte de las administraciones, para flexibilizar los horarios de actividad y la categorización de los establecimientos, permitiendo la integración del ocio, la cultura, la gastronomía y los espectáculos y dar respuesta a la demanda que pide un ocio nocturno cada vez más diurno, cultural y familiar, más diverso y más inclusivo”.

Etiquetas
Comentarios