Despliega el menú
Aragón

8-M. día de la mujer en aragón

La evolución del 8-M en Aragón durante el último lustro

El giro de 2018 marcó la pauta de esta jornada reivindicativa por la igualdad de condiciones sociolaborales, tanto por volumen como por eco de la protesta; el feminismo subió un gran escalón en Aragón y toda España.

En Llanos del Hospital también han querido mostrar su apoyo a las mujeres, en este caso a las del Pirineo, haciendo un repaso a su historia.

El año pasado fue el del gran cambio para la lucha feminista, en Aragón y en toda España. Las manifestaciones en las tres capitales de la Comunidad Autónoma y la convocatoria de huelga tuvieron una respuesta sin precedentes. Se marcó una verdadera evolución con respecto a años anteriores, en los que la reivindicación se quedaba en el seno de las diferentes organizaciones, con un tímido apoyo de personas no alineadas. En 2018 el grito en la calle y las empresas fue más allá de ideologías políticas o partidistas: ‘Si nosotras paramos, se para el mundo’. El Día Internacional de la Mujer se convirtió realmente en el día mundial de la visibilización de un problema, de la lucha por acelerar las soluciones y cambiar la mentalidad general acerca de las desigualdades entre géneros, tanto salariales como de oportunidades. El baile de cifras en la manifestación zaragozana fue grotesco, como suele ocurrir: la organización habló de 300.000 personas, y la Delegación de Gobierno cifró la asistencia en 37.000. En Huesca y Teruel, el impacto fue igualmente masivo.

El 8-M en 2017 en Zaragoza, Huesca y Teruel

No es que no se hubiera hecho nada antes, desde luego. En 2017 hubo una conmemoración múltiple y variada del 8 de marzo. En Zaragoza, un grupo de mujeres con velas y antorchas, convocadas por la Coordinadora de Organizaciones Feministas, se concentró en la plaza de España desde las 23.30 del día 7 hasta las 00.30 del 8 de marzo; la lucha contra la violencia de género fue el centro de su discurso. "Para recordar que nos siguen matando", explicaron en una nota de prensa las organizadoras. Además del dramático recordatorio, la movilización fue el punto de partida del paro convocado en todo el mundo para el día 8. A lo largo de la jornada se sucedieron tanto los paros (de media hora) como las concentraciones: a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza, de la DPZ, de los sindicatos y de diversas empresas. Más de mil manifestantes recorrieron el centro de la ciudad para reivindicar la igualdad laboral y social. ‘Doblemente precarias, doblemente revolucionarias’ fue el cartel que encabezó la marcha.

Por su parte, Huesca celebró la manifestación del Día Internacional de la Mujer más multitudinaria que se recuerda, en la que destacó la numerosa participación de los jóvenes. Animada por un grupo de batukada, salió de la plaza de Navarra hacia la plaza de López Allué y los Porches de Galicia, donde se leyó un manifiesto de la Coordinadora 8 de Marzo , integrada por 13 asociaciones y organizadora de la convocatoria. En Teruel, la jornada reivindicativa logró sacar a las calles a hombres y mujeres de todas las edades. Un acto institucional ante las puertas del Ayuntamiento, con la presencia de un centenar de personas, abrió los actos previstos por la mañana. Más de un centenar de personas asistieron también a una concentración bajo el lema ‘Doblemente precarias, doblemente revolucionarias’ que tuvo lugar en la plaza de la Catedral.

El 8-M en 2016 en Aragón

En 2016, la manifestación en Zaragoza recorrió el Casco Antiguo con el título ‘Paseando por la Zaragoza de las Mujeres’, a las 12.00 desde la Casa de la Mujer, con la guía de la historiadora Concha Gaudó. Por la tarde, las mujeres inmigrantes celebraron el Día Internacional de la Mujer en la Casa de las Culturas. A las 19.00 partió de la glorieta Sasera la manifestación popular, bajo el lema ‘Feminismo, Trabajo y Dignidad’. En Huesca se celebró una manifestación bajo el lema ‘Feminismo es Igualdad; Feministas ¡Arriba!’, que salió a las 20.00 de la plaza de Zaragoza. En Teruel se celebró la jornada con un encuentro en el salón de actos del Museo Provincial, seguido de una manifestación popular.

El 8-M en 2015

En 2015, el Día Internacional de la Mujer se celebró en Zaragoza con una manifestación a la que asistieron cientos de personas. La concentración fue numerosa, y el hecho de que cayera en domingo hizo que participase más gente al grito de ‘Queremos un empleo, trabajo nos sobra’ o ‘Manos arriba, estás contratada’, reclamando el derecho a decidir sobre la propia maternidad y contra la violencia de género con lemas como ‘Vosotros machistas, sois los terroristas’ o ‘No es un arrebato, es asesinato’. Al igual que ocurre este año, se vivían días preelectorales y hubo una notable afluencia de líderes políticos en la cabeza de la marcha.

Al final de la movilización, que acabó en la plaza del Pilar, se guardó un minuto de silencio por las 6 mujeres asesinadas ese año hasta la fecha de la manifestación, y se recordó la prevalencia de la brecha salarial, agravada por la crisis económica. Se detalló en el discurso que las mujeres tenían que trabajar 67 días más al año para ganar el mismo salario que un hombre, "por realizar el mismo trabajo de igual valor". Otro dato alarmante aportado en esta concentración era del del porcentaje de personas que trabajaban entonces a tiempo parcial en España: el 74% de este grupo eran mujeres. En Huesca, una gran tela de color violeta con ‘el tren de la libertad’ acompañó a las decenas de personas que participaron en la manifestación convocada por la Coordinadora 8 de marzo para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. La marcha partió poco después de las 12.00 de la plaza de Navarra y recorrió algunas calles del centro histórico para finalizar en la plaza de Santo Domingo, donde se leyó el manifiesto.

Consulta las últimas noticias de la huelga femenista del 8-M aquí.

Etiquetas
Comentarios