Despliega el menú
Aragón

Sánchez promete a dos meses del 28-A que el fin del carbón tendrá “impacto cero” en el empleo

El Gobierno insiste en que firmará convenios con las zonas afectadas, aunque no antes de las generales

Sánchez, ayer en Madrid durante la presentación de la Estrategia de Transición Justa
Sánchez promete a dos meses del 28-A que el fin del carbón tendrá “impacto cero” en el empleo
Rodrigo Jiménez/Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió ayer, a solo dos meses de las elecciones generales del 28 de abril, que el fin del carbón tendrá "impacto cero" sobre la población y el empleo de las cuencas mineras. Sánchez presentó en Madrid la Estrategia de Transición Justa del Ejecutivo socialista junto a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. El documento, que previsiblemente será aprobado mañana en Consejo de Ministros, incluye los convenios de transición que anunció la propia Ribera en su visita a Andorra para frenar las graves consecuencias sociales y económicas que provocarán los cierres de las centrales térmicas en España.

Aunque ni Sánchez ni la ministra concretaron plazos ni presupuesto, el líder nacional sí adelantó que estos acuerdos garantizarán "acceso ágil y prioritario a la ventana de financiación de la administración general del Estado e irán acompañados de ayudas europeas, incentivos o deducciones cuando sea posible". "Lo haremos de la mano de los agentes sociales y de abajo a arriba", afirmó.

Fuentes del Ministerio recalcaron que el compromiso "de este Gobierno" sigue siendo firmar el convenio con Andorra –el primero de España–, "en verano", por lo que se descarta que vaya a haber novedades antes de las generales. Aunque el Ejecutivo de Pedro Sánchez quiere dejar "atada" la política que ha defendido en los últimos ocho meses, las mismas fuentes reconocieron que su futuro queda ligado al resultado electoral, ya que un Gobierno de otro color podría apostar por otras políticas.

Estos contratos, que se firmarían con todas las comarcas sujetas al cierre de la minería, tienen por objeto "comprometer al Gobierno central, ayuntamientos, empresas y todos los agentes implicados a desarrollar aquellos proyectos que se consideren idóneos para estos territorios y sean capaces de generar un nuevo tejido productivo".

Respecto a la solicitud de cierre presentada por Endesa hace ya dos meses, desde Transición Ecológica confirmaron que "sigue su trámite" y que, probablemente, no se resolverá antes del 28 de abril, ya que los plazos pueden dilatarse "hasta un año".

El Ejecutivo socialista adelantará hoy a las comunidades autónomas los contenidos de la estrategia. Lo hará en una reunión a las 11.30 en Ferraz a la que, por parte de Aragón, asistirá el director general de Energía, Alfonso Gómez.

Ayer, Sánchez reconoció que la transición energética va a provocar "ciertos desajustes que deben prevenirse", especialmente en las comarcas muy vinculadas a los combustibles fósiles. Defendió, no obstante, que la apuesta por las energías renovables, –que tendrán "un papel protagonista" en la próxima década–, "beneficiará directamente a las áreas que sufren problemas de despoblación", ya que su generación "permite una distribución mucho más equilibrada". "Es una oportunidad para la España vacía", manifestó.

Descarbonización total en 2050

El presidente del Gobierno aseguró en una comparecencia sin preguntas que este proceso moverá más de 200.000 millones de euros de inversión pública y privada y "creará 300.000 empleos en España hasta 2030", especialmente en el sector servicios, en la industria y en la construcción. "Es una propuesta irrenunciable, nos lleva a un futuro mejor", aseveró.

El paquete de medidas anunciado ayer en el Marco de Energía y Clima, donde también se incluye la Ley de Cambio Climático, pretende hacer ver, según explicó Sánchez, que "es posible desarrollar una economía moderna, sostenible y competitiva al tiempo que se presta especial atención a los damnificados por este cambio de paradigma". "Prueba que es posible una transición justa sin que nadie se quede atrás", dijo.

Su Ejecutivo persigue "un modelo de crecimiento neutro en carbono", una descarbonización "total" de cara a 2050 que haga de España "un país sin emisiones de gases de efecto invernadero". Estas medidas, subrayó Sánchez, permitirán crear "un marco regulatorio estable llamado a dotar de certidumbre tanto a sectores públicos como a privados".

Ribera, que ayer tuvo un papel mucho más testimonial, aseguró que "se ha acabado el tiempo en el que las políticas medioambientales eran consideradas secundarias". "Esto requiere cambiar muchas cosas y el concierto de todos. Tenemos la oportunidad de situar a nuestro país en el centro del tablero de una transición energética llena de oportunidades", dijo.

El territorio exige concreción y medidas urgentes

La Estrategia de Transición Justa anunciada ayer por Pedro Sánchez "no convence" en las cuencas mineras, donde se exige al Gobierno central "concreción" y "medidas urgentes" para paliar "con garantías" los efectos del fin del carbón.

A Sofía Ciércoles, alcaldesa de Andorra, le parece "muy bien" que se prometan convenios y se regule la transición. "Lo importante es cuándo se van a firmar. Mientras no se haga antes de las elecciones no se soluciona nada. Es pasarse la pelota de unos a otros para intentar quedar bien", dijo. Para Alejo Galve, secretario territorial de UGT en Teruel, el anuncio es "de risa". "No hay nada. ¿Qué convenio se va a firmar? ¿Cuánto dinero va a venir a la comarca? Si entra otro Gobierno puede cambiar todo. Llegados a este punto, las cosas tienen que ser concretas", aseveró.

Antonio Planas, delegado de CC. OO. en la térmica, comparte su opinión. "¿Es que va a estar todo parado hasta que tome posesión el nuevo Gobierno? Tenemos prisa, la situación es ya urgente", subrayó. Al territorio, afirmó, "le da igual quién gobierne". "Queremos, eso sí, que quede todo por escrito", añadió.

Planas lamentó que la estrategia quede eclipsada por las elecciones, sobre todo teniendo en cuenta que el cierre de la térmica "se venía anunciando desde hace años". "No han visto un problema donde sí lo había y se han centrado en otros", expuso.

Negociación con Endesa

Endesa volvió a reunirse ayer con los sindicatos de la térmica para avanzar en la recolocación de los 153 trabajadores de la planta una vez que se produzca el cierre. Hilario Mombiela, presidente del comité de empresa, aseguró que queda mucho por perfilar, ya que "pocas" de las 300 plazas ofertadas por la eléctrica en toda España se ajustan al perfil actual de los trabajadores. La intención, recalcó, es que el grueso de la plantilla se quede en Aragón. Respecto a las prejubilaciones y las salidas voluntarias, aclaró que "se están tratando a nivel de convenio".

Etiquetas
Comentarios