Aragón

Endesa negocia ya cómo recolocar a los 153 trabajadores de la térmica de Andorra

La eléctrica se compromete a que el grueso de la plantilla se quede en Zaragoza, Alcañiz o Teruel capital

La sede central de Endesa, en Madrid
Endesa confirma ya a sus inversores el cierre "irreversible" de la central térmica de Andorra en 2020
Enrique Cidoncha

Endesa negocia ya con los 153 trabajadores de la térmica de Andorra su recolocación a partir de junio de 2020. La eléctrica reunió en Madrid el miércoles a los representantes sindicales de las centrales de Andorra, Compostilla y Alcudia para hablar de su futuro una vez que cierren las plantas. Al encuentro asistieron, por parte de la empresa, representantes de la dirección de recursos humanos y de Endesa Generación.

Las recolocaciones, recogidas en el plan de compensación presentado en diciembre al Ministerio para la Transición Ecológica de Teresa Ribera, pretende garantizar que el proceso se realiza "de un modo no traumático". La intención, recalcaron fuentes de la compañía, es que la mayor parte de los trabajadores cubran vacantes en Teruel, Zaragoza o Alcañiz. No se precisó, en todo caso, qué porcentaje de la plantilla podrá quedarse en Aragón, ya que el dato variará en función de los perfiles que se necesiten y las circunstancias de cada uno.

También falta por concretar cuántos empleados podrán acogerse a prejubilaciones y en qué condiciones. La eléctrica habría dado ya opción a sus trabajadores de solicitar ‘plaza’ en otras plantas fuera de la Comunidad en caso de estar interesados.

Endesa responde con esta mesa de negociación a las exigencias de la plantilla, que había solicitado en reiteradas ocasiones una reunión para empezar a planificar su futuro tras el fin del carbón. Las conversaciones comienzan a 15 meses del cierre de la central. La próxima reunión, en la que se ahondará en estos y otros aspectos, se producirá el miércoles.

Para Alejo Galve, secretario provincial de UGT en Teruel, el encuentro hace que estén "más tranquilos". Sobre todo teniendo en cuenta la "incertidumbre" y el "malestar" que provocó el anuncio y la posterior solicitud de cierre, unido a la "falta de información" por parte de la empresa.

Antonio Planas, delegado de CC. OO. en la térmica, cree que faltan "bastantes detalles por aclarar", aunque considera "positivo" este punto de partida. "Dicen que quieren que el proceso sea ágil y transparente", aseveró.

La prioridad, de acuerdo con el presidente del comité de empresa, Hilario Mombiela, es buscar salidas a los más jóvenes. "En principio, hay oportunidades en todas las comunidades, ya sea Cataluña, Andalucía, Canarias... La intención es buscar destinos del agrado de cada uno y adaptados a su actual nivel competencial", subrayó. Según les trasladó la empresa, los movimientos podrían empezar este mismo año.

La empresa contempla en su plan de cierre medidas formativas para asegurar la "mejor adecuación" de cada persona a su puesto y minimizar así, en la medida de lo posible, "el número de movilidades geográficas que conlleven cambio de domicilio".

Insiste, a este respecto, en que la central operará "con normalidad y de acuerdo con las condiciones de mercado" hasta el 30 de junio de 2020 y en que hasta entonces seguirá necesitando tanto al personal propio como al de las empresas auxiliares. Las negociaciones iniciadas esta semana, contempladas en la estrategia de "búsqueda proactiva de empleo para el personal directamente afectado" recogida en el plan de compensación, podrían concluir de cara al verano, momento en que el destino de cada uno podría estar ya mucho más claro.

Las subcontratas insisten

Las subcontratas, por su parte, critican la falta de novedades. Inocencio Lorenz, portavoz de la plataforma que las agrupa, insistió ayer en que Endesa debe reunirse con ellos con carácter de urgencia para aclarar su porvenir.

La compañía se ha comprometido a priorizar su contratación de cara a los trabajos de desmantelamiento de la central, que durarán entre cuatro y seis años y generarán picos de hasta 200 empleos, según estimaciones de la eléctrica. También podrán ser beneficiarios de programas de formación y capacitación en energías renovables enfocados a la construcción y la operación de parques solares fotovoltaicos. No obstante, el colectivo reclama "una mayor concreción".

En las últimas semanas han protestado en las Cortes y contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su visita a Zaragoza. Asimismo, recibieron a la ministra con carteles de ‘se vende’ y protagonizaron un reivindicativo encierro en el Ayuntamiento de Andorra. El lunes, recibirán en la localidad al Justicia de Aragón, Ángel Dolado, con quien visitarán la central térmica, el polígono de Alloza y las minas de Ariño, entre otros puntos.

Etiquetas
Comentarios