Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

aragón es extraordinario

Alagón se recrea en el colorido mural

El impulso artístico va a llegar a los rincones más emblemáticos de la localidad, que ha hecho una apuesta decidida por la cultura segura y la responsabilidad.

Lo tenían claro en el Ayuntamiento, y han obrado al respecto. La pandemia iba a modificar iniciativas, nunca a ahogarlas. Lo explica Elena García, concejal de Cultura y Participación, y primera teniente de alcalde. “Hemos readaptado nuestra oferta turística en la pandemia y hacemos visitas teatralizadas a nuestros valores patrimoniales, con una gran acogida. No hemos parado; tanto el alcalde como yo nos creímos el lema de que la cultura era segura; estuvimos todo el verano haciendo actividades en la plaza de toros, desde teatro a bandas, grupos de jota, orquestas… naturalmente, limitando el aforo; lo pusimos a un máximo de 300 personas y caben casi 3.000, todo el mundo con gel a mano y separación estricta; también mantuvimos el cine de verano allá, y el de otoño lo tenemos en el Auditorio por primera vez, con sesiones de estreno al 25% de aforo”.

El gran proyecto ornamental de Alagón se viene desarrollando con singular éxito: se trata de ‘Alagón, un pueblo con arte’. “Viene a ser un mini Asalto. Lo empezó de forma altruista Diego Vicente, artista local, con un mural en la zona de la Azucarera; hay otro en el polideportivo nuevo y otro recién acabado en el parque de la calistenia, que representa el amor por las mascotas”. La zaragozana Harsa (nombre artístico de Arantxa Recio) hizo otro en el entorno del almacén municipal, cerca de los colegios. “El año que viene y se ha previsto la licitación de otros tres murales; es una muestra de que la idea tiene vocación de continuidad, y lo cierto es que está teniendo muy buena aceptación”.

El mural de Harsa es puro color, muy figurativo y lleno de símbolos, inspirado en la tormenta de ideas propuesta a los niños del pueblo. “Hay montañas –explica la artista– que se pierden en un paisaje infinito de colores y personajes que se integran en la escena para dotarla de vida y movimiento, y para convertir las paredes y el espacio en símbolo de convivencia”.

Voz y voto

Los murales del proyecto siguen un proceso participativo. Por ejemplo, el de Diego en el polideportivo es un verdadero bodegón contemporáneo. “Está inspirado –explica– en el propio pueblo, en el paso del tiempo, en nuestras abuelas, en las tardes en el parque, en los cumpleaños de nuestra infancia, en los ríos que nos rodean y riegan nuestra tierra, en su naturaleza capaz de imponerse a nuestra contaminación, en el jueves lardero, en la convivencia entre culturas, en el agua, en el vino, en su luz, en su tradición y en su modernidad. Es un homenaje al sentimiento por la tierra, ya sea en la que naciste, la que te acogió o en la que deseas terminar tus días”.

Elena matiza ese contenido del mural de Diego con indisimulado orgullo. “Hay guiños muy alagoneros, como el pan redondo que se hace el jueves lardero, con chorizo, longaniza, jamón y panceta; se va al paraje del Caracol a comerlo, y siempre se lleva una naranja y un plátano en la bolsa, que también aparecen. El ‘smiley’ gigante refleja la felicidad de vivir en un pueblo, y la pelota de baloncesto deriva de que fue éste el deporte favorito de los encuestados. Con la iluminación nocturna se podrá admirar también desde fuera”.

Vídeo de Alagón en 'Aragón es extraordinario'

Un paseíto hasta el Caracol, con el arrullo de las aguas del Jalón

El Paraje del Caracol está en la linde del término, bajo el abrigo de las llamadas Murallas de Grisén, que no son sino el cauce del Canal Imperial de Aragón; un recurso ideado en el siglo XVIII para cruzar las aguas del Jalón; se trata de un kilómetro y medio de murallas paralelas. Se llega a este punto tras un paseo de media hora, que en vehículo es un momento, y el lugar es idóneo para cualquier tipo de celebración de corte campestre; es centro de reunión habitual de familias y juventud, y hay una concesión de restauración, que en condiciones normales –la pandemia paralizó la actividad– funge como restaurante y merendero, con especialidad de brasa. El cauce del río es un elemento que debe tratarse con respeto, como cualquier corriente de agua, pero no hay peligro alguno para el público familiar si se mantienen un mínimo de precauciones.

Las murallas tienen su historia, y es que las alternativas para salvar el cauce del Jalón eran varias; se fueron planteando y adoptando diferentes soluciones con el paso de los siglos. La primera idea fue que canal pasara por debajo del Jalón; así se hizo en el siglo XVI, con un sifón que acabó cegándose rápidamente. La segunda idea era que el agua del canal se vertiese en el Jalón, para acto seguido hacer una presa en el río y tomar el agua nuevamente en la otra orilla; no prosperó, porque se perdía mucha altura y la afección para los riegos era muy elevada. Finalmente triunfó la idea vigente, que el canal pasara por encima del Jalón; la materialización de esa solución llegó en el siglo XVIII, con José de Pignatelli en la coordinación de este vistoso acueducto, que alegra la vista al caminante. La vida del paraje se reactivará un poco más con la puesta en marcha del albergue municipal, que se prevé inmediata.

El fresco de Goya en la Casa de Cultura, una parada obligatoria

La huella de Goya en Alagón es una parada obvia en las visitas turísticas, con la particularidad de que su fresco está en la Casa de Cultura, antiguo colegio de los Jesuitas, donde también está la Oficina de Turismo y el Museo Hispano Mexicano. No se pueden olvidar otros elementos patrimoniales como la iglesia de San Antonio o la torre mudéjar de San Pedro, pero este fresco (datado hacia 1765) es un imán poderoso para los amantes del arte. Está en la bóveda de la escalera interior y representa la Exaltación del Nombre de Jesús, con unas medidas de 3,5 por 2,5 metros. En el centro figura el anagrama de Jesús que es, a la vez, el de la Compañía de Jesús (JHS), rodeado de pequeños ángeles flotando en un rompimiento de Gloria. La obra demuestra el gran dominio de la técnica que poseía ya el maestro de Fuendetodos a edad temprana, pues contaba apenas con 19 años.

ALAGÓN

Comarca. Ribera Alta del Ebro.

Cómo llegar. Desde Zaragoza, su capital de provincia, hay 25 kilómetros por la A-68.

Dónde comer y dormir. Hay dos hoteles, Los Ángeles y Baraka, amén de bares y restaurantes de todo tipo. El Flash ha ganado varios concursos provinciales de tapas, y el Riga ofrece un menú de imbatible calidad-precio

Starkytch Pinchadiscos. El dúo compuesto por Juan Carlos Higueras y Mariano Bazco lleva dos décadas largas de actividad en Aragón, con singular éxito popular y celebradas apariencias televisivas. Lo mismo cabe decir actualmente de la docente y artista Isabel Marco.

Santiago Pelegrín. El célebre pintor alagonero tiene un busto dedicado en la Casa de Cultura.

Azucarera. El gigantesco vestigio industrial es objeto de estudio para su recuperación. Entretanto, ha llamado la atención del arte: el vídeo del tema ‘23 de junio’, de la banda Vetusta Morla, se rodó el año pasado allá bajo la dirección de Paula Ortiz.  

Reportaje de la serie 'Aragón es extraordinario'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión