Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Diferencias entre artrosis y artritis, y sus síntomas

Son dolencias que se sufren más con el frío en las estaciones de otoño e invierno.

Doctor observando unos rayos X de piernas con dolor en las rodillas.
Doctor observando unos rayos X de piernas con dolor en las rodillas.
Canva

La artritis y la artrosis suenan igual en la raíz de la palabra y son dos problemas de salud; además, ambas afectan a las articulaciones y son enfermedades que afectan más a las mujeres que a los hombres, además de traer dolor a quien las sufre, pero de ahí en adelante comienzan las diferencias.

La artritis es una inflamación de la membrana sinovial. El líquido sinovial, que tiene la tarea de lubricar una articulación al ser absorbido, se esparce por esa articulación y afecta tanto al hueso como al cartílago. La artrosis, por su parte, es una enfermedad degenerativa que ataca al cartílago hasta hacerlo desaparecer en las fases más avanzadas, por lo que ya no hay protección para los huesos, que se rozan y generan tanto el dolor como la pérdida de flexibilidad.

Los primeros síntomas de la artritis y artrosis

Los síntomas dan pistas acerca de uno otro padecimiento antes de que haya un diagnóstico médico firme. La artritis provoca un dolor constante, y suele manifestarse en los dedos, las rodillas, los tobillos y las muñecas. La artrosis produce dolor cuando hay movimiento de la articulación, más dificultoso; se nota más en las caderas, manos, los pies, las rodillas y la columna, que pueden sufrir deformidades.

La terminación -itis alude a inflamación. Es lo que ocurre con la artritis, que también suele llevar aparejado el cansancio, la debilidad y la fiebre; hay que aplicar antiinflamatorios y reposar, aunque en la variedad reumatoide se suele recurrir a corticoides y medicamentos específicos. En el caso de la artrosis, la sensación es más bien de crujido; aquí no hay tratamiento de cura, sino de alivio del dolor, para que la afectación al movimiento sea menor. En ambos casos hay que vigilar el sobrepeso, y hacer ejercicio moderado y adecuado al problema, siempre bajo supervisión y consejo médico.

El tratamiento del dolor para la artritis y artrosis

Tanto la artritis como la artrosis se sufren más con el frío. El doctor José Antonio Sánchez Tirado, anestesista y responsable de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Miguel Servet, aclara no obstante que las causas de la artritis son muy diversas. “Está la artritis reumatoide, la artritis secundaria psoriásica… son procesos inflamatorios. La artrosis, además de ser degenerativa, tiene sus dificultades en el tratamiento”.

A veces, una radiografía no se correlaciona clínicamente con el estado del paciente. El médico, originario de Moyuela, explica que la placa muestra en ocasiones “un cuadro que debería suponer mucho dolor, cuando no es el caso, mientras que en otras presenta una artrosis muy incipiente que sí supone mucho dolor”.

El ejercicio es bueno con ambos padecimientos. “Sobre todo está indicado en la artrosis de rodilla, para evitar la atrofia del cuádriceps y el consiguiente aumento del dolor. Los pacientes con lumbalgia sufren más dolor con el reposo absoluto, especialmente si pasan dos días completos o más sin moverse”, concluye Sánchez Tirado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión