Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Cómo afecta el calor a la tensión arterial y cómo mantener los valores normales

España vive su tercera ola de calor de 2022, con temperaturas que rondan o superan los 40 grados en buena parte de país.
Síntomas que alertan de una tensión alta o baja.

Tensión arterial.
Tensión arterial.
Canva

El calor sigue apretando y las consecuencias van más allá de la falta de hielo en las tiendas o el peligro de los golpes de calor en la calle. Tanto las personas con padecimientos previos como aquellas que no tienen problemas serios de salud deben modificar comportamientos cotidianos para no llevarse más sustos de la cuenta; en eso se incluyen los episodios de deshidratación, hipoglucemias o bajadas súbitas de tensión.

Causas que provocan una tensión arterial baja y los síntomas para darse cuenta

El calor, por norma, baja la presión arterial. Los vasos sanguíneos se ensanchan y la circulación es menos fuerte, por lo que pierde presión. Si además se ha comido poco o se ha hecho ejercicio con mucha intensidad, los episodios de mareos o incluso náuseas pueden acompañar a ese bajón de la presión arterial. La deshidratación es otra causa directa, ya que la sangre contiene agua y en ese caso pierde volumen, por lo que la circulación también es menos fuerte. Hay pistas para saber si la bajada de tensión es por deshidratación: sequedad bucal, palidez, desorientación o taquicardia, por ejemplo.

En esos casos, y para evitar un desmayo en la medida de lo posible, hay que poner las piernas en alto, para que el corazón tenga más sangre, y tomar té, chocolate o regaliz. Incluso una pizca de sal bajo la lengua puede ayudar.

Regulación de los medicamentos para controlar la presión arterial

Las personas que toman diuréticos deben tener en cuenta que al favorecer la eliminación del sodio por la orina, tienen efecto hipotensivo. Con los vasodilatadores, el efecto es de una posible tensión ortostática agudizada, con mareos al incorporarse. Y los antihipertenstivos también pueden multiplicar su efecto.

La farmacéutica Pilar Aranda (Farmacia Aranda Ortega; Cesáreo Alierta, 14) explica que “en estos días de tanto calor entra más gente a tomarse la tensión, porque la notan más baja. A la hora de controlarla, especialmente en los hipertensos tratados, es importante que se consulte con el médico de cabecera o con los profesionales farmacéuticos para valorar la opción de reducir las cantidades durante estos episodios de calor extremo. Obviamente, no hay que hacerlo sin supervisión: cada persona es un mundo. Incluso la gente normotensa (personas con tensión sanguínea normal) también se notan síntomas de tensión más baja en esta circunstancia”.

En parecidos términos se explicaba su colega Virginia Barrau (Farmacia Barrau; Independencia, 25). “Por un lado, hay medicamentos como los antihipertensivos y diuréticos que en situación de ola de calor pueden ver afectada su administración, sobre todo en la gente polimedicada; al eliminar menos el medicamento en caso de retención de líquidos, pueden causar efectos secundarios. Lo primero es consultar a los profesionales, claro, nunca autoregularse. Por otro lado, cualquier persona puede tener la tensión más baja con tanto calor, hemos hecho muchas más pruebas estos días. También insistimos mucho en la hidratación, estos días hay que beber agua incluso sin sed”. 

Los valores normales de la tensión arterial según la edad

  • Entre 1 y 12 meses: 60/90 mmHg
  • Entre 1 y 5 años: 65/95 mmHg
  • Entre 6 y 13 años: 70/105 mmHg
  • Entre 14 y 19 años: 77/117 mmHg
  • Entre 20 y 60 años: 80/120 mmHg
  • En 60 años: 90/140 mmHg

Últimas noticias sobre sobre salud.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión