Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

deita y nutrición

Así son los menús saludables con pan y bollería especial para niños con sobrepeso

La dietista-nutricionista Alba Santaliestra, investigadora del Grupo GENUD de la Universidad de Zaragoza, ofrece a las familias que se apunten al estudio 'Medkids' opciones adaptadas con productos bajos en grasas y azúcares.

Pan de molde y bollería mejorada nutricionalmente en el marco del proyecto 'Medkids', que incluye menús saludables.
Imagen del pan de molde y el bollo suizo
HA

Menús de cinco tomas al día (desayuno, almuerzo, merienda, comida y cena) y con un ingrediente fuera de lo común en otras dietas para perder peso: el pan de molde y los bollos suizos. Con estos atractivos productos, que se han mejorado nutricionalmente, un grupo de investigadores del Grupo GENUD de la Universidad de Zaragoza trata de reclutar a 45 niños aragoneses de entre 6 y 12 años (al menos veinte ya están en seguimiento) para un estudio que desarrollarán al cabo de los próximos seis meses

Uno de los objetivos principales, según indica la nutricionista Alba Santaliestra, coordinadora del proyecto 'Medkids', es conseguir que los participantes consuman el 100% de su fibra aconsejada (que en el caso de los menores es de 25-30 gramos al día). "Para ello hemos intentado que sean menús de cinco tomas, aunque nos adaptamos a los hábitos del niño. Intentamos que haya dos o tres piezas de fruta, que se consuman legumbres y distribuímos las proteínas de origen animal de una forma equilibrada. Además, los menús incluyen las versiones mejoradas de un tipo de pan de molde y bollería que les entregamos a las familias para el estudio", explica. 

A la hora de adelgazar y perder peso, esta nutricionista subraya la importancia que tiene a estas edades fomentar la dieta mediterránea, incrementando el consumo de frutas y verduras y equilibrando el de alimentos como la carne, los huevos, el pescado y los derivados de todos ellos. Para ello, ofrecen también recetas adaptadas a las familias, a quienes ayudan a vencer algunos mitos. "Cuando intentamos equilibrar la ingesta de nutrientes uno de los aspectos más importantes es equilibrar las fuentes proteicas. El pescado cuesta introducirlo y el formato a la plancha, aunque sea más saludable, no siempre es el mejor. Una opción en estos casos es recurrir al formato albóndigas, que gusta más a los niños y puede ayudar a incrementar el consumo de productos como el pescado o las legumbres en la infancia. Tenemos una visión muy tradicional y ni el pescado se puede comer solo a la plancha ni la legumbre es solamente de puchero", afirma esta nutricionista.

Otro aspecto clave que han tenido en cuenta a la hora de confeccionar estos menús es el de no restringir de entrada aquellos alimentos a los que está acostumbrado el niño, como puede ser un sándwich de crema de avellana o cacao. "A nosotros no nos gusta hablar de restricciones. Es como si te dicen 'no pienses en el elefante rosa', y vas a estar pensando todo el rato en el elefante rosa. Con la comida sucede igual. Hay muchos niños que toman ese sándwich de crema de cacao, y lo que interesa es ayudar a las familias a seleccionar la mejor opción de aquello a lo que están habituados, en este caso, una crema de base de fruto seco, en lugar de azucarada; que su principal ingrediente sea la avellana o la almendra", detalla esta nutricionista. Otro ejemplo parecido sería el del típico vaso de leche con cacao soluble para desayunar, un producto en el que generalmente el porcentaje de azúcar es muy alto. En este caso, Santaliestra aconseja al hacer la compra elegir aquellos que tengan un 0% de azúcares añadidos y que van a ser elemento de transición hasta pasar a un cacao puro. "El paladar tiene muy establecido lo que es el sabor dulce y lo que es el sabor salado. Al niño que vemos que toma una cantidad de cacao importante le vamos mezclando un poco del original con un poco del 0%, y luego vamos reduciendo cantidades progresivamente", explica.

Por otro lado, en lo que respecta al pan (otro producto clave que se ha mejorado en los menús), esta nutricionista insta a las familias a decantarse por la compra de integrales (100% de grano entero), ya que son los de mejor calidad, aunque reconoce que estas opciones no abundan en los supermercados, donde insta a mirar las etiquetas y decantarse por aquellos que contengan el mayor porcentaje posible de cereal, y preferiblemente que solo tengan harina, agua y sal. "Si vamos a un sitio donde lo compramos con etiqueta es fácil ver si el tipo de cereal que usan es integral o no. Por el contrario, en las panaderías de barrio, la mejor opción es preguntar si está hecho o no con harina integral. Y animamos a la gente a que pregunte, porque cuanto más demanda haya de este tipo de panes más conseguiremos que se produzcan", concluyen. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión