Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Hábitos saludables

Cómo transmitir a los niños hábitos de vida saludables

Si los niños crecen en un entorno con una alimentación sana y una rutina saludable, les será más fácil mantener ese estilo de vida cuando sean mayores.

Educar en una alimentación sana es una forma de que los niños aprendan hábitos saludable.
Educar en una alimentación sana es una forma de que los niños aprendan hábitos saludable.
Pixabay

Muchas veces, los niños aprenden por imitación y repetición de lo que ven en sus progenitores. En temas como la alimentación o la actividad física, también influye la actitud y los hábitos de las madres y padres que, con pequeños gestos, pueden inculcar en los menores un estilo de vida saludable que facilitará a los menores seguirlo posteriormente en su vida adulta.

"La familia es el motor más importante para que nuestros niños y niñas sepan, pero también que quieran y que puedan, comportarse de forma saludable", señalan desde la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA). Es muy relevante entonces que, desde pequeños, se adquieran en la infancia unos hábitos saludables que ayuden a los niños a prevenir la obesidad, así como numerosas enfermedades cardiovasculares.

Los aspectos en los que se puede incidir para educar a los menores con salud son: 

  • La alimentación. Respetar las 5 comidas diarias (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena) y repartir entre ellas todos los alimentos necesarios para el correcto desarrollo del organismo. Incluir a los niños y hacerles participar de tareas como la lista de la compra o el ir al supermercado, además de comer siempre que sea posible con ellos, les ayudará a interiorizar hábitos. 
  • ​Tiempo libre en familia. Pasar tiempo en familia de calidad y mostrar el núcleo familiar como una opción de ocio saludable es una manera de transmitir hábitos sanos que eviten la automática relación del tiempo libre con, por ejemplo, el consumo de pantallas. Se puede aprovechar para dar paseos o hacer excursiones que mejoren la comunicación familiar y ayuden a los progenitores a conocer los gustos del menor. 
  • ​Deporte. Realizar algo de actividad física diaria es muy beneficioso para la salud y si los niños ven en casa un estilo de vida activo no tardarán en aprehenderlo como una costumbre más. Apuntar a los pequeños a actividades físicas en el colegio, estimular el movimiento, elegir los trayectos a pie por encima del uso del vehículo privado y apostar por actividades no estáticas (como los videojuegos), inculcará un estilo de vida mucho más saludable. 
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión