Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud  

Surimi, salsas y otros alimentos que debes evitar en tus ensaladas de verano

Esta socorrida elaboración es capaz de reunir una gran variedad de productos, pero no todos son los más recomendados para la salud. 

Ensalada césar
Ensalada césar
Freepik

Son una fácil (y rápida) solución cuando se dispone de poco tiempo para cocinar o cuando hay pocos ingredientes en la despensa. Poco a poco han conseguido despegarse del adjetivo de 'aburridas' gracias a recetas originales y a vinagretas con las que darles el toque perfecto. Pero no todo vale a la hora de elaborar una ensalada: aunque las empleemos como excusa para terminar con todos los restos que nos quedan en la nevera (y que se han guardado de la forma correcta), hay alimentos que no deberían estar en cantidades excesivas en ninguna de las múltiples recetas de este plato. 

Atún en lata
1

Conservas en aceite como el atún 

Como en la mayoría de casos, los efectos negativos pueden llegar con un consumo desmedido de esta conserva, ya que es uno de los pescados del mercado que más mercurio contienen. Para no renunciar a los beneficios de este alimento, se puede optar por su versión en claro, una de las más saludables al respecto. 

Cangrejo ruso, surimi, chatka... muchos nombres para un mismo producto.
2

Surimi o palitos de cangrejo 

Este producto, que de cangrejo tiene poco, ha estado estrechamente relacionado con el consumo de pescado. Sin embargo, están elaborados a base de una pasta de peces blancos triturados, que no les convierte en sus sustitutivos nutricionales. El problema de este producto es su alto contenido en sal y azúcar, nada recomendado para personas con problemas de hipertensión y diabetes. También, y debido a su proceso de elaboración donde se pueden dar múltiples contaminaciones cruzadas, son una gran fuente de alérgenos

Salsas
3

Adiós salsas

Las salsas parecen ser el condimento necesario para poner el broche de oro a las ensaladas veraniegas. De miel y mostaza, rosa o la clásica césar, todo un sinfín de aliños que hay que desterrar de nuestras elaboraciones, sobre todo, aquellos que son de bote: enmascaran el sabor del resto de alimentos y tienen un alto contenido en grasa. 

Los granos del arroz perfecto deben estar sueltos y completamente blancos, sin transparencias.
4

Pasta o arroz

Son uno de los alimentos más socorridos en la cocina, pese a que no sabemos cocerlos a la perfección. Sin embargo, su presencia en las ensaladas debe limitarse a ser un elemento más del plato y no el protagonista, dado su alto contenido en carbohidratos refinados

Ensalada César
5

Quesos, picatostes...

Las múltiples recetas de ensaladas incluyen alimentos como queso, picotostes de pan, frutas deshidratas... Estos condimentos aportan altos niveles de calorías, azúcar y otras sustancias cuyo abuso no es recomendable. 

Entonces, ¿qué puedo añadir a la ensalada? 

Aunque la lechuga sea el ingrediente estrella de esta receta, la huerta ofrece otras verduras que pueden ser las protagonistas del plato: apio, espinacas, rúcula, col, espaguetis de calabacín... Una vez decidido el alimento principal, los citados anteriormente no deberían incluirse en grandes cantidades en las ensaladas, pero, por ejemplo, si esta elaboración sirve como plato único, sí que debería incluir alguna fuente de hierro y proteínas como la caballa, la melva, el atún, el tofu, los berberechos... Los carbohidratos también deben formar parte del plato, siempre y cuando sean integrales, como el arroz integral o la quinoa. Añadir un puñado de nueces (si no se ha incluido pollo o atún), unas alcaparras o alguna porción de fruta fresca de temporada también es recomendable. 

En cuanto al aliño con el que dar por finalizada la receta, se pueden sustituir las salsas por vinagretas caseras con las que dar vida a las ensaladas, entre ellas, una vinagreta de berenjena. El aceite de oliva virgen siempre debe estar presente en estos condimentos, puesto que aporta múltiples beneficios al organismo. 

Etiquetas
Comentarios