Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

5 recetas de vinagretas caseras para dar vida a las ensaladas

Las ensaladas son grandes aliadas de la Operación y Bikini, y aprender a condimentarlas y aliñarlas con gracia es esencial para cumplir los objetivos.

Las ensaladas son una opción perfecta para cumplir con el 'Lunes sin carne'
Estos aliños son ideales para hacer de cada ensalada un plato único y delicioso.

Son fáciles de preparar, se adaptan a todos los gustos y son el acompañante perfecto para cualquier ensalada, ya sea la típica de lechuga iceberg o una más 'gourmet'. Además, son la ayuda perfecta para hacer frente a la Operación Bikini, pues permiten disfrutar de platos súper sabrosos sin que sumen más calorías diarias de las recomendadas.

Cinco vinagretas saludables para disfrutar de las ensaladas

Vinagreta de miel y mostaza. Es una de las más clásicas y, además de alegrar cualquier ensalada, también es perfecta para condimentar una buena carne o pescado. Su elaboración no requiere más de cinco minutos, y se necesita contar con un vaso de aceite de oliva virgen extra, el zumo de medio limón, una cucharada de mostaza de Dijon, una cucharada de vinagre balsámico de Módena, una cucharada de miel y pimienta al gusto. Solo queda mezclar con ayuda de un cucharón y servir.

Receta de salsa de mostaza casera con brandy.

Vinagreta de pistachos. Preparar este delicioso aliño no tiene pérdida, y tan solo es necesario contar con el zumo de medio limón, un diente de ajo picado, 2 cucharaditas de estragón fresco picado, una cucharada de vinagre rojo, una cucharadita de azúcar y dos de mostaza, sal y pimienta al gusto, una taza de aceite de oliva virgen extra y 30 gramos de pistachos picados. Dispuestos todos los ingredientes, tan solo queda mezclar todos los ingredientes a mano (si se quiere que quede más suelta) o con batidora (si se busca una salsa más ligada) y añadir a una ensalada de rúcula, tomate y mozzarella.

El campo aragonés ensaya con pistachos

Vinagreta de fresas. Quedan pocos días para disfrutar de esta deliciosa fruta, y hacerlo más allá del postre siempre es una buena opción. Con 100 gramos de fresas trituradas, una cucharada de azúcar blanco, medio vaso de vinagre balsámico blanco y uno entero de aceite de oliva virgen extra tenemos suficiente para aliñar una ensalada de espinacas frescas, queso de cabra y fresas frescas.

Las fresas, aliadas de la salud bucodental

Vinagreta de cilantro. El frescor del cilantro es perfecto para acompañar una ensalada de bacalao, tomate y cebollita de Fuentes, y qué mejor manera de hacerlo que con un delicioso aliño a base de aceite de oliva virgen extra, cilantro fresco y picado, el zumo de medio limón, una cucharadita de mostaza y sal y pimienta al gusto. Para preparar la vinagreta tan solo hace falta un bol y un cucharón de madera para ir removiendo hasta conseguir una pasta densa.

Ramillete de cilantro.

Vinagreta de berenjenas. Sofisticada y sorprendente, esta vinagreta se prepara con una berenjena asada, dos tomates, media cebolla, un pimiento verde, dos dientes de ajo, perejil fresco picados y mezclados con tres cucharadas de vinagre blanco, cuatro de aceite de oliva y sal. Es ideal para acompañar ensaladas templadas de pimientos asados, por ejemplo.

Berenjena a rodajas.

-Ver otras recetas de cocina

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios