Despliega el menú
Sociedad

Gastronomía

Heraldo Saludable

¿De qué están hechos los palitos de cangrejo?

Son ricos y socorridos, pero tienen poco de cangrejo...

Cangrejo ruso, surimi, chatka... muchos nombres para un mismo producto.
Cangrejo ruso, surimi, chatka... muchos nombres para un mismo producto.
Pixabay

No son el plato más sabroso del mundo, pero son socorridos, le gustan a todo el mundo y lo mismo valen para una ensalada, que para rellenar unas croquetas. Son los palitos de cangrejo, o surimi, que más de una vez solucionan una cena rápida cuando nuestra nevera anda escasa de oferta.

A pesar de su nombre, tienen poco de cangrejo. Están hechos a partir de la carne de pescados abundantes y con poca salida comercial, como el abadejo de Alaska, la corvina, la platija o la merluza (muy común en nuestra cocina, pero poco valorada en otros países). A esa materia prima se le quita el agua y se obtiene así una pasta que se mezcla con azúcar, sal y fosfatos.  Después, se congela y, posteriormente, se le añaden distintos aditivos -potenciadores del sabor, colorantes, saborizantes... -en función del producto final. Así, a partir de esa primera pasta pueden elaborarse palitos de cangrejo, gulas o sucedáneo de langosta, por ejemplo.

El surimi, pese al largo proceso de elaboración industrial, mantiene buena parte de las proteínas del pescado y tiene muy poca grasa y cantidades mínimas de hidratos de carbono. Su principal inconveniente nutricional es la gran cantidad de sal que se emplea en su elaboración y que lo hace poco recomendable para las personas con hipertensión. Para el resto, convendría no consumirlo más de dos o tres veces por semana.

Y ahora, ¿no les dan ganas de preparar un montadito de 'chatka'?

Etiquetas
Comentarios