Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

A los ochenta y sobre las tablas: músicos que desafían al calendario y siguen activos

Aunque tuvo que suspender su concierto en Veruela hace unos días por problemas de salud, Pablo Milanés (nacido en febrero de 1943) continúa actuando. No es el único de su quinta, y los hay más mayores

Pablo Milanés, durante el concierto que ofreció en Huesca el año pasado.
Pablo Milanés, durante el concierto que ofreció en Huesca el año pasado.
Rafael Gobantes

El 24 de febrero de 1943 vino al mundo Pablo Milanés, el trovador cubano que hace apenas unos días hubo de suspender por enfermedad su concierto en el Monasterio de Veruela, aunque el pasado 5 de marzo actuó en el Auditorio de Zaragoza y en febrero del año pasado hizo lo propio en el Palacio de Congresos de Huesca. Sigue en activo a sus 79 años largos; aunque los quebrantos de salud le han venido golpeando en los últimos tiempos, esa voz que lleva luciendo seis décadas sigue siendo una de las mejores que jamás se hayan oído en el contexto de la música popular en castellano, por no hablar de la inmensa calidad de sus versos. 

Otro que no enhebra nada mal los endecasílabos es Joan Manuel Serrat; el catalán está en gira mundial de adiós a los escenarios desde principios de año, y parará dos noches en las fiestas del Pilar, el 12 y 13 de octubre en el pabellón Príncipe Felipe. El ‘noi del Poble Sec’ también nació en 1943, aunque el 27 de diciembre: tiene 78 años, los mismos que Miguel Ríos (los cumplió el 7 de junio, es de 1944) que también tiene fecha de concierto prevista en Zaragoza: el granadino viene el 16 de septiembre a la sala Mozart del Auditorio, con su nueva banda The Black Betty Trío guardándole las espaldas  

El cubano Roberto del Pino es de Santa Clara, en el centro de la isla. Fundó hace media vida (24 de sus 48 años) el grupo Vocal Tempo, con el que ya visitó Zaragoza por primera vez en 1999. Es líder de Fulanito de Tal y también el actual 50% del tándem creativo y musical Los Guajiro junto al turiasonense Jorge Martínez. Se ha relocalizado en Alcalá de Henares tras más de 15 años en Zaragoza, y ve a Pablo Milanés como un regalo para la música. “Pablo está delicado de salud desde hace tiempo, fue una pena lo del otro día en Veruela. Lo que pasa es que no quiere parar, y creo que eso también ayuda a que se mantenga vivo y activo”.

Hace apenas un mes, Milanés dio un concierto en Cuba. “Sí -corrobora Del Pino- fue a La Habana a tocar, con la idea en la cabeza de que era una oportunidad que no podía perderse; aquello fue increíble, muy emotivo, varios amigos allá presentes me lo contaron. Lo habían ubicado en la sala Avellaneda del Teatro Nacional, pero con las invitaciones a organismos oficiales ya estaba casi todo lleno, así que finalmente se pasó a la Ciudad Deportiva, y ahí me dicen que llegaron casi 30.000 personas”.

Pablo Milanés es del Oriente de la isla (nació en Bayamo) y lleva muchos años fuera de Cuba. “Es de los que ha sido crítico con el oficialismo, nunca lo han podido callar. Lo que pasa es que es lo más grande que tenemos en la cultura cubana, o al menos eso pienso”, apunta Del Pino. “Por cierto, en Zaragoza está Toni Matute, que aunque es mucho más joven que Pablo lleva muchísimos años acá, es de los primeros músicos cubanos establecidos en Aragón; también es del Oriente de la isla, lo mismo que Ludmila Mercerón, que es mucho más joven aunque lleve también media vida en Zaragoza, y ambos tienen raíces musicales en la familia, siempre con proyectos interesantes”.

Otros veteranos en activo

Caetano Veloso ya tiene el ocho delante en su carné de identidad. El vate bahiano cumplió este domingo 7 de agosto sus primeros 80 años de vida. “Otro maestro, y otra escuela inmensa la de los cantautores en Brasil. Tuve la suerte de visitar el país con Vocal Tempo y he mantenido el contacto con muchos músicos que luego hemos recibido por aquí. Recientemente, por cierto, conocí a un talento inmenso de aquella tierra, Leo Minax, que ha venido a actuar a Zaragoza y que reside en Madrid”, explica Del Pino.

En el mundo anglosajón, los ejemplos de talentos que rozan o rebasan las ocho décadas de vida empiezan por dos artistas de la quinta del 43, Mick Jagger y Keith Richards. Echando atrás el calendario aparece uno de su quinta, Paul McCartney, que al igual que Ringo Starr (el otro Beatle vivo) ya alcanzó los 80: en el caso de Sir Paul, este mismo año. McCartney no solamente sigue en activo, sino que sus conciertos son auténticos dechados de energía y electricidad. 

No obstante, Alfonso Vicente-Gella -que abandera el proyecto musical zaragozano Pux y es fiel seguidor del zurdo bajista de Liverpool- aclaraba que le convendría hacer algún ajuste en sus presentaciones. "Al verlo dan ganas de hacerse vegetariano: sísicamente está que se sale, pero los que le seguimos desde hace décadas sufrimos un poco. Lo he visto en las cuatro giras que ha hecho por España entre 1989 y 2016,  y podría al menos bajar algún tono el repertorio, o adaptar el espectáculo a sus condiciones actuales, va un poco justo". 

Alfonso puntualiza que "a mí sus últimos discos me gustan, y su nueva voz, débil, queda hasta bien en algunos temas. Es otro McCartney. Me fastidia que se empeñe en seguir intentando ser el mismo McCartney que hace 30 años, sin tener ya la voz adecuada para eso, y repitiendo repertorios. Casi preferiría que se retirase de los escenarios y siguiese haciendo discos con cosas tan buenas como las que encuentras en sus tres últimos; hay quienes me critican cuando digo esto, y lo entiendo si no han visto sus últimas giras. Supongo que llenar estadios debe ser como una droga para él. Vaya, que haga lo que quiera, que se lo ha ganado".

El récord de esta lista lo ostenta sin duda el neoyorquino Tony Bennett, que nació en plena ley seca (1926) y que celebró su gira de despedida de los escenarios en 2021, con Lady Gaga escoltándole en algunas de sus presentaciones. Gaga extendió esta colaboración al registro de seis canciones en el formato ‘Unplugged’ de MTV, grabado en la Fundación Ángel Orensanz de Manhattan el 2 de julio de 2021 y emitido el 16 de diciembre del año pasado. El repertorio, compuesto por versiones de Cole Porter (con dos pinceladas que recordaron a Irving Berlin y Kaye Ballard) estuvo compuesto de seis temazos: ‘Night & Day’, ‘Love For Sale’, ‘Steppin Out With My Baby’, ‘I’ve Got You Under My Skin’, ‘Let’s Do It’ y, como cierre, ‘Fly Me To The Moon’.

De Bob Dylan (Duluth, Minnesota, 1941) poco hay que descubrir. Bueno, los datos ayudan: con la llegada del otoño tiene gira europea, 25 fechas en un mes, sin parada española. Durante décadas ha girado más de 200 días anuales y su último disco de estudio, 'Rough and Rowdy DaysDays (2020) es una maravilla. Además, ganó el Nobel de Literatura de 2016, premio polémico donde los haya, que la Academia Sueca le otorgó con pleno convencimiento. Algo más veteranos son Willie Nelson y John Mayall, texano el primero e hijo del condado de Chesire el segundo. Country por un lado, blues por el otro. Desde 1933 pateando el mundo. Nelson actúa en el Ting Pavillion de Charlotesville (Virginia) este martes 9 de agosto, mientras que Mayall, sin conciertos en el horizonte por el momento, actuó esta pasada primavera en varias localidades californianas.

Otra ilustre octogenaria que continúa dándole al diapasón es la italiana Mina Mazzini, Mina a secas para sus seguidores, nacida en 1940. Su caso es bizarro: en 1978 se retiró de la vida pública y los conciertos, por lo que mucha gente (hasta que mira en Google) piensa que está muerta o lejos de la actividad musical. Ninguna de las dos cosas: ha seguido grabando durante décadas, a un ritmo tremendo, y su primer disco data de 1960.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión