Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

LOS ARTISTAS DE MI MUNDO. 'artes & letras'

Gonzalo Tena, Teruel como lugar de la pintura y del retorno a los orígenes

La personalidad del creador turolense, galardonado con el Premio Aragón-Goya de 2017, ajeno a casi todo lo que rodea al arte

Los artistas de mi mundo. Gonzalo Tena.
Gonzalo Tena en la presentación de una de sus exposiciones.
Jorge Escudero.

Gonzalo Tena (Teruel, 1950) perteneció al grupo de profesores como José Antonio Labordeta, José Sanchís Sinisterra, atraídos por el teatro, y de compañeros con inquietudes diversas como Federico Jiménez Losantos y Antonio Maenza. Pasó a estudiar Bellas Artes en la Universidad de Valencia, sin que le convenciera lo más mínimo, razón por la que pasó a estudiar lo mismo a Barcelona. Aquí amplió sus amistades con gentes venidas de Zaragoza como el propio Losantos, José Manuel Broto, Javier Rubio, después con Xavier Grau, con quienes formaría el 'Grupo de Trama', entre los años 1974 y 1978.

El que estas palabras escribe tuvo un recorrido más o menos paralelo en estos menesteres. Yo vivía en Teruel, estudié un año en el mismo instituto, el llamado entonces Ibáñez Martín y ahora Río Turia, estudié los dos primeros años de Filosofía y Letras en Zaragoza y pasé a estudiar la especialidad de Historia Moderna en Barcelona. En Teruel se conoce casi todo el mundo y por el bar de tapas de mis padres pasaban de vez en cuando las personas descritas para tomar algún aperitivo o merienda. Era pues un conocimiento cercano. Por otro lado las influencias de la izquierda en el tardo franquismo nos influyeron mucho en la universidad del momento.

La verdad es que Gonzalo Tena en Barcelona se adscribió a la corriente surgida en Francia llamada 'Supports / Surfaces', quizás más conocido entre nosotros como 'pintura-pintura'. Aquí se seguían los planteamientos teóricos de un marxismo-maoísmo mezclado con planteamientos freudianos; en cuanto a la pintura, reivindicaban su uso en un momento de auge de los planteamientos de un arte conceptual, también de izquierdas, en la órbita del partido comunista, PSUC en Cataluña. 

Quizás por esa valoración de la pintura, Tàpies apadrinó al 'Grupo de Trama' para que mostraran sus pinturas en la prestigiosa Galería Maeght en 1976. Gonzalo Tena, que es una persona reflexiva y de planteamientos intelectuales, era el que seguía los planteamientos de Pleynet y Tel Quel y teorizaba su aplicación a la pintura, al hecho de pintar, de mancharse las manos pintando. Hay que reconocer que el grupo tuvo éxitos expositivos en la galería Maeght barcelonesa y en la galería Buades en Madrid y expuso en diversas ciudades y acompañañó sus muestras con textos que profundizaban en los planteamientos artísticos.

Gonzalo Tena pasó a vivir sucesivamente en Haro (La Rioja), en Granada y en Guadix y podemos decir que entre 1983 y 1989 desapareció de la escena expositiva -que no de la creativa- que llevó a más de uno a considerarlo “perdido para el arte” y es que una ausencia de seis años es demasiado tiempo para un mundo artístico lleno de amistades, contactos, galerías, clientes y todo ese mundo que rodea al arte. Sin embargo Gonzalo Tena vuelve a su ambiente en 1989 de la mano de dos hechos: una exposición organizada por el Museo de Teruel y la concesión de la Beca Endesa en su primera edición. Emprendió de nuevo su peculiar recorrido por el arte. Si por algo significativo se caracteriza Tena es por ser un artista de una fuerte personalidad, que vive alejado del mundanal ruido.

Gonzalo Tena ha tenido muchas etapas, varios registros artísticos y siempre con una gran coherencia. Pasó a despreciar el color, mostrando el predominio del negro, del no color, ha practicado la figuración críptica, ha mostrado sus inclinaciones hacia el cómic, ha basado sus planteamientos en la palabra, en la escritura, ha pintado sin pintura a través del color de las cartulinas. Su gran pasión ha sido Gertrude Stein y sus planteamientos novedosos de escritura. Ha trabajado sobre planteamientos de Ludwig Wittgenstein sobre el color, ha trabajado y analizado a Bruegel el Viejo y su Torre de Babel. Gonzalo Tena piensa que esa torre es helicoidal y no telescópica.

Los artistas de mi mundo. Gonzalo Tena.
El artista turolense, marcado por el mudéjar, obtuvo el Premio Aragón-Goya de 2017.
Jorge Escudero.

Gonzalo Tena, en varias entrevistas, ha reiterado que Teruel es un lugar excelente para pintar, para desarrollar cualquier tarea creativa, llegando a afirmar que se pueden hacer las mismas cosas que en Berlín y que no cree mucho “en eso de los grandes ambientes, eso es una cosa del mercado del arte”. Se entiende que Tena vive de nuevo en Teruel. En 2018 fue distinguido con el Premio Aragón-Goya de 2017.

El artista tiene un recorrido muy importante en ese mundo del arte un poco despreciado. Sus obras están en el Reina Sofía, en el Museo de Teruel, en la Academia de España en Roma, en el Pablo Serrano de Zaragoza, en la Cortes de Aragón, en el Patio Herreriano de Valladolid, en el Museo d’Art Contemporani de Barcelona, en la Fundación March, en la Fundación Endesa, en la Fundación Santa María de Albarracín, donde participó en sus 'Estancias Creativas', y en el Museo Salvador Victoria, entre otros lugares.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión