Despliega el menú
Ocio y Cultura

LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL. 'ARTES & LETRAS'

Ernesto Navarro: "Los cuentos son literatura con mayúsculas"

El escritor, ilustrador y editor, un enamorado del jazz al que le dedica muchos dibujos, publica 'Cuentos de temporada' en su sello Pintacoda

Ernesto Navarro publica 'Cuentos de temporada'.
Ernesto Navarro con algunos de sus libros.
Pintacoda.

¿Qué es Pintacoda? ¿Qué tipo de editorial quieren ser?

Pintacoda es una pequeña editorial independiente. Fundamos la editorial con la intención de publicar nuestros proyectos de libros ilustrados. Ya teníamos experiencia publicando en otras editoriales, pero se hacía difícil establecer una continuidad y sobre todo hacer lo que nosotros queríamos, fuera de fórmulas comerciales. La autoedición era una puerta y decidimos abrirla. Ahora tenemos una carga de trabajo menos ‘artístico’ pero también participamos de todos los procesos de creación de un libro. Al estilo de los editores renacentistas pero con computadoras. Quizás lo más duro de la cadena del libro sea la distribución y la venta, donde te enfrentas a un sistema establecido que no siempre premia la calidad o el esfuerzo. Lo más gratificante son las ferias y el contacto con el público. Al estilo de los mercaderes renacentistas pero con datáfono.

Recuérdenos quiénes la han creado...

Pintacoda somos dos profesores de la Escuela de Arte de Zaragoza. César Ordóñez y yo, Ernesto Navarro. César Ordóñez ha trabajado en el mundo de la animación y el humor gráfico. Su estilo de humor es blanco y visual, al estilo de los clásicos de Bruguera como Vázquez o su adorado Jan. César es una enciclopedia en cuanto al mundo de los clásicos del cine, animación y cómic. Siempre tiene una respuesta o una cita para alegrar una conversación.

¿Y usted, Ernesto, qué es: ilustrador, escritor, editor, melómano?

He dicho que era editor y mercader. Pues también soy escritor e ilustrador. Respiro ese espíritu renacentista de pasión por el conocimiento y el arte, para bien y para mal, a veces preferiría una vida más sosegada. Desde niño me ha gustado construir historias y dibujar. Decidí seguir al corazón y me lancé a estudiar Bellas Artes y no ingeniería. Me gradué con el cambio de siglo en la etapa en la que el diseño gráfico se universalizó. Después aprobé unas oposiciones en la Escuela de Arte y todavía sigo allí. Como bien apunta también soy músico aficionado, soy un enamorado de mi instrumento, el saxo tenor y por ende del jazz, un género musical donde el saxo es fundamental.

Primero fueron sus 'Cuentos de Navidad', que parece un antecedente muy claro de su nuevo libro. Dos ediciones. ¿Qué buscaba y cuál es el balance?

Yo venía del libro álbum, el formato más solicitado en la literatura infantil. Había publicado, ‘El Apestamelgas’, ‘Spidercat’ y ‘Laszlo’. En aquella época me encontré con varios cuentos de temática navideña y con muchas más ideas. Todo esto se materializó en ‘Cuentos de Navidad para niños y padres’. Apliqué mis conocimientos de diseño para construir un libro especial, con una cubierta muy ornamentada con estampados en oro. El balance fue muy positivo, ha tenido muy buena acogida en estos dos años. El único handicap de este libro es que es estacional, que fuera de la época navideña no existe.

¿Cómo define sus ilustraciones?

Soy bastante ecléctico. Me gusta hacer referencias a estilos artísticos y gráficos. Intento no simplificar y no ilustro para niños como si fuera uno de ellos, no lo soy. Tampoco me siento cómodo infantilizando los dibujos ni las historias. Si un niño pudiera ilustrar y escribir como Maurice Sendak lo haría. En cuanto a la técnica yo busco siempre la plasticidad. Juego mucho con la texturas y superposiciones. Hago muchos estudios de color y composición. Intento experimentar y descubrir técnicas y procesos nuevos.

¿Qué es para usted un cuento o cómo pueden ser los cuentos? Publica ‘Cuentos de temporada’?

Para mi los cuentos son literatura con mayúsculas. No creo en las fórmulas o en los textos didácticos. En mis cuentos hay aventuras, disparates, emoción, nostalgia, humor… Me gusta el imaginario infantil y su idiosincrasia. De adultos perdemos la fantasía, la credulidad, somos demasiado pragmáticos. Así es imposible que ocurra algo maravilloso en nuestras vidas.

"Busco siempre la plasticidad. Juego mucho con la texturas y superposiciones. Hago muchos estudios de color y composición. Intento experimentar y descubrir técnicas y procesos nuevos"

Hay cuentos breves, cuentos más largos, cuentos que parecen retratos literarios o perfiles. ¿Cómo se planteas un cuento y de dónde vienen los suyos?

Ernesto Navarro publica 'Cuentos de temporada'.
Detalle de la portada del libro.
Ernesto Navarro.

Los míos vienen de la inspiración buscada. Me gusta tomar una idea o un concepto y hacer un 'crossover', darle la vuelta, cuestionarlo, triturarlo... hasta que sale algo original: un vampiro en la noche más corta del año, unos gnomos buscando setas en otoño para construir una casa, un profesor en una escuela de pequeños robots...

¿Por qué busca siempre una idea o unidad en cada libro: la navidad, las cuatro estaciones…?

Creo que una colección de cuentos tiene que tener un sentido. Por encima de las historias individuales tiene que haber un concepto que sirva para realizar un conjunto coherente.

¿Es un cuentista divertido, entretenido, socarrón? Su libro está lleno de guiños, bromas, homenajes.

Sí, cuando estoy con niños me gusta jugar con ellos, con el lenguaje, sacarlos de lo predecible y llevarlos a situaciones absurdas y sin sentido. Los niños te acompañan siempre, me encanta cuando juntos logramos un cortocircuito mental. Cuando escribo también soy de esta manera. En ocasiones también soy nostálgico o busco simplemente la emoción.

¿Cómo sueña su carrera?

No pienso en el futuro, me da pánico. Me asusta el éxito y más aún el fracaso. Sólo pienso en hacer cosas, más que nada porque lo necesito. Mi objetivo es disfrutar mientras las realizo sin pensar en las consecuencias.

"Sólo pienso en hacer cosas, más que nada porque lo necesito. Mi objetivo es disfrutar mientras las realizo sin pensar en las consecuencias"

¿Por qué, además, ha creado una editorial con César Ordóñez?

Fue para dar salida al torrente creativo. Llegamos a un momento en que la única manera de continuar haciendo proyectos era la autoedición. Ahora incluso hemos comenzado a publicar a nuevos creadores de nuestro entorno de la Escuela de Arte. Hay muchachos que merecen una oportunidad. 

Creo que es de conocimiento general que el mundo del libro no es un negocio lucrativo. Somos uno más de los que estamos en esto por Amor al Arte. Es un pena que hayamos llegado a este mundo en un momento de tanta incertidumbre, por el contrario, es un buen momento para la autoedición. Siempre hay cosas positivas.

Ernesto Navarro publica 'Cuentos de temporada'.
Detalle de James Brown.
Ernesto Navarro.

¿Qué le da el jazz? Le ha dedicado más de una docena de dibujos muy trabajados.

El jazz y sus antecedentes como el blues y el ragtime son los géneros musicales de los que ha nacido prácticamente toda la música moderna. Aunque nació como una música popular, su continua evolución y su carácter experimental la han llevado a ser una música minoritaria. Para mi el jazz es una música que consigue crear una atmósfera ideal para trabajar en ilustración. Por su carácter abstracto y aleatorio consigue envolverte y crear un caldo de cultivo extraordinario para la creación. Por otra parte, al ser músico aficionado siempre disfrutas con las interpretaciones de los artistas de jazz. Puedes distinguir la personalidad de los interpretes a través de su sonido: la suavidad de Stan Getz, la calidez de Lester Young, la vehemencia de Dexter Gordon o la perfección de John Coltrane.

Etiquetas
Comentarios