Despliega el menú
Ocio y Cultura

Literatura infantil y juvenil

Rosa Tabernero: "Arte e infancia son dos conceptos inseparables"

Rosa Tabernero Sala, profesora de la Universidad de Zaragoza, coordina el ensayo coral ‘El objeto libro en el universo infantil’ (PUZ). Habla sobre el álbum, el eco de Aragón en la literatura y cómo leer y ver los cuentos.

Rosa Tabernero, afincada en Huesca, dirige uno de los másteres más prestigiosos de Literatura Infantil y Juvenil de España.
Rosa Tabernero, afincada en Huesca, dirige uno de los másteres más prestigiosos de Literatura Infantil y Juvenil de España
Rafael Gobantes

¿Quién es Bruno Munari?

Bruno Munari es uno de los referentes indiscutibles cuando se habla de diseño, arte, creatividad, infancia, curiosidad, juego, experiencia sensorial y, sobre todo, del libro como uno de los objetos más sugerentes.

¿Qué le deben los editores, los autores y los diseñadores?

Muchos de los aspectos de la edición de hoy vuelven la mirada al universo de Munari. Por seleccionar alguno, yo hablaría de la importancia del soporte, del libro como objeto físico, en la construcción de la historia, del discurso. Decía Marie Bonnafé que los niños "leen con las manos" y podríamos considerar que los adultos también lo hacemos.

De modo sencillo, ¿cómo define el libro álbum?

El álbum podría definirse como un discurso construido por tres elementos vinculados entre sí: soporte, imagen y palabra.

"El niño necesita reconocer patrones para vivir y para jugar"

¿Qué características básicas tiene? Decía la ilustradora Ana Lartitegui que en el álbum todo está vinculado...

Ana conoce como nadie cómo funciona el álbum y ella siempre habla de la necesidad de entender que la vinculación entre los tres elementos que señalaba anteriormente –soporte, imagen y palabra– resulta esencial y un buen álbum debe observar esa vinculación. Además el álbum presenta un ritmo de lectura peculiar puesto que el lector debe decidir entre avanzar en el paso de página para continuar la historia o detenerse en la contemplación de la imagen. Un detalle como este implica que el lector debe colaborar activamente con el libro.

Hay muchos cuentos ilustrados para niños. Cuidados. Elegantes. Donde todo ha sido bien planificado. ¿Cuáles serían álbumes o cuáles no?

Serían álbumes aquellos libros en los que existe una interdependencia entre el soporte, la imagen y el texto, de tal modo que ninguno de los tres elementos mencionados tiene sentido de forma aislada. Pongo un ejemplo ya clásico: ‘Donde viven los monstruos’ de Maurice Sendak. Para mí este álbum constituiría algo parecido a la perfección. Sin duda.

"‘Donde viven los monstruos’ de Maurice Sendak, para mí, encarna la perfección»
Portada de Maurice Sendak
Portada de Maurice Sendak

A la hora de comprar, ¿qué debemos buscar? La magia del color, el valor de la historia, el humor...

A la hora de comprar debemos mirar y leer tranquilamente y adquirir aquellos libros que nos inviten a la lectura y a la relectura, aquellos libros en los que la primera lectura nos haya sembrado la inquietud de que algo se nos escapa, de que lo más importante se esconde entre las líneas. El lector tiene la sensación de que tan importante es lo que se dice como lo que se calla.

Vayamos con los libros-acordeón o libros ‘leporello’. ¿Son un buen ejemplo de libro objeto, de escultura de papel, de obra de arte, antes que nada?

Este tipo de libros es, sobre todo, un ejemplo de obras de arte en las que el sentido depende de la manipulación del lector. Tener en las manos obras como las de Katsumi Komagata, Kveta Pakovskà, Enzo Mari o Warja Lavater es disfrutar de los prodigios del libro como escultura.

Un libro 'leporello' de lujo
Un libro 'leporello' de lujo

Recuérdenos de tres a cinco títulos que podamos adquirir y que tengan algo especial...

Si tuviera que elegir ahora mismo, me quedaría con la belleza delicada de ‘Ver la luz’ de Emma Giuliani (Kókinos) y con la cadencia poética de ‘Un jardín’ de Isidro Ferrer y María José Ferrada (A buen paso).

"El álbum se define por el soporte, la imagen y la palabra"
'¿Hay un perro en este libro?'
'¿Hay un perro en este libro?'

Habla en el libro mucho de solapas. ¿Qué quiere decir?

Los libros de solapas son aquellos que se basan en el juego con lo escondido. Estos libros ocupan un lugar muy importante en la infancia por la importancia que adquieren la curiosidad y la sorpresa, una sorpresa, además, sobre la que el lector vuelve una y otra vez porque así reconoce el mecanismo de la ficción y de la vida. Es siempre un juego con lo que está oculto. ‘¿Hay un perro en este libro?’ de V. Schwarz o ‘Flora y el flamenco’ de M. Idle (Bárbara Fiore) podrían servir de ejemplos actuales. Digo actuales porque no se puede olvidar aquí, una vez más, el magisterio de Munari en ‘Buenas noches a todos’ (Niño), por ejemplo.

'Flora y el flamenco'
'Flora y el flamenco'

¿Por qué se escriben tantos cuentos con estructuras reiterativas, de esos donde la acción se repite con un elemento más y luego se cierra el puzle?

Las estructuras reiterativas son características de la tradición popular y se adaptan a la infancia de una manera natural porque el niño necesita seguridad, está descubriendo el mundo y busca lugares seguros donde conjurar el miedo a lo desconocido. De algún modo, necesita dominar una parte de su universo, saber qué vendrá después. Necesita reconocer patrones para jugar y para vivir.

¿Qué ha pasado en Aragón en estas dos décadas largas? ¿Qué lugar ocupa, de veras, Aragón en la literatura infantil y juvenil de España?

De veras: Aragón ocupa en la literatura infantil y en la juvenil un lugar de honor. En las dos últimas décadas se ha producido una consolidación de lo que hace 20 años entendíamos como emergente en todos los ámbitos de la literatura infantil y juvenil.

Esta vez no quiero hablar de edades de oro o de plata sino de evidencias como la organización de eventos nacionales relacionados con la literatura infantil y juvenil que tienen que pasar obligatoriamente por Aragón. Creo que no me equivoco si hablo de un triángulo Madrid, Barcelona, Zaragoza, en lo que a la literatura infantil y juvenil se refiere. Y esto tiene que ver con la calidad de los escritores, ilustradores, editores, diseñadores, contadores, maestros, libreros, bibliotecarios, revistas especializadas, etc. Aragón es territorio de referencia indiscutible en literatura infantil y juvenil.

¿Cabría hablar de ilustradores aragoneses en estado de gracia casi permanente? Pienso en Isidro Ferrer, Antonio Santos, Elisa Arguilé, David Guirao, Alberto Gamón, Javier Sáez Castán, Blanca BK, Javier Hernández, que además es editor...

Cabe hablar de unos ilustradores consolidados –en gracia permanente, bien es verdad– que destilan una madurez espléndida en su obra y hay que mencionar también la presencia de valores jóvenes que muestran una creación de gran interés. Prueba de ello es la exposición ‘Paseando la mirada’ o ese ‘Palacio ilustrado’ que se inauguraba hace unos días. Sin obviar, por supuesto, las magníficas muestras dedicadas a Isidro Ferrer y Antonio Santos en el edificio Paraninfo de la Universidad.

El artista oscense Antonio Santos es una de las figuras aragonesas y nacionales de la ilustración. Resume en el Paraninfo media vida en ‘El oficio de ilustrar’
El artista oscense Antonio Santos es una de las figuras aragonesas y nacionales de la ilustración. Resume en el Paraninfo media vida en ‘El oficio de ilustrar’
Francisco Jiménez

¿Qué les debemos a Pepe Serrano, Daniel Nesquens, Fernando Lalana, Ana Alcolea...?

Les debemos lo más buscado ahora mismo en la literatura infantil y juvenil: contar con palabras historias de una calidad literaria indiscutible. Y aún más: les debemos la reivindicación sostenida a través de su trabajo de la importancia de la literatura para niños y jóvenes.

¿Qué pinta ‘El objeto libro’ en el universo infantil?

El libro como objeto es fundamental en la infancia. A los niños le gusta tocar, experimentar, crear sensaciones. Es curioso que en plena era digital, la edición haya reforzado y fortalecido los aspectos materiales del libro y ha mostrado su vitalidad más que nunca. Tocar, manipular, oler, sentir las texturas, todo ello es imposible en la pantalla y es condición indispensable en el arte.

¿Cómo conviven arte e infancia?

Arte e infancia son –tienen que ser– conceptos inseparables para asegurar los cimientos de un pensamiento crítico, tan necesario en nuestros días. En un momento en el que todo es excesivamente ruidoso y apresurado y la inmediatez y lo efímero son notas dominantes en la comunicación, conviene aferrarse a la solidez del libro como objeto para adquirir un punto de serenidad tan necesario ahora mismo.

¿Cómo se deben y leer los ilustrados?

Los libros ilustrados se deben leer con tiempo, tranquilamente, sin prisas. Una y otra vez. Adivinando entre líneas lo que el texto calla y la imagen muestra. Con ese ritmo peculiar que mencionábamos más arriba, entre la contemplación del detalle y la sucesión de la historia. En compañía y en soledad, como la vida misma.

Etiquetas
Comentarios